Los increíbles beneficios de las frutas del bosque para niños

Ventajas de comer frutos rojos o frutas del bosque para niños

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

Los frutos rojos o frutas del bosque, son unas frutas interesantísimas en la dieta de los pequeños de la casa, y de los no tan pequeños, por supuesto.

En Guiainfantil.com te contamos cuáles son los beneficios de los frutos rojos o frutas del bosque para los niños.

Ventajas de las frutas del bosque para los niños

Beneficios de los frutos rojos para los niños

Los frutos rojos o frutas del bosque incluyen una variedad de frutas de relativamente pequeño tamaño que generalmente crecen en arbustos, como las fresas, frambuesas, moras, arándanos y otras bayas silvestres. Estos son sus beneficios: 

1- Estas frutas no contienen hueso, y son fáciles de masticar, por lo que son ideales para que el bebe se inicie en el aprendizaje de la masticación. Además, son frutas con relativamente poco contenido en azúcar, perfectas para mantener el consumo de azucares sencillos de los niños bajo control, y, gracias a ello, su aporte calórico es muy bajo, siendo muy útiles como picoteo entre comidas.

2- Nutricionalmente, las frutas del bosque aportan cantidades tremendamente importantes de vitamina C, incluso por encima de las que pueden aportar los cítricos, a pesar de ser estos los más conocidos y recomendados como fuente de vitamina C.

3- Destacan también minerales como el magnesio, hierro, fosforo, yodo, potasio o calcio entre los mas frecuentes, siendo beneficiosas para la salud de los huesos, del cerebro y para el buen estado del corazón y el sistema cardiovascular. Curiosamente, los frutos rojos contienen entre sus micronutrientes la combinación estrella para la absorción del hierro no hemo: hierro y vitamina C, potenciando la absorción del mismo.

4- También contienen propiedades beneficiosas para el sistema inmunológico, algo a tener en cuenta ya que el sistema inmune infantil no está desarrollado al 100%. Por ejemplo, los arándanos contienen protocianindinas, relacionadas con la protección frente a infecciones urinarias. Las proantocianidinas protegen la vejiga frente a la colonización microbiana, impidiendo que la bacteria causante de este tipo de incomodas infecciones se adhiera a los tejidos diana. La aparición de infecciones de orina o cistitis es muy frecuente sobre todo en niñas de corta edad, cuando, con la retirada del pañal, comienzan a ir al baño y limpiarse ellas solas.

5- Su contenido en agua y en fibra es también de gran importancia en la infancia, ya que ayudan a proteger, al mismo tiempo, frente a dos problemas que los niños pueden sufrir, desafortunadamente con más frecuencia de la deseada, la deshidratación y el estreñimiento.

En conjunto, los beneficios de estas frutas son altísimos, además de ser fáciles de transportar y de comer, ya que no necesitan pelado. Su uso es amplio, ya que pueden comerse como tal o añadirse a los cereales del desayuno, a batidos, smoothies o yogures. Pueden encontrarse frescas o congeladas, por lo que no es necesario preocuparse de la temporada de recolección.