Necesidades afectivas de los niños - Ser amados, respetados y escuchados

Cuando educamos en el amor a nuestros hijos, se sienten respetados y queridos

Mayte Helguera
Mayte Helguera Psicóloga

Concepción Arenal dijo que 'el amor es para el niño lo que el sol para las flores. No le basta pan: necesita caricias para ser bueno y fuerte'. Esta frase expresa de forma muy bella lo que te queremos transmitir a continuación. Y es que es importante que los padres seamos conscientes de que los niños tienen unas necesidades afectivas que debemos garantizar todos los días. Entre estas: la de ser amados, ser escuchados, y ser respetados.

A continuación hablamos sobre estos requerimientos básicos afectivos que todos los niños necesitan tener cubiertos. Es un buen punto de partida para que como padres reflexionemos sobre qué ofrecemos a nuestros hijos.

La importancia de que tu hijo se sienta amado y respetado

Cuáles son las necesidades afectivas de los niños

Los padres son los principales proveedores en la satisfacción de las necesidades básicas de los niños. Los menores, especialmente si son muy pequeños, son totalmente dependientes de los adultos. Como ninguna otra especie, los 'cachorros' humanos necesitan de sus progenitores para la supervivencia. Sin embargo todos sabemos que esto no es suficiente, las necesidades de los niños van mucho más allá.

El alimento que más nutre en los primeros años de vida es el amor. El primer septenio (los primeros siete años de vida) resulta clave en la configuración de la estructura psíquica y emocional de los menores. Este periodo es una 'primera vuelta de tuerca' en el desarrollo evolutivo posterior, en realidad supone la cimentación por un lado de la identidad y del concepto de sí mismo y por otro de las habilidades y los recursos de afrontamiento, todo ello es tan determinante para gozar de una vida sana y plena.

En ocasiones reducimos las necesidades del niño a su tamaño y olvidamos que no son adultos pequeños; son niños y como tales tienen necesidades y recursos distintos. Los padres han de tener la sensibilidad suficiente para respetar, escuchar, ver y amar a sus hijos de forma abarcadora, en lo que es explícito y en lo que está más allá.

Recuerdo que mi hija de pequeña, cuando jugaba con sus primos al 'pilla pilla' siempre decía a sus compañeros de juego 'mamá es casa'... Es un recuerdo muy tierno que ilustra a la perfección ESO que debemos ser para los niños, debemos 'ser casa', el lugar donde se sienten a salvo, queridos, respetados, vistos, escuchados...

Las 4 necesidades afectivas de todos los niños

Los niños necesitan ser amados y respetados

Y, ¿cuáles son esas necesidades afectivas de los niños que los padres debemos de cubrir? Son cuatro y a continuación hablamos más sobre cada una de ellas.

1. Los niños necesitan ser amados
Tus hijos necesitan amor incondicional que esté a salvo de enfados y de regañinas, de tal forma que podamos decir 'aunque ahora estoy enfadado contigo te quiero mucho', 'no me gusta esto que has hecho pero te quiero y te acepto tal y como eres'.

Nuestro amor no varía según los enfados y los conflictos del día a día; lo cuidamos como el tesoro que es. Recordemos la frase que abre este texto: los niños necesitan el amor como las flores al sol. Puede haber carencias materiales pero lo que nunca debe faltar es el amor.

2. Los niños necesitan ser vistos
Esto significa que tenemos que verles y darles su sitio. Observar sus emociones y sus necesidades para responder a ellas. Debemos mirar a los niños a los ojos, comunicarnos con ellos con el cuidado que lo haríamos con un adulto, es bueno incluso ponernos físicamente a su altura para hablarles.

Cuáles son las necesidades afectivas de tus hijos

[Leer : Por qué debes agacharte al hablar con tu hijo]

3. Los niños necesitan ser escuchados
Tenemos que tener oídos que no solo oigan, sino que también escuchen, tanto lo que los niños hacen explícito como lo que no dicen pero es importante, muy importante. Tenemos que aprender a escuchar sus miradas, su cuerpo, sus gestos... Una escucha abarcadora; integral.

4. Los niños necesitan ser respetados
En multitud de ocasiones se falta el respeto a los niños argumentando cosas parecidas a 'como son pequeños no se enteran'. Lejos de 'no enterarse', son absolutamente permeables a todo lo que sucede a su alrededor. Los padres han de ser conscientes de esto para poner atención y cuidado, tanto o más como lo harían si estuvieran interactuando con adultos.

Puedes leer más artículos similares a Necesidades afectivas de los niños - Ser amados, respetados y escuchados, en la categoría de Límites - Disciplina en Guiainfantil.com.