Educación financiera para los niños

Cuándo y cómo podemos enseñar a los niños el valor del dinero

Borja Quicios
Borja Quicios Psicólogo educativo

Hoy en día vivimos en una sociedad capitalista donde el dinero está presente en casi todas las actividades que realizamos en el día a día: hacer la compra, ir al cine, etc. Además los niños cada vez acceden antes al consumo debido a la publicidad que se dirige exclusivamente a ellos.

Por lo tanto, es importante que además de enseñar a los niños multitud de habilidades y ayudarles a desarrollar buenos hábitos, los adultos deben preparar a los pequeños para ser consumidores responsables enseñándoles la importancia de gestionar y ahorrar su dinero. Es decir, realizar una buena educación financiera para los niños.

Cuándo se puede introducir la educación financiera para los niños

cómo hacer una educación financiera para los niños 

Ser padres conlleva muchas responsabilidades. La educación que se les proporciona a los hijos determina su futuro. Es decir, gracias a esta educación los progenitores preparan a sus hijos para que sean adultos independientes, con confianza en sí mismos y les dan todas las herramientas posibles para que alcancen sus sueños. En resumen, que sean felices.

Además de todas las habilidades y que podemos enseñarles, es importante no perder de vista la educación financiera para los niños. Cuando el niño recibe una educación financiera se favorecen el desarrollo y las posibilidades futuras del niño, ya que este tipo de decisiones sobre las finanzas condicionarán su vida.

Los niños cuando son pequeños saben poco sobre el dinero ya que no conocen su valor real, ni el esfuerzo que conlleva el conseguirlo. En este sentido, los expertos están cada vez más de acuerdo en que es positivo enseñarles el mundo financiero desde que son pequeños. Este tipo de educación es esencial para el bienestar de las personas y además está muy ligada a la educación de los valores y la educación emocional.

La educación financiera se debe enseñar y adquirir en forma de hábitos. Por eso, es importante que se empiece a introducir desde el entorno familiar, a partir de edades bastante tempranas; cerca de los 5 o 6 años cuando ya son capaces de comprender conceptos financieros básicos.

Además es importante tratar el tema de manera natural y cotidiana. Aprovechar cualquier ocasión para explicarles la importancia y el valor del dinero; inculcándoles que el dinero no es ilimitado y que es fruto del esfuerzo y el trabajo.

Consejos para llevar a cabo la educación financiera con los niños

Para llevar a cabo la educación financiera se pueden practicar con los niños diferentes recursos para facilitar el aprendizaje. Como por ejemplo:

- Jugar a las tiendas con dinero ficticio. Así se puede aprender a identificar y manejar el dinero de una manera lúdica.

- Cuando vamos a la compra dejar pagar a los niños.

- Cuando se va a la compra, hacer la lista juntos calculando más o menos lo que valen los productos. Así los niño se harán una idea de lo que valen los productos que ellos solicitan.

- Dar una paga con la que los niños aprendan a ser “independientes” con sus fianzas.

- La utilización de una hucha para que aprendan a ahorrar y el valor del dinero.

- Jugar a juegos como el Monopoly donde pueden invertir dinero y ganar o perderlo todo