Obesidad infantil. Entrevista a Carmen Pont

Hábitos de alimentación para evitar la obesidad infantil

Guiainfantil.com

La obesidad infantil es uno de los problemas de salud más graves que afecta a niños y niñas de todo el mundo. ¿Qué es la obesidad? La obesidad se caracteriza por el exceso de grasa corporal de los niños.

La falta de actividad física o sedentarismo, conciliada con una alimentación rica en grasas y para nada equilibrada, son los factores responsables del aumento de la obesidad en los niños. Lo dice la dra. Carmen Pont, especialista en Nutrición y licenciada en Farmacia, en esa entrevista a Guiainfantil.com.

Causas y consecuencias de la obesidad infantil

La obesidad infantil. Niños obesos y gordos

Para la Dra. Pont, es importante que los niños tomen una dieta variada, equilibrada y saludable, restringiendo alimentos que aporten calorías vacías y evitando 'picar' entre las comidas. Para evitar malos hábitos como el comer a todas horas, ella recomienda que los niños hagan 5 comidas diarias dentro de una alimentación sana y equilibrada: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.

¿Por qué la obesidad aumenta entre los niños y a qué edades?

La obesidad afecta especialmente a los niños entre los 6 y los 10 años de edad. En ausencia de otras patologías o de factores genéticos, la obesidad aumenta porque se produce un desequilibrio energético debido a que la energía ingerida es superior a la gastada, y este exceso de calorías se almacena en forma de grasa.

Actualmente, los niños entre 6 y 10 años disfrutan de un tiempo de ocio cada vez más sedentario, puesto que pasan más tiempo quietos frente a una pantalla de televisión o de ordenador, que realizando actividades físicas, que comportan un mayor gasto energético. Por ello, es importante iniciar a los niños, desde edades tempranas, en la práctica regular de algún deporte.

¿Cuáles son los factores que predisponen a la obesidad en los niños?

Independientemente de las características genéticas individuales, la falta de actividad física y un tipo de alimentación poco equilibrada y monótona, son los factores responsables del aumento de la obesidad.

Carmen Pont. Nutricionista opina sobre obesidad infantil

Obesidad y sobrepeso en la infancia se definen como valores de IMC iguales o superiores a los valores de los percentiles 97 y 85 respectivamente.

En los controles habituales, los pediatras miran la evolución de peso y talla del niño y, teniendo en cuenta su edad, observan en qué percentil se sitúa.

¿Qué hábitos de alimentación deben adquirir los niños para evitar la obesidad?

Hay muchos otros alimentos que deben restringirse antes que el pan, como las grasas saturadas y los alimentos o bebidas azucaradas. En caso de obesidad infantil, en principio, el pan no debe suprimirse. Es decir, la restricción debe ir dirigida a alimentos muy calóricos y con escaso interés nutricional.

El exceso de peso en la infancia tiene repercusiones en la salud, en el desarrollo psicológico y en la adaptación social del niño y, además, predice la tasa de obesidad en el adulto. Por ello, es importante la prevención, inculcando unos buenos hábitos saludablesdesde edades tempranas como realizar una alimentación variada y equilibrada a base de cereales (pan, pasta, arroz) y patatas; y frutas y verduras.

Se debe moderar el consumo de grasas y de productos azucarados (embutidos, bollería, chuches, bebidas azucaradas); desayunar siempre y hacerlo de la forma más completa posible, y practicar algún deporte regularmente.

¿Cómo podemos introducir estos hábitos saludables dentro de los gustos de los niños?

Educando con el ejemplo.

Marisol Nuevo. Redactora