Enseñar a los niños el valor del dinero

Ideas para educar a los hijos en el valor del dinero

Vivimos en una sociedad de consumo en las que se nos motiva continuamente a comprar impulsivamente, aunque no necesitemos ni la mitad de las cosas que adquirimos. De hecho, los adultos hemos ido perdiendo el verdadero significado del valor del dinero. Más aun, la idea del valor de dinero se convierte en un concepto muy difícil de comprender y asimilar por los pequeños.

Por lo tanto, es importante que los adultos recuperen el rumbo y que enseñen a los niños el valor del dinero, y no solo el valor material, sino también el esfuerzo que cuesta conseguirlo.

Se empieza dando ejemplo a los hijos

Cómo enseñar a los niños el valor del dinero

Los padres buscan la felicidad de sus hijos sobre todas las cosas, pero en la sociedad en la que vivimos existen factores que hacen complicado que los adultos no cometan errores. Causas como: 

- Dar especial importancia al consumismo. En nuestra sociedad desarrollada resulta difícil distinguir entre los que compramos compulsivamente y lo que necesitamos realmente.

- La falta de tiempo con los hijos. Los horarios laborales extensos son causa de que muchos padres se sientan mal por no tener tiempo para estar con los hijos. Lo que conlleva a los progenitores a responder a las demandas de los niños sin límites como una forma de compensación.

Los niños son reflejo de lo que ven y de los adultos con los que viven. Los padres tienen que recordar que son el modelo a seguir y que los niños asimilan sus comportamientos. Así, si los adultos del entorno tienen todo lo que se anuncia, el niño desea lo mismo para él. Si el adulto gasta sin medida y pierde el concepto del valor del dinero, el niño querrá imitarle.

Consejos para enseñar a los niños el valor del dinero

Enseñar a los niños el significado del dinero y si verdadero valor no es algo fácil pero llevando a cabo algunos consejos conseguiremos que no sea una tarea imposible.

- Explicar que el dinero se gana con esfuerzo. El dinero no es ilimitado y que se consigue gracias al esfuerzo que se haya realizado. Puede empezar haciendo algunas tareas domésticas, o que saque provecho de alguna habilidad como hacer manualidades para ir inculcando este esfuerzo para ganar dinero.

- Aprender a ahorrar. El uso de una hucha sirve para motivarle a ir guardando el dinero para que cuando tenga suficiente pueda comprarse algo que quiere. Así aprende que para obtener una recompensa se necesita esfuerzo y capacidad de espera.

- Aprender a gastar el dinero de forma inteligente. Gracias a una paga semanal y explicándole que no debe gastar impulsivamente, sino por necesidad y que debe planificar las cosas que desea comprar tanto a corto como a largo plazo.

- Enseñar el precio de las cosas. A partir de los 5 o 6 años cuando empieza a comprender el dinero sirve para obtener cosas y que algunos cuestan más que otros.

- Enseñar a asimilar de forma crítica la publicidad. Es importante que sepan ver la diferencia que existe entre el producto en sí y lo que promete la publicidad con la que se da a conocer y, de este modo, no llevarse a engaños.