Dedales de silicona para limpiar las encías del bebé y aliviar molestias

La higiene bucal de los niños puede empezar desde los dos meses de edad

Sandra Llorente

Cada vez son más los objetos que salen para hacer la maternidad más fácil. En este caso os voy a hablar de algo para vuestro bebé en el momento en que la boca empieza a molestarle e, incluso unos meses antes. Esta es mi experiencia como madre usando dedales de silicona para limpiar las encías del bebé.

Qué es un dedal de silicona

los dedales de silicona

Durante mi embarazo, una querida amiga me regaló un dedal de silicona. Me dijo que era fantástico, que a su pequeño le había venido genial con el picor de las encías y que, de haberlo conocido antes, lo hubiera usado desde los 2 meses de edad, momento en el que algunos expertos recomiendan empezar a utilizarlo.

El dedal de silicona quedó guardado en el armario, pero a los 3 meses mi pequeña empezó a morderse las manos y a salivar mucho, algo habitual en los bebés de esa edad. Sin embargo, observé que le molestaban un poco las encías, incluso tenía algunos puntos inflamados.

Aunque no es la edad en que los dientes salen, es claro que de alguna manera las encías están cambiando constantemente, preparándose para la posterior salida de dientes. Así que, un día probé a usarlo y ¡santo remedio! Como experiencia personal he de decir que a mi hija le encanta, su boca está más limpia que nunca y ayuda mucho con el tema del dolor-picor de encías en la salida de los dientes.

La higiene bucal en los bebés parecía antes inexistente. A veces, algunos pediatras te proponían limpiar la boquita de los bebés con gasas en agua con bicarbonato para aliviar el muguet, pero era más bien un remedio casero (que funciona, según mi experiencia), pero no una rutina habitual de higiene de la boquita de los bebés.

Actualmente, encontramos estos dedales de silicona, que se han colado recientemente en el mercado, similares a un cepillo de dientes, pero con cerdas suaves de silicona que no dañan las encías de los bebés. Además, en el reverso del dedal, tiene unos puntitos que sobresalen que también sirven para masajear. Si decides adquirir uno, es importante que sea de silicona de grado alimentario no tóxico, libre de BPA y ftalatos.

Ventajas de usar el dedal de silicona para los bebés

usar dedales de silicona

Usar el dedal de silicona de manera continuada en la boca de nuestro bebé tiene muchas ventajas. ¿Quieres conocerlas?

- La primera es que mantienes su boquita limpia de leche o papilla, es decir, realmente favoreces una higiene bucal de encías, lengua y cachetes desde muy temprana edad. Es también muy eficaz contra el muguet o candidiasis.

- Además, el dedal favorece que las encías se estimulen, gracias al pequeño masaje que puedes darle a tu bebé con el dedal de manera muy sencilla. Esto ayuda a las encías a prepararse para la salida de los dientes, además de que mejora los procesos de inflamación.

- Por último, y no menos importante, creas en tu bebé un hábito de higiene bucal mediante el juego desde muy temprana edad. A los bebés les encanta jugar con el dedal. Mi hija se deja limpiar genial su boca y siempre le dejo que me mordisquee el dedo (con el dedal puesto) un ratito. ¡Se lo pasa genial! Y en el momento en que tenga que empezar a usar el cepillo de dientes, sé que será mucho más fácil para ella, porque ya tiene un hábito de higiene bucal.

Cómo usar el dedal de silicona en la higiene bucal del bebé

las ventajas de usar dedales de silicona

Es muy fácil de usar, nada más tienes que meterlo en tu dedo y empezar a masajear suavemente la boquita de tu bebé con la zona de las cerdas de silicona o con los puntitos que sobresalen que tiene el dedal en el reverso. Yo uso las dos opciones indistintamente, porque ambas le gustan a mi bebé.

La primera vez que lo uses, no trates de limpiarle por completo la boca. Deja que poco a poco experimente con él y suavemente comienza a limpiar las encías, la lengua, el paladar o los mofletes. Cuando se haya acostumbrado al dedal, tu bebé se dejará hacer toda la limpieza completa. Por cierto, el dedal se usa mojado en agua (preferiblemente hervida), no lo introduzcas seco en la boca de tu bebé, pues podrías hacerle daño.

Yo lo uso diariamente, una vez al día. De esta manera favorezco una rutina de higiene en mi pequeña. Suelo hacerlo tras el baño o en algún momento en que está tranquila y despierta. Para ella es un momento maravilloso de juego con mamá.

Finalmente, es importante que tengas en cuenta una correcta y escrupulosa higiene en su uso, sobre todo si tu bebé es de muy tierna edad. Debes esterilizarlo en agua hirviendo al menos una vez en semana y lavarlo con agua tras cada uso. En los países donde no hay agua potable, como en México, recomiendo lavarlo siempre con agua hervida o agua embotellada para bebés. Cuando termines de lavarlo, sécalo y mételo en su estuche.

Además, antes de usarlo, es importante que hagas un lavado de manos completo. Ten en cuenta que manipularás el dedal para ponértelo y, además, tiene unos orificios en su parte superior, por lo que la suciedad de tus manos podría estar en contacto con el interior de su boca de alguna manera, así que tus manos tienen que estar completamente limpias antes de usar el dedal.

Puedes leer más artículos similares a Dedales de silicona para limpiar las encías del bebé y aliviar molestias, en la categoría de Recién nacido en Guiainfantil.com.