Claves para practicar el método de la escucha activa con los hijos

Se trata de escuchar de forma activa y estimular a los niños para que expresen sus emociones de una manera asertiva y adecuada

Vilma Medina
Vilma Medina Periodista, MA

Muchos padres se agachan cada vez que tienen que decir algo a su hijo. El objetivo es ponerse a su altura. Le escuchan, le miran a los ojos y le hablan en cuclillas para prestarle atención. Es muy común ver a padres haciendo eso en público, en el parque, a la entrada de la escuela. En un primer momento puede parecer una anécdota, pero en realidad es un método de crianza que se llama escucha activa. Te contamos en qué consiste, así como sus beneficios para la comunicación entre padres e hijos.

Cuál es el origen del método de escucha activa en la crianza

escucha activa con los niños

Muchos padres no dudan en agacharse cada vez que tiene que hablar con su hijo. Es una postura y una actitud fundamental en el método de escucha activa. Pero... ¿qué es exactamente este método y qué beneficios tiene para los niños y para la familia?

El método de crianza de escucha activa, aunque nos parezca novedoso, lleva más de 50 años aplicándose. Fue creado en 1957, basado en el Modelo de Psicología Humanista Counselling, centrado en dos psicólogos estadounidenses: Carl Rogers y Richard E. Farson.

La escucha activa parte de la idea de que los niños no entienden (hasta aproximadamente los 12 años) el mundo de los adultos. Por eso, somos los adultos los que debemos ponernos a su nivel e intentar entender el suyo.

Qué es la escucha activa y cómo ponerla en práctica con los hijos

La escucha activa consiste en concentrarse completamente en el mensaje que desea transmitir los niños, es comprender, analizar y entender su punto de vista.

La escucha activa es aquella que representa un esfuerzo físico y mental para obtener con atención la totalidad del mensaje, interpretando el significado correcto del mismo, a través del comunicado verbal, el tono de la voz y el lenguaje corporal, indicándole a quien nos habla, lo que creemos que hemos comprendido.

escuchar es mirar a los ojos de los hijos

La aplicación de la escucha activa consiste en:

  • Escuchar con atención y concentración a los niños
  • Centrar toda nuestra energía en las palabras e ideas que nos quieren transmitir los niños
  • Entender el mensaje y demostrarle al niño que se siente bien entendido e interpretado
  • Introducirnos en la mente de los niños cuando nos hablan e interpretemos el mensaje desde su punto de vista
  • Centrar toda nuestra atención en captar y comprender lo que quiere decir nuestros hijos, sus pensamientos y sus emociones
  • Escuchar a los niños mirándole a los ojos y observando su expresión corporal
  • No opinar sin antes escuchar completamente lo que nos quieren decir, sin interrupción

Las ventajas de usar la escucha activa con los niños

Escuchar activamente sirve para entender mejor a los hijos y empatizar con ellos. Trae muchos beneficios para los niños y la familia:

ventajas de la escucha activa para los niños

  • Eleva y refuerza la autoestima de los niños
  • Crea la oportunidad para conocer a los hijos, sus intereses, sentimientos y saber cómo actúan o reaccionan
  • Mejora la relación entre padres e hijos
  • Crea un ambiente de comprensión y confianza en la familia
  • Mejora y facilita el aprendizaje de los niños
  • Enseña a los niños a interactuar mejor con los demás
  • Fortalece el vínculo con los hijos
  • Sirve para comprender los berrinches infantiles
  • Te otorga autoridad y respeto sin infundir miedo
  • Desarrolla la empatía en los niños
  • Facilita a los padres entender qué sienten sus hijos y a modificar una conducta inapropiada

Para utilizar este método, es fundamental que los padres se pongan a la altura de sus hijos pequeños cada vez que les pregunten algo y tengan que contestar, y que establezcan contacto visual con el pequeño una vez que está a su altura.

Mediante este método, los padres aprenden a escuchar a su hijo y entienden mucho mejor qué sienten y por qué a veces lloran y patalean ante algo. Sin embargo, hay que tener cuidado y no confundir este método con libertad absoluta para el niño. Los padres son asertivos pero no deben olvidar establecer normas y límites.

Puedes leer más artículos similares a Claves para practicar el método de la escucha activa con los hijos, en la categoría de Diálogo y comunicación en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: