El método Flipped Classroom para hacer las clases divertidas para los niños

En qué consiste el método de Flipped Classroom para aplicar al aprendizaje de los niños

Frente al método tradicional de explicar a los niños de forma oral los temas (un tanto más aburrida), nacen métodos nuevos, basados en el juego y el aprendizaje mediante la práctica

La nueva revolución metodológica, que está llegando a las aulas de los más pequeños, propone un nuevo modelo educativo centrado en los aspectos prácticos. Se llama ‘The Flipped Classroom’, y propone un cambio tanto para los alumnos como para los profesores. Te explicamos qué es el método Flipped Classroom para hacer las clases divertidas para los niños.

En qué consiste el método Flipped Classroom para el aprendizaje de los niños

El método Flippes Classroom

Los alumnos deberían ser los verdaderos protagonistas de su aprendizaje y los profesores, los guías de todo este proceso.  En esto consiste el nuevo método Flipped Classroom, que comienza a instalarse en algunos colegios más modernos, y que comenzó a utilizarse en colegios de Estados Unidos.

En este nuevo modelo educativo, los alumnos dejan para casa la teoría, generalmente en forma de vídeo, y se optimiza el tiempo del aula para atender las necesidades de cada alumno, logrando así una atención individualizada. Antes, el profesor explicaba el contenido de una lección de forma teórica. Luego, los alumnos se llevaban tareas a casa, sin entender, muchas veces, lo que acababan de escuchar. Con este método, lo que se pretende es  proporcionar al alumno, generalmente en formato audiovisual, el contenido para que lo vea en casa, de esta manera puede verlo a su ritmo, parar la explicación o ver el vídeo cuantas veces necesite.

Después, ya en clase, el profesor realiza las tareas y actividades que permitan al alumno afianzar ese contenido, les guía y atiende las necesidades de cada alumno siguiendo el ritmo natural de aprendizaje de cada uno.

Se trata en definitiva de inspirar a los alumnos para que usen sus herramientas para resolver los problemas por ellos mismos. También en secundaria, en donde trabajan en casa la teoría mientras que en las aulas afianzan los conocimientos con trabajos prácticos. 

5 beneficios de usar el método de Flipped Classroom en las aulas

1. Cada alumno aprende a su ritmo: No todos los niños tienen la misma facilidad para determinadas asignaturas. ¿Cuánto tiempo es necesario para aprender a sumar? El tiempo que un niño necesita para comprender una cuestión depende de sus capacidades. Algunos niños tienen una facilidad innata para los números y aprenden a sumar un poco antes que otros. Por el contrario, otros niños tienen facilidad para los idiomas y necesitan dedicar menos tiempo a asignaturas como inglés o francés para lograr buenos resultados. Este nuevo método de Fipped Clasroom permite a los alumnos dedicar el tiempo que necesiten para comprender cada asignatura.

2. Niños más autónomos: La capacidad de realizar las tareas y trabajos por sí mismo es una de las habilidades mejor valoradas en los entornos empresariales. Aunque en el modelo del aula invertida los alumnos cuentan con el apoyo y la guía del equipo docente, los alumnos intentan aprender por sí mismos. Los profesores vigilan de cercar el desarrollo educativo del niño evitando que dé los pasos equivocados. Como la práctica siempre se realiza en el aula, el profesor puede corregir a los estudiantes durante estas sesiones, de esta forma se comprueban los conocimientos del alumno.

3. Favorece el uso de la tecnología: Este método se apoya desde el principio en el uso de la tecnología. Los profesores generan materiales interactivos que los alumnos pueden revisar más tarde. De esta forma, los alumnos asimilan las nuevas tecnologías al mismo tiempo que aprenden. De esta forma, los alumnos no solo utilizan la tecnología para consumir contenido, sino que también aprenden a generarlo.

4. El aprendizaje sale fuera del aula: El aula deja de ser cuatro paredes y una pizarra, ya que cualquier lugar puede ser el mejor sitio para dar la clase. ¿Qué tal una clase de arte en el Museo del Prado o una clase sobre los distintos tipos de minerales en medio de la naturaleza? Este modelo educativo favorece el desarrollo de la docencia en otros lugares fuera del aula.

5. Mejora la capacidad de argumentación: Uno de los pilares básicos de este sistema educativo es la discusión y la capacidad de compartir ideas. Los alumnos aprovechan las clases prácticas para debatir las ideas que han aprendido la tarde anterior. De esta forma, los alumnos se acostumbran a exponer sus ideas de forma ordenada y a determinar los motivos por los que su idea es la más adecuada. 

Fuente: Brains International Schools