Las niñas son las que más sufren acoso en Internet

Las estadísticas alertan sobre el alto porcentaje de ciberacoso a las niñas

El acoso entre niños que antes se limitaba apenas a la escuela o al colegio, ahora se prolifera en Internet. Un ejemplo de ello son las innumerabes denuncias que llegan a diario a Protégeles, una ONG que trabaja para mejorar la seguridad de los menores en la red, o las terribles estadísticas que nos llegan de violencia o acoso en México a través de las redes sociales.

Precisamente esta ONG Protégeles hizo famoso hace años un spot, en el que se muestra cómo una niña sufre acoso durante una charla que comparte con otros niños en una red social. El objetivo del spot es concienciar y alertar a los padres y a los niños sobre los peligros que existen en Internet, y la necesidad de una mayor implicación y control de los padres para que sus hijos disfruten de una navegación más segura. Además pone de manifiesto que las niñas son las que más sufren acoso en Internet.

El vídeo que denuncia que las niñas son las que más sufren acoso en internet

 

Este vídeo tiene unos cuantos años (es de 2009), pero explica con mucha claridad qué ocurre cuando otros niños 'juegan' ( a su manera) con una niña a través de las redes sociales. Mientras ellos se divierten, la víctima sufre todo tipo de humillaciones. Un tipo de violencia que crece sin parar y que puede desembocar en acoso y ciberbullying.

Las niñas, las más vulnerables al acoso en redes sociales

Niña con ordenador

Violencia, humillación y mucha crueldad. Las redes sociales se utilizan en muchas ocasiones como terribles herramientas de acoso. Las principales víctimas, las niñas. En México, se calcula que 6 de cada 10 niñas es insultada, amenazada o humillada alguna vez por alguna de las redes sociales que utiliza. Y aunque la edad de mayor pico de ciberacoso continúa situada en los 13 años (según la ONG Protégeles), cada vez se recogen denuncias de acoso a edades más tempranas.

Las nuevas tecnologías son armas de doble filo. Nos aportan muchas ventajas y nos facilitan la vida, sí, pero también muestran su terrible cara negativa: el acoso escolar, que antes se localizaba en un lugar concreto (el aula),y que ahora se extiende también a los hogares, las 24 horas del día. Sin tregua. Sin descanso.

Muchos niños y sobre todo niñas, son acosadas a través de las redes sociales sin piedad. También a través de las aplicaciones de mensajería instantánea. Según ANAR, una ong preocupada por la seguridad de los más pequeños, la forma más habitual de ciberacoso hoy en día se ejerce a través de Whatsapp, una de las aplicaciones de mensajería instantánea más utilizadas en España.

Sin embargo, en Inglaterra, el principal canal de ciberacoso llega a través de Instagram, un dato que denuncia la ong Ditch.

Una vez más, se pone de manifiesto la importante labor de padres y educadores, para prevenir, para localizar, para frenar cualquier atisbo de acoso o ciberacoso, ya sea en las aulas o a través de las redes sociales. La base pasa por una educación basada en valores como el respeto y la tolerancia, y en medidas judiciales más severas en temas de bullying. Frenemos entre todos el acoso.