Gastroenteritis en bebés y niños. Enfermedad infantil

Qué es la gastroenteritis. Los síntomas, las causas y el tratamiento

La gastroenteritis es la inflamación de la mucosa del estómago, que se denomina gastritis, mientras que la de los intestinos se conoce como enteritis.

Cuando son ambos órganos los afectados se produce una gastroenteritis, que es la irritación e inflamación del conjunto del tracto digestivo. Se presenta en la mayoría de los casos con síntomas como náuseas, vómitos, fiebre, dolor abdominal y diarrea (heces líquidas). Es una enfermedad contagiosa, sobretodo si es vírica. Es muy común en la infancia.

Síntomas de la gastroenteritis

Niño con gastroenteritis sentado en el retrete

La pérdida de apetito, seguida de diarrea, son los primeros síntomas de esta enfermedad. Luego se producen accesos de vómitos, con diarreas acuosa, dolores en la tripa, fiebre y extrema debilidad. Suele desaparecer al cabo de dos o tres días.

Causas de la gastroenteritis en niños y bebés

Está causada por una infección vírica, que se transmite con facilidad de una persona a otra por contacto individual, sin mediación de alimentos ni bebidas. Las bebidas y los alimentos contaminados por microbios también pueden producir gastroenteritis así como alimentos alérgicas como los mariscos, los huevos, o la carne de cerdo.

Otra causa posible de esta enfermedad es la alteración de la flora bacteriana natural del tracto digestivo. También los antibióticos pueden tener un efecto parecido, ya que actúan sobre la población bacteriana intestinal, alterando su equilibrio natural.

Tratamiento de la gastroenteritis en niños y bebés

Para tratar la gastroenteritis, se debe seguir 3 pautas:

1- Se debe guardar reposo en casa y beber gran cantidad de líquidos, para evitar la deshidratación. El niño debe estar bien hidratado.

2- Salvo los antitérmicos para bajar la fiebre, no se debe administrar al niño otro medicamento. Solo se usa cuando lo prescriba el médico.

3- Durante las primeras 24 horas no se deben ingerir alimentos, y hay que tomar sólo agua, zumo de zanahoria o té; deben ingerirse dos litros diarios, como mínimo, de líquido sin azúcar, ya que éste puede prolongar la diarrea. Manzanas, arroz blanco y pechuga de pollo son alimentos recomendados para una dieta en el tratamiento.

En los bebés lactantes no hace falta cambiar nada en su dieta. La madre debe seguir amamantándole igualmente. Lo mismo para los bebés que tomen biberón. Evitar el azúcar y los dulces, así como los alimentos grasos, y no forzar al niño a que coma.

La gastroenteritis: cuidados y prevención

La gastroenteritis se transmite de niño a niño. Por esta razón, es aconsejable aumentar las medidas de higiene, con el lavado de manos y limpieza en los alimentos. Aparte de eso, el niño con gastroenteritis no debe ir al colegio, guardería o parvulario. Se debe, eso sí, llevar el niño al médico cuanto antes.