Cambio de armario o closet. Cómo ordenar la ropa de verano de los niños

Cuando llega la primavera o el calor, guardamos la ropa de invierno de nuestros hijos y sacamos la de verano

Alba Caamaño
Alba Caamaño Organizadora profesional

Empiezan los días más largos, temperaturas más elevadas y la ropa empieza a ser más ligera... ¡Ha llegado la primavera! Y con ella, el cambio de armario o del closet. Es hora de guardar las prendas de invierno (abrigos, jersey, bufandas, gorros, poleras...) y sacar la ropa de verano (camisetas, tirantas, bañadores, chanclas...). Hacer el cambio de armario de los niños da un poco de miedo, ya que hay que separar aquella ropa que ya no le vale, la que está desgastada, la que vamos a guardar para el hermano, la que vamos a donar... Trucos para ordenar el closet de tus hijos.

Hacer el cambio de armario o closet de los niños (sin desesperarse)

Organizar el cambio de armario o closet de los niños

Empecemos por el principio: ¿cuándo hay que hacer el cambio de armario? La fecha a tener en cuenta va a depender mucho de la zona en donde vivamos; incluso, hay países que tienen una temperatura tan similar a lo largo de todo el año que no vale la pena hacer este cambio de ropa. Sin embargo, en otros lugares cuando empieza la primavera podemos ir guardando el plumífero, el jersey gordito y cualquier prenda de mucho abrigo que no nos harán falta ante las temperaturas más cálidas.

En el caso del closet de los niños también podemos hacer un cambio progresivo, pero debemos de tener en cuenta algunos factores importantes:

- Edad del niño
El cambio de armario de un niño de 3 años no se llevará a cabo de la misma manera que el cambio de ropa de tu hijo de 14 años, ya que el crecimiento es muy distinto. En el caso del niño más pequeño, es posible que la ropa que dejamos este año, quizás no le sirva al año siguiente; pero en el caso del de 14, se puede valorar si aprovechamos algunas prendas para el próximo año.

- Hermanos o primos más pequeños
Si son más de un niño en la familia y podemos aprovechar la ropa del hermano o hermana mayor para el siguiente, sería importante tenerlo en cuenta para guardarla y que la pueda heredar.

- Donar o regalar
En el caso de que la ropa no tenga un sucesor, una de las mejores opciones a tener en cuenta si no se tiene pensado tener más hijos, puede ser la donación o regalársela a algún niño de la familia o amigos. La ropa de segunda mano en estos casos, muchas veces está prácticamente nueva y es una acción realmente sostenible. Recuerda las 3 R: Reducir / Reutilizar / Reciclar.

4 trucos al guardar las prendas de invierno y sacar la ropa de verano

Cambiar la ropa de invierno por la ropa de verano

Y si nos toca guardar la ropa de un año para otro o incluso de un hijo para otro, estos son los cuatro puntos más importantes para organizar la ropa de fuera de temporada. En esta ocasión, nos centramos en cómo guardar la ropa de invierno (toda la ropa para el frío) para sacar al closet la de verano (la ropa para los días de calor).

1. Separa por tallas la ropa
Es importante guardar la ropa de los niños por etapas. Por ejemplo, en una caja la ropa de los 3 a los 6 meses; en otra, la de 12 a 18 meses...

2. Organiza por categorías
Una vez separado por tallas, vamos a subdividir las prendas por categorías: pantalones, camisetas, camisas, vestidos...

3. Guardad en cajas
Si vamos a mantener la ropa en nuestra casa en un closet, en un altillo o canapé, podemos usar cajas de tela sin problema; pero si la vamos a guardar en un trastero, lo ideal son cajas de plástico y cerradas en las que podamos introducir bolsitas para la humedad e incluso algún saquito de olor tipo lavanda. Es lo mejor para que la ropa no se estropee o ensucie con el polvo.

4. Etiqueta cada una de las cajas
Recuerda etiquetar cada caja con la talla y la categoría de ropa que hay dentro. De ese modo resultará mucho más sencillo acceder a ello cuando se necesite ante el cambio de armario siguiente, cuando lo necesite el siguiente hijo...

Y lo más importante, realizar el cambio de armario acompañado del niño te ayudará a fomentar una rutina en la que él forme parte y aprenda a hacerlo solo.

[Leer +: Cuando los niños están obsesionados con el orden]

Cómo ordenar y organizar el armario de tus hijos

Los trucos para ordenar el closet de los niños

Ahora que ya tenemos claro algunos aspectos importantes, vamos a ver cómo organizar el armario de los niños. Estos son algunos de los consejos que debes tener en cuenta para fomentar el orden en el closet de los niños.

- ¿Colgar o doblar la ropa?
Siempre que sea posible, colgar la ropa es la mejor opción. Nos aporta mayor visibilidad de lo que tenemos, es más sencillo de ordenar y se mantiene mejor sin arrugas. Pero no siempre tenemos la posibilidad de hacerlo, ya que no disponemos de mucho espacio en nuestros hogares. En ese caso, la mayoría de las veces combinamos ambas, colgar y doblar las prendas de los niños.

La ropa que colgamos: Las prendas más finas (tipo vestidos, camisas...), pues es la ropa que más se suele arrugar. También colgamos las prendas más grandes como los abrigos.

La ropa que doblamos: Y la ropa que es de un tejido más suave tipo algodón la doblamos (pijamas, camisetas, pantalones, bodys...). Si es posible doblarlos en vertical, mejor pues nos ayudará a optimizar mucho más el espacio, ver más fácilmente lo que tenemos y mantenerlo ordenado.

- Fácil acceso para autonomía
A la hora de organizar el armario, cajonera o cómoda de los niños debemos de tener en cuenta la edad del pequeño si queremos dejarle la ropa a su alcance, favoreciendo la autonomía y que él solito pueda elegir, vestirse y volver a ordenar la ropa cuando sea necesario. Es muy importante crear hábitos y rutinas para ellos, pero debemos de ponerle las cosas fáciles para que puedan hacerlo.

Truco: Si no es posible ponerle a su altura la ropa o de una manera que le quede de fácil acceso, podemos valorar la opción de ponerle un colgador adhesivo en el interior de la puerta del armario, en un lateral o en algún lugar de la habitación que no quede muy a la vista y no que genere mucho ruido visual. En ese colgador pondremos en una percha la ropa que él mismo haya elegido para vestir al día siguiente y de esa manera beneficiamos su autonomía.

- Ordenar los zapatos
En este caso debemos de tener en cuenta dos cosas: la cantidad de zapatos que tenga nuestro hijo y el hábito de uso que se le da a los mismos. Si el niño se suele calzar y descalzar en la habitación, podemos buscarle un bajo cajón forrado o un bajo armario para guardarlos. De lo contrario si se suele hacer en la entrada de la casa, lo mejor es disponer de un zapatero, baúl o algún lugar adecuado para ello y facilitarle el trabajo y por lo tanto mantener el orden más fácilmente.

Puedes leer más artículos similares a Cambio de armario o closet. Cómo ordenar la ropa de verano de los niños, en la categoría de Habitaciones en Guiainfantil.com.