La ejemplar respuesta de un profesor al que una madre intentó sobornar

La conversación entre la madre y el profesor de un niño que había suspendido

Hay padres que son capaces de todo con tal de que su hijo apruebe en el colegio. Padres que deciden solucionar a su hijo todos los problemas, evitarles traumas y frustraciones. Padres, como la madre de Lalito, un niño (casi adolescente) de 14 años al que ella sigue tratando como un niño de 2 años.

Un día, la madre de Lalito decidió hablar con el profesor de su hijo, ya que no hacía más que suspender... y le ofreció un soborno con tal de que le aprobara. Esta fue la épica respuesta del profesor, (que sirve para todos esos padres que aún sobreprotegen a sus hijos). Aquí tienes íntegra la ejemplar respuesta de un profesor al que una madre intentó sobornar.

La ejemplar respuesta de un profesor al que una madre intentó sobornar

Respuesta de un maestro a una madre que le intentó sobornar

La madre de Lalito tenía, evidentemente, el teléfono del maestro de su hijo. Éste, por cierto, ya le había advertido en numerosas ocasiones sobre las repetidas ausencias de su hijo en clase y el poco esfuerzo que demostraba a diario con cada asignatura. ¿El resultado de esta desgana del chico?: un gran número de asignaturas suspendidas. 

La madre de Lalito, en lugar de tomárselo como un aviso serio sobre el rumbo que su hijo estaba tomando, decidió arreglarle los problemas. ¿Cómo? Le propuso al maestro hacer 'lo que fuera' con tal de que éste le aprobara. Lo hizo mediante una serie de mensajes de WhatsApp. Sin embargo, la respuesta del profesor no fue la que ella esperaba. Presta atención a la gran lección de este maestro. Válido para todos los padres que intentan tapar a la desesperada los problemas de su hijo: 

La madre de Lalito (Xenya) comienza la conversación con un 'Soy la mamá de Lalito. Estoy muy molesta porque reprobó a mi hijo'. A partir de ahí, la conversación toma este rumbo: 

Maestro: 'Señora, su hijo ya tiene 14, ya no debería llamarlo lalito... Y asegúrese de que en verdad venga a la escuela. Falta mucho!'

Xenya: 'perdón profe, esque ire, su papá nos dejó y el todavía le extraña mucho. Que puedo hacer para que no le repruebe? Haría cualquier cosa'.

Profesor sobornado

Maestro: 'Sólo hay algo que puedes hacer...

Xenya: digame lo que sea. Le juro que haría lo que sea. solo pase a mi lalito.

Maestro: 

1. Por favor, haz algo con tu ortografía. Si no tu hijo también va a reprobar español. 

2. Deja de llamarle Lalito a tu hijo. Ya tiene 14 y es un vago que terminará en la cárcel si tú no haces algo urgentemente.

3. Asegúrate de que sí venga a la escuela. Falta 2 o 3 veces a la semana y seguido lo miro en la salida, así que seguramente se junta con los vagos de la esquina que solo molestan a las niñas todo el día. Deja de OFRECERTE para resolverle los problemas a tu hijo. Si no, terminarás acostándote con cada policía de la ciudad si tu hijo sigue en la smismas. 

4. Y por favor, cambia de foto de perfil. Quizá por eso tu marido te dejó, y no por desobligado.

Profesor sobornado

Tal vez te parezca una respuesta demasiado agresiva. Tal vez pienses que el profesor podía haber dicho las cosas de otra forma... y también puede que pienses que fue una respuesta adecuada. Sea como sea, tiene muchas lecturas, pero la principal, la moraleja que podríamos sacar de todo esto es: no intentes solucionar los problemas de tu hijo de por vida. Enséñale a enfrentarse a ellos y a tomar las riendas de su vida. O jamás madurará y siempre será un niño. ¿O no?