Beneficios de jugar al tangram para niños

7 razones por las que los niños han de jugar al tangram

El tangram es un juego ancestral chino que consiste en formar formas de animales o cosas a partir de figuras geométricas: cuadrados, paralelogramos y triángulos. En definitiva, es un rompecabezas que, según los expertos, mejora el rendimiento intelectual del que lo utiliza, ya sea adulto o niño.

Se desconoce cuál es el origen exacto del juego pero la leyenda cuenta que un sirviente de un antiguo emperador chino, llevaba un mosaico de cerámica en las manos y se le cayó al suelo rompiéndose en pedazos. El sirviente intentó arreglarlo y no pudo, pero se dio cuenta de que podía formar otras figuras con los pedazos. Este juego para niños y adultos es muy beneficioso para los niños. Conoce cuáles son las ventajas de jugar al tangram para los niños.

7 ventajas de jugar al tangram para niños

Tangram para niños: beneficios

Existen muchas y variadas formas de jugar con el tangram: formando figuras inventadas, siguiendo patrones para recrear figuras establecidas, utilizar pocas piezas o más grandes, 

1. Mejora el conocimiento matemático: los niños aprenden sin darse cuenta conceptos de geometría, conocen las diferentes figuras como el romboide o el triángulo. Incluso mejora la capacidad de concepción espacial y el aprendizaje en matemáticas en general.

2. Fomenta la motricidad fina: otro de los beneficios de jugar al tangram para niños es que mejora su motricidad porque los niños han de unir unas piezas con otras.  

3. Mejora la capacidad viso-espacial: podemos utilizar el tangram para formar dos figuras y hacer pensar al niño hacia donde mirarían si las girárarmos, es una tarea de rotación mental que mejora la capacidad visual y espacial del niño.

4. Desarrolla habilidades de lógica: estimula a los niños a que mejorn su capacidad de deducción y lógica, ya que han de enfrentarse a resolver un problema, que es en definitiva, cómo formar una forma determinada con una serie de figuras geométricas.

5. Mejora la atención del niño: para ser resuelto, el tangram necesita de altas dosis de concentración. El niño ha de poner atención para poner cada figura en su lugar.

6. Estimula la creatividad del niño: el tangram permite que sea el propio niño quien cree una forma a partir de triángulos o paralelogramos por lo tanto, podrá ejercitar su fantasía para crear su propio diseño.

7. Fomenta la capacidad de esfuerzo: el niño ha de lograr su objetivo, que es montar el rompecabezas, ha de trabajar para lograrlo y para ello, necesitará esforzarse.