Frases de motivación para trabajar la fuerza de voluntad en los niños

Cómo hacer que tus hijos encuentren la fuerza que tienen en su interior para lograr lo que deseen

Sandra Llorente

Aunque la fuerza de voluntad es algo que nace de nuestro interior, como padres podemos ayudar a nuestros hijos a encontrar su propia fuerza de voluntad con expresiones que les hagan motivarse y creer en ellos mismos. ¡Aquí encontrarás frases de motivación para trabajar la fuerza de voluntad en los niños!

Qué es la fuerza de voluntad

definiendo la fuerza de voluntad

A veces nos frustramos al ver que nuestros hijos prefieren hacer otra cosa antes que intentar lo que de verdad desean. Dentro de nuestro corazón sabemos que debemos ayudarles a ser más fuertes y autónomos y a lograr todo lo que se propongan. Sin embargo, por más que lo intentemos no siempre lo logramos y nuestras palabras de ánimo no funcionan con nuestros hijos. ¿Por qué? Quizás estamos enfocando mal lo que les decimos a nuestros hijos.

En primer lugar, ¿sabemos exactamente lo que es la fuerza de voluntad? La fuerza de voluntad es un impulso que está dentro de nosotros y con el que superamos obstáculos y logramos las metas que nos propongamos. Esta energía interior es parte de nosotros desde que nacemos.

Para aprender a gatear o a andar hemos necesitado fuerza de voluntad; para aprender a escribir o defendernos por primera vez tuvimos que usar nuestra fuerza de voluntad; para levantarnos cada mañana para ir a la escuela y como adultos al trabajo usamos nuestra fuerza de voluntad. Y así, podríamos describir miles de situaciones a lo largo de nuestra vida en las que hemos usado nuestra fuerza interior, ya sean situaciones de necesidad primaria o secundaria.

Nuestros hijos también tienen esa fuerza de voluntad dentro de sí, y la empezaron a usar en el momento en que empujaron para nacer o buscaron por primera vez su alimento. Cuando un recién nacido es puesto sobre el torso desnudo de la madre, este repta hacia el pecho para tomar su primer alimento. Aún sus músculos no tienen fuerza y apenas saben moverse, pero su fuerza de voluntad es tal que son capaces de hacer lo imposible.

Muchos aseguran que la fuerza de voluntad puede desarrollarse y mejorarse, pero teniendo en cuenta que es un impulso interior que tenemos desde que nacemos, es posible que el problema esté en que durante nuestra crianza tendemos a mitigar este impulso, por lo que después debemos reaprenderlo, redescubrirlo en nuestro interior. Así, cada vez que solucionamos la vida de nuestros hijos sin dejar que al menos ellos intenten participar, estamos mitigando su fuerza de voluntad.

Por tanto, lo primero que como papás y mamás debemos aprender es a confiar en nuestros hijos y dejar que al menos lo intenten. Esta actitud permitirá que para ellos sea natural usar su impulso interior y a medida que vayan creciendo les cueste menos hacer caso de su fuerza de voluntad ante situaciones de apatía o dificultad.

La fuerza de voluntad tiene que ver con nuestro autocontrol, con nuestra capacidad de controlar nuestra conducta hacia aquello que queremos o deseamos. Teniendo en cuenta esto, es difícil que consigamos que nuestros hijos usen su propia fuerza de voluntad para hacer algo que realmente no desean, ¿verdad? Es decir, se suele creer que, por ejemplo, hacer que todos los días se laven los dientes tras cada comida ayuda a mejorar su fuerza de voluntad, pero esto es una rutina que se puede adquirir.

Su verdadera fuerza de voluntad emergerá cuando de verdad comprendan que al lavarse los dientes lograrán evitar que se infecten y para tener el objetivo de no tener caries decidan por ellos mismos lavarse los dientes, incluso aunque no les guste. Por supuesto, aprender a adquirir rutinas es importante para los niños, más si tienen que ver con rutinas saludables. Pero este ejemplo es indispensable para que cualquier padre o madre entienda en qué enfocarse cuando desean ayudar a sus hijos a sacar la fuerza de voluntad innata que tienen dentro. Es decir, no se trata de obligarles a lavarse los dientes, sino de ayudarles a entender que forma parte de su bienestar.

Por tanto, es primordial que te enfoques en aspectos positivos para ayudar a tus hijos a tener más fuerza de voluntad, ya que será mucho más sencillo que tus hijos descubran su fuerza interior. Es importante también que sientan que confías en ellos, con todo lo que ello implica, como por ejemplo dejar que resuelvan por ellos mismos cierto problema, aunque estemos ahí para apoyarlos si lo necesitan.

Frases para aumentar la fuerza de voluntad en los niños

frases sobre la fuerza de voluntad en niños

Dentro de la fuerza de voluntad podemos observar, como explican desde la Fundación Canfranc en su estudio '¿Suerte o destino? Instrumento para sacar tu mejor yo: tu voluntad', algunas señales que nos indican falta de voluntad como retrasar el inicio de una labor, dar prioridad en la acción a actividades que son más fáciles en lugar de las importantes y urgentes o esperar a tener el ánimo suficiente para actuar.

Algunas frases de motivación pueden hacer que algo en nuestros hijos se despierte y entiendan que tienen un poder mayor que el que muchas veces la sociedad les otorga a los niños. Ese poder está en su interior, y nosotros como padres podemos ayudarles a que lo descubran con algunas frases positivas, de manera que adquieran confianza en sí mismos. Esto hará que se permitan emerger de su interior su propia fuerza de voluntad.

- Tu ayuda ha sido fundamental para lograrlo (algo que hagáis juntos). Sabía que podía confiar en ti.

- ¿Qué crees que podrías hacer para solucionarlo, para mejorar... etc.? —Ante un problema determinado, pregunta a tu hijo o hija y deja que busque una solución en su interior. Una vez que respondan...— ¡Muy bien! Es una gran idea, vamos a hacerla realidad.

- Siempre he sabido que tienes una gran capacidad para hacer lo que de verdad deseas.

- Tus ideas valen la pena, siempre debes intentarlo.

- Me encanta ver lo grande que te haces cuando te esfuerzas y trabajas duro.

- Hoy me fijé en que ayudaste a un amigo a (cruzar la calle, en una tarea, a que se integrara en el grupo.... etc.). Tienes un gran corazón y eres una inspiración para los demás.

- Es increíble lo bien que has recogido tu habitación, cuando te lo propones puedes hacer grandes cosas.

- Si es algo que deseas, busca la manera de lograrlo. Y si necesitas ayuda, siempre estaré a tu lado para apoyarte.

Frases que no funcionan para sacar la fuerza interior de nuestros hijos

frases que desmotivan

A veces creemos que estamos ayudando a nuestros hijos a que saquen su fuerza interior, pero en realidad estamos haciendo todo lo contrario. Principalmente sucede cuando nos concentramos en lo negativo y no en lo positivo. Te ponemos algunos ejemplos negativos y una idea de cómo sería más efectivo concentrándote en los aspectos positivos que ayuden a tu hijo o hija a sacar su fuerza de voluntad.

- Te he dicho que te laves los dientes después de cada comida, nunca haces bien lo que te digo. En lugar de esta demoledora frase, puedes decirle: '¿Recuerdas lo que hay que hacer después de cada comida? ¿Crees que podrías conseguirlo durante esta semana? Si te dice que no, tú le puedes contesta con un: Yo creo que sí podrías lograrlo, confío mucho en tu capacidad’.

- La bicicleta no es lo tuyo, mejor intenta otra cosa. No pasa nada... Cámbialo por 'Estoy segura de que con el tiempo lograrás dominar la bicicleta, yo estaré a tu lado cada vez que desees intentarlo, solo tienes que decirme cuándo deseas volver a montar'. Espera a que tu hijo sea el que tome la iniciativa, confía en su capacidad de autocontrol para decidir intentarlo de nuevo, no importa si es dentro de dos días o dos meses.

- Si no fueras tan vago tendrías mejores calificaciones. Prueba mejor con: '¿Recuerdas aquella vez que no podías, perseveraste y lo lograste? (Ponle un ejemplo de uno de sus logros) Confío plenamente en que si le pones ese empeño que tienes en tu interior lograrás mejorar tus notas'.

Puedes leer más artículos similares a Frases de motivación para trabajar la fuerza de voluntad en los niños, en la categoría de Motivación en Guiainfantil.com.