Renata. Poemas infantiles de animales

Poesía para niños para aprender jugando

Renata es un bonito poema infantil que cuenta la historia de una gata que, sentada desde su ventana, ve a otros animales del vecindario. Una poesía para que los niños aprendan sobre los animales.

A través de los poemas infantiles de animales, los niños pueden familiarizarse con cada una de las especies, al mismo tiempo que fomentamos el placer por la poesía.

Poemas infantiles de animales: Renata 

Poemas infantiles de animales: Renata 

Un poema infantil de animales escrito por Marisa Alonso Santamaría que los niños disfrutarán y les animará a seguir leyendo más historias en verso. 

Al salir el sol,

todas las mañanas,

la gata Renata

se asoma a la ventana.

 

Todas las mañanas

sentadita está,

en esta ventana

dispuesta a escuchar.

 

Los pájaros cantan,

la gata los mira,

sus trinos escucha

sus cantos admira.

 

Canta la canaria,

después el jilguero,

Renata adivina

quién canta primero.

 

Van llegando poco a poco

los gatos por los tejados,

todos vienen al concierto,

Renata los ha llamado.

 

Pasan dos perros ladrando,

todos les mandan callar,

que con sus fuertes ladridos

no los dejan escuchar.

 

Todos los gatos callados,

todos muy quietos están,

Renata está emocionada

casi a punto de llorar.

 

Ha pasado otra mañana,

Renata está en la ventana,

y todos los pajaritos

le dicen hasta mañana.