Por qué los padres no debemos responder por los hijos

El error de responder por los niños cuando les preguntan

¿Quién no ha vivido alguna vez aquella escena donde le preguntan algo a un niño y contestan los padres por él? Esto es más común de lo que nos imaginamos.

Los padres pretenden que sus hijos aprendan a ser independientes y además, que obtengan las habilidades sociales necesarias para desenvolverse con naturalidad y con decisión en la vida. Pero al actuar como sus “portavoces”y  responder por los hijos lo que consiguen es todo lo contrario ya que los pequeños al no poder responder por sí mismos, no pueden participar de forma directa en dicho proceso, por lo que se convertirán en víctimas de la sobreprotección.

Consecuencias de responder por los niños

El error de responder por los hijos

Si en lugar de apoyar al niño, guiarle y ayudarle a crecer y evolucionar de una manera óptima, le vigilamos y respondemos a todo por él, el pequeño tendrá un escaso desarrollo de sus habilidades sociales, adoptando una postura de pasividad y comodidad, ya que interioriza que sus padres siempre estarán ahí. Esto le convertirá en una persona dependiente hacia ellos. Y traerá consigo otras consecuencias como:

- Que los niños pierdan la oportunidad de aprender los recursos necesarios para valerse por sí mismos.

- Su autoestima sea tan baja que no tendrá seguridad en sí mismo, lo que hará que el pequeño crea que no es capaz de resolver sus propias dificultades.

- No aprenderán la tolerancia a la frustración.

- Los niños serán menos competentes en lo emocional. Es más probable que sean víctimas de acoso y a la larga serán menos felices.

La timidez del niño, una excusa

Es muy probable que los niños cuando son pequeños se muestren tímidos. Esta manifestación es una respuesta lógica y muy habitual de los pequeños ante los desconocidos.

Ante estas situaciones muchas veces los padres utilizan la etiqueta: “el niño es tímido” como excusa para escudar al niño y responder por él. Actuar así puede tener un efecto negativo privando al niño de la oportunidad de adquirir herramientas sociales necesarias para relacionarse con los demás y guiándole hacia el aislamiento social.

Cómo evitar la sobreprotección respondiendo por el niño

Para que el niño pueda desarrollar de manera óptima su personalidad y aprenda las habilidades necesarias para relacionarse con los demás es importante que logren hacer las cosas sin ayuda, es decir dejándoles que actúen solos en más ocasiones y utilicen sus propios recursos. Está en mano de los padres evitar la sobreprotección con este tipo de conductas. Para ello:

- Los padres no deben anticiparse, ni deben responder por los pequeños para evitar que cometan errores. Deben dejar que se enfrenten a las dificultades y que desarrollen habilidades por sí solos.

- Tratar al niño de acuerdo a su edad. Si tiene capacidad de responder por sí solo, dejar que lo haga.

- Estar a su lado y acompañarle para que resuelva sus problemas pero no hacerlo por él. Que sepa que los padres están para cuando el pequeño lo necesite.