Guía para lograr que los niños sean ordenados de una vez por todas

7 claves para que tus hijos aprendan a mantener el orden y recoger los juguetes en su habitación

Alba Caamaño
Alba Caamaño Organizadora profesional

Muchos padres se sienten desesperados porque sus hijos lo dejan todo por medio, no recogen sus juguetes cuando terminan de jugar y tienen su habitación desordenada. Para todos ellos, he elaborado una pequeña guía para acompañar y enseñar a los niños a ser ordenados de una vez por todas. Recuerda, sin embargo, que la clave del éxito para cambiar el caos de casa por el orden es tener paciencia, ofrecer mucho cariño a nuestros hijos y tener cierta flexibilidad. Pero vamos paso a paso.

Los muchos beneficios del orden para los niños

Transmitir orden y organización a tus hijos

A todos, tanto a adultos como a niños, nos gusta el orden, pero a veces la acción de ordenar no es nuestra favorita. Ser conscientes de los beneficios que nos aporta, nos ayudará como padres a entender mejor cómo puede beneficiar a nuestros hijos y la importancia de enseñarles a ser ordenados desde la infancia.

El orden en los niños les permite ser más responsables, tener unas rutinas que le aportarán mayor seguridad, será un punto de partida para ordenar su tiempo y sus ideas según vayan creciendo.

Les produce más calma, mejor estado de ánimo y sobre todo mayor control sobre sí mismos.

Sabiendo lo beneficioso que es el orden para los pequeños de la casa es posible que te estés preguntando cómo se puede lograr. Por ese motivo, a continuación te voy a dar 7 claves para enseñar a los niños a ser ordenados.

Claves para enseñar a los niños a ser ordenados

Lograr que los niños sean ordenados

Aquí va una guía rápida para que el orden forme parte de vuestro hogar de una forma sencilla y habitual. Toma nota de las siguientes claves y adáptalas a tus necesidades y las de tu familia.

1. Ser ejemplo y motivación
El mejor motivo para que los niños sean ordenados es ver que sus padres lo son, de ese modo consideran que es algo normal. Para ellos siempre les resultará más sencillo copiar lo que ven en casa que no crear nuevas aptitudes. La motivación acompañada del ejemplo son clave. Si ven en nosotros los padres que ordenar es algo divertido, así lo sentirán y les costará menos hacerlo.

2. Acompañar y formar equipo
Desde muy pequeños, lo ideal es acompañar a los niños en el momento de ordenar, ya que aunque no lo hagan muy rápido o incluso nada, el hecho de involucrarse en la tarea será un hábito que con el tiempo irán adquiriendo y hacerlo en equipo refuerza los vínculos entre padres e hijos.

3. Jugar y ordenar van unidos
Hazle ver a tu hijo o hija que ordenar forma parte del juego y que es algo divertido. Usa alguna canción, música o juego que le motive a hacerlo. Mantén siempre una actitud positiva y conseguirás que desde muy pequeños se acostumbren.

4. Facilitarle el acceso a sus cosas
La autonomía es clave para poder involucrarlos en las tareas desde muy pequeños. Uno de los errores más comunes en los hogares es no pensar en tener a su alcance las cosas, por ese motivo, observa el sistema de organización que tienes en tu hogar, para saber si está adaptado a su edad y a su alcance para que él solo pueda realizar las tareas.

[Leer+: Cómo preparar la casa a la autonomía de los niños y Montessori]

Enseñar a los niños a ser ordenados y organizados

5. Mobiliario y almacenaje
Para poder mantener el orden y facilitarles el trabajo de recoger los juguetes y el resto de sus cosas, aparte de que esté a su alcance, es necesario tener mobiliario y sistemas de almacenaje adecuados a sus rutinas y a la cantidad de cosas que se tengan. Usa muebles de fácil acceso y cajas, bolsas, separadores o cualquier complemento que facilite poder tener todo a la vista pero ordenado.

6. Etiquetar por categorías
Si agrupamos sus cosas por categorías, cuando toque ordenar será mucho más rápido y efectivo y lo hará mucho más intuitivo si a esas categorías le incluimos etiquetado (en la ropa, en los juguetes, en las cosas de aseo...) podemos hacerlo con pegatinas, dibujos que ellos mismos creen o incluso fotos de lo que contiene en el interior.

7. Celebra, motiva y reconoce
Y sobre todo hazle ver a tu hijo o hija que lo está haciendo muy bien, no pienses en que tenga que hacerlo a la perfección, ni tan rápido como tú, valora lo que haya hecho por muy poco que haya sido, le hará sentirse mucho más motivado y con más ganas de repetirlo.

Enseñar a los niños a ordenar su habitación

Guía de orden para niños

Pero sobre todo, no olvides otros tres puntos importantes: la paciencia, el cariño y la flexibilidad.

Los niños al final son niños, y tienen sus días menos buenos y momentos de crecimiento con cambios continuos y debemos entenderlos, acompañarlos con mucho cariño y ser flexibles, porque no siempre les va a apetecer cumplir con las tareas, al igual que nos ocurre a nosotros cómo adultos.

Así que piensa siempre en un cómputo general, en que la mayoría de las veces así lo hace. Y aunque de vez en cuando no sea así, no te frustres como padre, lo estás haciendo muy bien. Poco a poco, verás como los niños son más ordenados, de una vez por todas.

Puedes leer más artículos similares a Guía para lograr que los niños sean ordenados de una vez por todas, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: