Tu casa puede ser la mejor academia de inglés para los niños y tú, el mejor teacher

Dinámicas para incrementar el vocabulario en inglés de tus hijos desde casa

Laura Cerrillo
Laura Cerrillo Logopeda y docente

Si a menudo el aprendizaje de nuestra propia lengua ya es complejo, más lo puede ser aún el aprendizaje de una segunda lengua o lengua extranjera como podría ser el inglés. Si las llamadas faltas de ortografía ya están presentes habitualmente en nuestro idioma, es esperable que incluso sean muchas más en otra lengua que, además, únicamente se trabaja en una única asignatura. Para corregir esta situación, te presentamos una infalible técnica que puedes empezar a poner en práctica desde tu hogar. ¿Te imaginas convertir tu casa en una academia de inglés? 

Tu casa, la mejor academia de inglés para tus hijos 

Tu casa puede ser la mejor academia de inglés para los niños y tú, el mejor profesor

Podríamos hablar de una primera complejidad de la lengua basada en el aprendizaje de sus unidades pequeñas como serían las palabras de vocabulario. Posteriormente sería también importante el aprendizaje de la combinación y conjugación de ellas para formar frases, así como la correcta pronunciación de todas las producciones. ¡Todo un reto para nuestros hijos! 

En este post de GuiaInfantil.com nos centraremos en explicaros cómo facilitar la memorización e integración de este primer vocabulario inicial con tres sencillas pautas para realizar la dinámica: Jugando con el vocabulario de nuestro entorno. Las instrucciones para llevar a cabo esta dinámica se resumen en tres pasos:

- Primer paso de etiquetaje
Utilizaremos etiquetas adhesivas o pequeñas cartulinas para etiquetar los diferentes objetos de nuestro entorno más inmediato con su respectivo nombre en inglés. No será necesario hacerlo en todos los objetos y se puede ir organizándolo progresivamente por cantidad de etiquetas acumulables y por categorías. Por ejemplo, empezando la primera semana por cinco palabras de vocabulario del baño (cepillo, espejo, ducha, jabón y lavabo) e ir incrementando tres palabras nuevas por semana, hasta por ejemplo poder progresar hacia el vocabulario de cocina, y así paulatinamente poder hacer lo mismo con las diferentes estancias y objetos cotidianos de nuestra casa. Pero ¿cómo podemos asegurar que estas palabras y etiquetas con las que vamos poco a poco inundando nuestra casa están siendo correctamente aprendidas?

- Segundo paso de comprobación
Una vez que estas nuevas etiquetas hayan estado añadidas en casa durante un plazo aproximado de una semana, será el momento de poder poner a prueba a nuestros hijos: '¿Las habrá interiorizado?' Y en el caso de que aún comentan algún error, ¿Cómo podemos seguir trabajándolas para integrarlas correctamente?

- Tercer paso de repaso
En el caso de que le pidamos a nuestros hijos que recuerden los tres nuevos nombres de la semana (por ejemplo pencil, pen y paper) y no sepan contestarnos ni sean capaces de escribirlo correctamente en una pizarra o papel en blanco (por ejemplo: peiper o pensil), deberán hacer un breve entrenamiento de penalización tanto escrita como oral. 

La penalización escrita consistirá en que deberán escribir la palabra, utilizando un color llamativo en la letra o las letras equivocadas en tamaño grande para remarcar bien el motivo del error, por ejemplo, penCil o pAper. Por otro lado, la penalización oral consistirá en deletrear las letras de la palabra errada un total de cinco veces en voz alta, por ejemplo: p – e- n- c –i – l (5 veces). E incluso en el caso de niños mayores, podríamos también pedirles la tarea de deletrear la palabra también al revés, por ejemplo: l – i – c – n- e –p (5 veces).

Vocabulario de nuestro entorno

vocabulario de inglés

Y una vez que tenemos sabemos cuál es el método que vamos a utilizar para que nuestro hijo aprenda inglés y, sobre todo, aumente el número de palabras que puede conocer, te dejamos aquí con algunos de los posibles ejemplos que os podrían ayudar e inspirar para crear un buen almacén con el vocabulario más esencial de vuestro entorno doméstico y útil para su aprendizaje. ¡Solo tienes que darte una vuelta por tu casa! 

- Cocina: comida, electrodomésticos, cubertería y vajilla, utensilios de limpieza o para cocinar, muebles, puerta, etc.

- Baño: champú, gel, lavabo, ducha, fregadero, secador, peine, etc.

- Habitaciones: ropa, muebles de escritorio, asignaturas, juguetes, libros, cama, ventanas, etc.

- Comedor: sillas, mesa, sofá, televisor, ventilador, cuadro, etc.

¿Empezamos? 

Puedes leer más artículos similares a Tu casa puede ser la mejor academia de inglés para los niños y tú, el mejor teacher, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.