Deliciosas recetas de papillas de frutas para bebés estreñidos

Las frutas son fuente de agua y de fibra, esenciales para combatir el estreñimiento infantil

Andrea Cardozo

Iniciada la alimentación complementaria, pueden presentarse algunos episodios de estreñimiento en el bebé. Los padres notan que hace menos de tres deposiciones a la semana y que manifiesta con el llanto otras incomodidades como distensión abdominal y/o dolor al expulsar las heces, por ser de consistencia duras y secas. Las papillas de frutas son un excelente remedios para los bebés estreñidos y, por eso, en el siguiente artículo encontrarás algunas ideas.

Una dieta de alimentación para bebés estreñidos

bebé estreñidos

Según el informe 'Estreñimiento y encopresis', publicado por la Asociación Española de Pediatría, 'los recién nacidos y lactantes alimentados con lactancia materna suelen tener al menos dos deposiciones al día. El lactante con alimentación complementaria tendrá al menos tres por semana, y el niño mayor, dos por semana'.

Partiendo de esta norma, el punto principal de atención para los padres que tienen bebés estreñidos es la alimentación. Antes de probar con algún remedio casero o medicamentos de venta libre, hagamos un recuento de cómo han estado conformadas las comidas que le hemos dado al bebé en los días recientes.

Un exceso de proteínas y grasas contribuye al endurecimiento de las heces. La falta de hidratación y poca actividad física también son factores que propician el estreñimiento. De allí la importancia de ofrecerle a nuestros bebés una variedad de alimentos, que le permitan llevar una dieta balanceada en aporte de nutrientes, a la vez que su organismo va adaptando su proceso de digestión a las novedades que recibe.

Es necesario asegurarse que el bebé tome agua, porque así se mantiene hidratado, y contribuye a mejorar su digestión, haciendo que sus heces sean más blandas y se facilite su expulsión. Se precisa también de un buen aporte de fibra en su alimentación, puesto que aumenta el volumen de la masa fecal y hace más cómoda su eliminación.

En las frutas tenemos una muy buena fuente de ambos, agua y fibra, además de su alto contenido de vitaminas y minerales, y encontramos en el mercado una gran variedad de ellas como pera, ciruela, manzana, uva, plátano maduro, mango, papaya, piña, entre otras, que son de agradable sabor y versatilidad para su preparación.

Hoy te traemos algunas ideas de papillas de frutas que puedes ofrecerle a tu bebé, para ayudarlo a mantener a tono su digestión y le evitará el estreñimiento.

Nutritiva papilla de manzana y avena

Ingredientes: 2 tazas de leche , ½ taza de avena y 1 manzana (sin piel ni semillas)

Preparación: Pelar y trocear la manzana, colocarla en una olla junto con la leche. Agregar la avena y cocinar por 15 minutos aproximadamente. Deja reposar y procesa en la licuadora hasta que obtengas una crema homogénea.

Riquísima papilla de avena y ciruela

Ingredientes: 2 tazas de agua, ¼ taza de avena y ½ taza de ciruelas pasas

Preparación: Coloca las ciruelas en la licuadora con una taza de agua, déjalas en reposo mientras cocinas la avena por 5 minutos con la otra taza de agua. Una vez cocida la avena, cuélala y colócala en la licuadora. Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una suave crema.

Papilla de plátano y manzana para chuparse los dedos

papilla de plátano

Ingredientes: 1 taza de leche o yogurt, 30 gramos de manzana (sin piel ni semilla) y 30 gramos de plátano maduro.

Preparación: Coloca la leche y las frutas en la licuadora y procesa hasta obtener una crema. Se convertirá en una rica merienda que puedes ofrecer al bebé a temperatura ambiente también o un poco más fresca, que será útil en caso de que esté con molestias por dentición.

Papilla de frutas mixtas para bebés estreñidos

Ingredientes: ½ naranja, ½ plátano maduro, 5 uvas (con piel y semilla) y 1 ciruela (sin hueso).

Preparación: Exprime la naranja y coloca todos los ingredientes en la licuadora, donde procesarás hasta que se torne cremoso.

Deliciosa papilla de ciruelas

Ingredientes: ¾ taza de agua hervida, caliente y 5 ciruelas (sin hueso).

Preparación: Coloca en un envase las ciruelas, cubre con el agua caliente y deja reposar, tapado, por aproximadamente 30 minutos. Una vez que estén completamente hidratadas, coloca cada ciruela en la licuadora, agrega 2 cucharadas del líquido donde se estuvieron hidratando y mezcla hasta obtener una crema. Si consideras que está muy espeso, puedes ir agregando un poco más de la misma agua y seguir procesando hasta obtener la textura deseada, la que conoces que será de agrado para tu bebé. Esta mezcla también puedes combinarla con un poco de yogurt para obtener un postre para la merienda de grandes y chicos.

Sencilla papilla de mango y papaya

papilla de mango

Ingredientes: ½ taza de mango (sin piel), ½ taza de papaya (sin piel ni semilla) y ½ vaso de agua.

Preparación: Coloca todos los ingredientes en la licuadora y procesa hasta obtener una crema.

Papilla de piña y chía muy sabrosa

Ingredientes: ½ taza de piña (ananá), 2 cucharaditas de chía hidratada  y ½ vaso de agua.

Preparación: Para hidratar la chía, colócala en un vaso y cúbrela con el agua, deja reposar por 1 hora y cuela. Coloca en la licuadora la piña junto con la chía y procesa hasta obtener una crema.

Papilla de avena y mango de fácil preparación

papilla de avena y mango

Ingredientes: 1 taza de agua, ¼ taza de avena y ½ taza de mango (sin piel)

Preparación: En una olla, coloca el agua y la avena, cocina por 5 minutos. Cuela y coloca en una licuadora junto con el mango. Procesa hasta obtener una consistencia cremosa.

Papilla de granadilla y manzana

Ingredientes: 3 granadillas y 1 manzana (sin piel ni semilla)

Preparación: Corta las granadillas y colócalas en un colador para separar su jugo de sus semillas (puedes ayudarte con una cuchara). Luego coloca el jugo en la licuadora y agrega la manzana en trozos. Procesa hasta obtener una crema.

Si combinas las papillas con otro método de alimentación complementaria, como Baby Led Weaning (BLW), puedes ofrecer frutas a tu bebé en trozos. Los cítricos, como naranja y mandarina, se prestan muy bien en estos casos, además de que también son excelente fuente de agua, fibra, vitaminas y minerales.

Prácticamente, todas las frutas tienen la facilidad de que la puedes usar como ración de merienda y, si vas a salir con el bebé, puedes llevar sus trozos o su papilla en un envase, aprovecha esta ventaja para que no falten en la dieta diaria de tu pequeño.

Puedes leer más artículos similares a Deliciosas recetas de papillas de frutas para bebés estreñidos, en la categoría de Bebés en Guiainfantil.com.