Cuándo se puede dar miel a los niños sin riesgo - ¿Es buena la miel?

La miel está desaconsejada para los niños menores de 1 año por peligro de botulismo

Rosana Rabadán
Rosana Rabadán Dietista - Nutricionista

La miel es un alimento muy popular. Tenemos en mente sus propiedades sanadoras por sus efectos antimicrobianos, antinflamatorios, cicatrizantes, etc. (aunque existen pocos estudios que demuestren estos beneficios) y su sabor dulce que nos lleva a pensar que puede ser muy buena opción a la hora de endulzar los alimentos de nuestros bebés y niños. Sin embargo, está totalmente desaconsejado introducirlo a los bebés más pequeños. Pero, ¿cuándo podemos empezar a dar miel a los niños sin que sea un riesgo?

¿Cuándo dar miel a los niños sin que sea un riesgo?

Dar miel a los niños sin riesgo

Está totalmente desaconsejado dar miel a los niños antes del primer año de edad. Se recomienda esperar a los 12 meses del niño para ofrecer la miel (incluso, cuanto más tarde se introduzca en la dieta infantil, mejor).

La miel y sus productos derivados puede contener esporas de Clostridium botulinum, que son inofensivas en adultos, pero que si el bebé lo toma, su estómago no está lo suficientemente preparado para destruir las esporas y en su intestino crecen, se multiplican y puede producir neurotoxinas que pueden paralizar los músculos. A esto se le conoce como botulismo infantil.

Hay que decir, que el botulismo en niños es poco frecuente, pero muy grave y, por tanto, el consumo de miel ha de estar prohibido en menores de 12 meses.

¿Y qué ocurre con los cereales con miel para bebés a partir de 6 meses? Es posible que hayas visto en las tiendas de alimentación que a disposición de los padres hay cereales con miel, que se recomiendan para los bebés a partir de los 6 meses (cuando se comienzan a introducir la alimentación complementaria).

Los cereales con miel suelen contener una cantidad muy pequeña de miel (entre 5-8 por ciento), además se tratan con calor para que las esporas se inactiven, por lo que suele ser seguro su consumo.

¿Es buena la miel para los bebés y los niños?

Los bebés y niños comiendo miel

La miel se compone principalmente de azúcares (78-80 por ciento), agua (17 por ciento) y cantidades muy pequeñas de proteínas, vitaminas y minerales que nos puede llevar a pensar que es un alimento muy beneficioso. Sin embargo, no llega al 1 por ciento de la cantidad diaria recomendada y necesitaríamos consumir grandes cantidades para que hubiera algún beneficio.

Al tener un sabor dulce, la miel suele ser un alimento muy agradable para los niños, pero no hay una dosis adecuada para su consumo.

Dado la gran cantidad de azúcar que contiene, no se recomienda en menores de 3 años. Además, la Organización Mundial de la Salud clasifica la miel dentro de azúcares libres (incluye los monosacáridos y disacáridos agregados a los alimentos por los fabricantes, cocineros o durante la cocción en el hogar, más los azúcares presentes de forma natural en la miel, los jarabes y los jugos o zumos de frutas) y sugiere que no represente más del 10 por ciento de la ingesta diaria de energía de una persona, tanto niños como adultos.

El consumo excesivo de azúcar libre, especialmente en forma líquida, está asociado con caries dental (importante la higiene bucodental desde bebés y cepillado dental desde el primer diente), sobrepeso y obesidad, enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2, molestias gastrointestinales (diarrea, flatulencias, distensión y dolor abdominal, y retraso en el crecimiento).

Alternativas para endulzar sin miel las comidas de los niños

Endulzar los alimentos sin miel

La miel es un alimento más, una opción más; no es la más saludable, eso ya ha quedado claro, pero si se decide que sea parte de la alimentación, que sea sabiendo que no es la mejor opción y, sobre todo, para endulzar.

Es importante recordar, que el paladar es educable tanto para dulce como para salado, por lo que si ofrecemos alimentos muy dulces desde bebés, el umbral del dulzor será cada vez mayor y alimentos con un dulzor natural, como las frutas, no les sabrá a nada.

Hay ingredientes que pueden sustituir a la miel a la hora de endulzar y además disminuir la cantidad de azúcar libre:

- Fruta horneada: Manzanas, melocotones, fresas, albaricoque, plátano, mango, piña fresca, etc. como relleno de un bizcocho o para mezclar con yogur.

- Puré de fruta: Calabaza, remolacha, compota de manzana, plátanos machacados o puré de remolacha asada o cocida, etc.

- Fruta desecada: Dátiles, pasas, ciruelas, orejones o higos secos, etc.

¿La miel es un buen remedio casero para la tos en niños?

La miel contra la tos infantil

La miel tradicionalmente se usa como remedio casero en casos de tos y de resfriados. Parece que la administración en los niños con tos moderada puede tener una repercusión positiva, sin embargo, la evidencia nos dice que no está del todo claro que reduzca los síntomas de la tos y aún se requiere bastantes estudios.

Puedes leer más artículos similares a Cuándo se puede dar miel a los niños sin riesgo - ¿Es buena la miel?, en la categoría de Nutrición infantil en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: