Cuidados durante el embarazo múltiple

Visitas al médico, alimentación, posibles problemas, durante el embarazo de gemelos

El embarazo no es una enfermedad, pero requiere una serie de cuidados de salud para que el bebé venga sano. Pero, si además, se trata de un embarazo múltiple extremar las precauciones nunca está de más. Las visitas al ginecólogo serán más numerosas y el control médico sobre el embarazo se verá incrementado a medida que avance la gestación.  

Está claro que una mujer embarazada de dos o más bebés tiene un margen de riesgo mayor de sufrir complicaciones durante el embarazo. El parto prematuro es una de las preocupaciones que circulan por la cabeza de los padres, así como la posibilidad de que los bebés nazcan con alguna discapacidad u otro problema.

Las visitas al médico de la embarazada de gemelos o mellizos

Cuidados para el embarazo de gemelos o mellizos

La mujer que espera más de un bebé deberá visitar a su ginecólogo-obstetra con más regularidad. Por lo menos, dos veces al mes durante los primeros tres meses, y una vez a la semana durante el tercer trimestre. A medida que se acerca el momento del parto, los chequeos y las exploraciones serán más frecuentes, principalmente para determinar si existe el riesgo de parto prematuro. En caso de que este supuesto se confirme, es posible que el médico recomiende reposo absoluto en casa o en el hospital y, en último caso, puede recomendar tratamiento con medicamentos que ayuden a retrasar el momento del parto.

Aunque la futura mamá no presente ningún síntoma de parto prematuro, normalmente el ginecólogo recomienda una reducción de las actividades diarias entre la 20ª y la 30ª semana del embarazo de la mujer. El especialista también controlará la presión arterial de la embarazada para descartar la presencia de preeclampsia, el ritmo de crecimiento de los bebés a través de exploraciones por ultrasonido o ecografías, así como el ritmo cardíaco del feto cuando está en movimiento.

El peso y la alimentación de la embarazada de gemelos o mellizos

El ritmo de crecimiento de los bebés dentro del útero es otra cuestión que preocupa especialmente a los ginecólogos, ya que la supervivencia de los bebés dependerá directamente del peso que tengan los bebés cuando nazcan. Algunos estudios consideran que un aumento de peso adecuado de la mamá en la primera etapa de su embarazo ayuda al desarrollo de la placenta, aumentando su capacidad para franquear los nutrientes a los bebés, pero no es lo único a tener en cuenta.

El riesgo de dar a luz a bebés con bajo peso depende de varios factores. La nutrición de la madre influye de manera determinante, pero también va a depender de la semana que elijan los bebés para nacer, ya que cuanto más tiempo aguanten en el útero materno más peso ganarán.

El aumento de peso de la futura mamá durante el embarazo depende de una buena alimentación a base de proteínas, calcio y carbohidratos. Un buen aumento de peso al principio es positivo en el caso de gestaciones múltiples, dado que estos embarazos suelen ser más cortos que los de un solo bebé. La cantidad de kilos que normalmente debe coger una mujer embarazada varía dependiendo de si va a tener uno, dos o más bebés.

¿Cuánto se puede engordar en el embarazo múltiple?

1. La embarazada que espera solo un bebé debe engordar de 11 a 13 kilos durante todo el embarazo.
2. La gestante que espera mellizos o gemelos debe coger de 15 a 20 kilos.
3. La futura mamá que espera trillizos, de 22 a 27 kilos.

Todo dependerá del peso normal de cada mujer. Además de eso, es importante ingerir líquido, principalmente agua cuando se está embarazada; el riesgo de contracciones prematuras -y de nacimiento prematuro- aumenta cuando la mujer está deshidratada. Algunos médicos recomiendan que las mujeres con embarazos múltiples consuman alrededor de 300 calorías más por día que una mujer que espera un solo bebé. Eso equivale a aproximadamente a 2.700 a 2.800 calorías al día. Su alimentación deber estar enriquecida con suplementos de vitaminas (siempre recomendadas por el médico), hierro y ácido fólico, que son muy aconsejables en este tipo de embarazos.

Posibles complicaciones del embarazo múltiple

Cuantos más bebés haya en el útero, más posibilidades tendrá el embarazo de tener complicaciones. Algunos estudios concluyen que 60 por ciento de los mellizos, más del 90 por ciento de los trillizos, y prácticamente todos los cuatrillizos, nacen prematuros. Y afirman que, en promedio, la mayoría de los embarazos de un solo bebé duran 39 semanas; los de mellizos, 36 semanas; los de los trillizos, 32 semanas; los de cuatrillizos, 30 semanas; y los de quintillizos, 29 semanas.

Los bebés con bajo peso son más propensos a presentar trastornos de salud después de su nacimiento, como pérdida de visión y de audición, discapacidades o retraso mental. Los avances en el cuidado de estos niños han crecido bastante. Las mujeres con embarazos múltiples también pueden presentar problemas de alta presión arterial relacionada con el embarazo (preeclampsia) y de diabetes. Pero, por lo general, son problemas que no representan riesgos para la salud de la madre ni la de sus bebés. Eso sí, si se aplica el tratamiento adecuado y a su debido tiempo.