Las molestias de los primeros dientes del bebé - Brote de dientes de leche

Consejos para minimizar las molestias por el brote de los primeros dientes del bebé

Núria Capdevila García
Núria Capdevila García Redactora y maestra de inglés

Las molestias de los primeros dientes del bebé debido al brote de dientes de leche se presentan tras 5 o 6 meses después del nacimiento del niño, cuando es muy común que los bebés empiecen a babear más de lo normal, y a que comiencen a surgir, por lo general en sus encías inferiores, sus primeros dientes. Así es el inicio de la dentición.

Los primeros dientecitos que salen son los incisivos frontales inferiores. Entre dos y cuatro meses más tarde, suelen salir los cuatro incisivos superiores. Y así sucesivamente. Hacia los 15 meses los bebés ya deben tener casi toda su dentición de leche, aunque el orden de salida de los dientes en los niños sigue un determinado ritmo, recuerda que cada bebé es único.

Síntomas de la dentición infantil - Las molestias por el brote de dientes de leche

Molestias de los primeros dientes del bebé

En este periodo, es decir, desde la aparición de los primeros dientes hasta que el bebé cumple la primera etapa de la dentición, es natural que sus encías se hinchen, luego se rompan y se inflamen, causándole mucho dolor e irritación. Aparte del dolor y de las molestias, los bebés también presentan dificultades para conciliar el sueño y suelen tener menos apetito a la hora de comer.

La picazón y el dolor provocados por la salida de los dientes o por la dificultad que algunos tienen para salir, hacen que el bebé llore más de lo normal, se lleve todo lo que encuentra a la boca para mordisquearlo y así aliviar un poco su molestia. Un juguete, una verdura cruda o hasta su propio puño pueden ser aliados para él a la hora de mitigar su dolor.

Como muchos padres no saben qué hacer exactamente para ayudarle, por eso, es muy importante identificar las causas del llanto del bebé, para tomar las medidas adecuadas. Si el bebé ya comienza a dar signos de que le están brotando los dientes es hora de armarse de paciencia y mimar al niño, además de buscar cita con el odontopediatra.

7 consejos para aliviar las molestias de los dientes del bebé

Cómo aliviar las molestias de los dientes del bebé

Para aliviar las molestias que siente nuestro bebé ante la salida de los primeros dientes siempre debemos tener en cuenta los consejos de los profesionales y no caer en viejos remedios que, lejos de ayudar a nuestro bebé, pueden perjudicarle todavía más. De acuerdo con los odontopediatras, ante estas molestias, los padres debemos:

1. Mantener la carita del bebé siempre limpia y seca.
El contacto de la baba con la piel puede causarse eczemas, sarpullidos e irritación. Lo más aconsejable es usar un babero, toallitas o bien paños suaves, ya que los tejidos más gruesos pueden empeorar la irritación.

2. Pon un empapador en su almohada.
Es muy aconsejable poner un tejido liso debajo de cabeza del bebé mientras esté durmiendo para que absorba su babeo. De este modo, nuestro bebé se sentirá más cómodo y evitaremos que se despierte por la humedad. Además, también estaremos minimizando el riesgo de la irritación facial.

3. Frota las encías del bebé.
Esto se debe hacer con la yema de un dedo limpio para calmar el dolor que siente el pequeño: cuando los bebés están pasando por este periodo, como hemos dicho, se pueden llevar cualquier cosa a la boca, lo que puede causar infecciones bucales.

4. Ofrece al bebé un mordedor de gel.
Estos mordedores están indicados justamente para aliviar estas molestias. Podemos colocarlos en la nevera para que el gel se enfríe y ofrecérselos al bebé para que los vaya mordiendo.

5. Ofrece a tu bebé algo frío para ir masticando
Además del mordedor de gel, también podemos ofrecerle líquidos, gelatinas u otros alimentos fríos. Las paletas congeladas de leche materna son una gran opción.

6. Gel para las encías.
bajo la autorización médica, se puede aplicar un gel para encías, soluciones tópicas, y medicamentos analgésicos o antiinflamatorios. En este caso, siempre debemos seguir las recomendaciones del pediatra en cuanto a frecuencia y dosis.

7. Cariño, comprensión y tranquilidad al bebé.
Cuando nuestro bebé está pasando por este periodo es fácil que esté más irritable de lo normal. Ante estos momentos, es importante tener mucha paciencia y comprender que es un momento en el que el bebé nos necesita. Así, es fundamental estar a su lado, acurrucarle en brazos y darle mucho cariño.

Cómo cuidar los dientes de leche del bebé

Cómo cuidar los dientes de leche del bebé

Al contrario de lo que se nos ha dicho hasta el momento, las caries también pueden aparecer en los dientes de leche, por lo que es crucial empezar con la limpieza bucal y cuanto antes mejor. No hace falta esperar a que el bebé tenga todos los dientes de leche para empezar con la limpieza.

Un punto importante es que sí debemos emplear el uso del cepillo aun cuando el brote de la dentición no esté completo. En este momento, será suficiente con pasar un pañuelo húmedo. A medida que vaya creciendo, podemos empezar a usar el cepillo, pero nunca la pasta de dientes.

Al principio, el cepillado de los dientes será como un juego para el bebé y la limpieza no será la correcta. Por ello, debemos repasar el cepillado de nuestros hijos asegurándonos de llegar a todos los dientes y a sus superficies. Así mismo, deberemos estar pendientes de decoloraciones o manchas en los dientes, las cuales podrían ser indicios de caries.

Además de una correcta higiene bucal, también debemos evitar alimentos que contengan grandes cantidades de azúcares añadidos como los zumos o las papillas industriales.

Mitos acerca de los dientes de leche de los niños

Mitos sobre los dientes de leche de los niños

Las creencias populares nos han dejado una gran cantidad de mitos sobre los dientes de leche que pueden perjudicar gravemente a nuestros hijos. Algunos de los más relevantes y con los que debemos ir con cuidado son los siguientes:

  • La salida de los dientes de leche provoca fiebre: esto es totalmente falso y ante esta situación siempre debemos consultar con el pediatra.
  • No se pueden hacer endodoncias con los dientes de leche: falso, ya que, si un diente presenta serios problemas, el dentista puede aconsejar esta práctica para proteger el diente definitivo.
  • Todos los dientes de leche deben caerse: esto tampoco es cierto, pues hay ocasiones que no hay diente definitivo y, por ende, se quedará el diente de leche.

La salida de los dientes de leche del bebé puede causarle muchas molestias y los padres debemos estar pendientes de ellas. Hay muchas maneras en las que las podemos calmar, pero lo más importante es contar con la ayuda de los especialistas. Y, sobre todo, es crucial brindarle mucha paciencia y mucho amor.

Puedes leer más artículos similares a Las molestias de los primeros dientes del bebé - Brote de dientes de leche, en la categoría de Cuidado dental en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: