6 Rasgos que definen a los niños en los que predomina el color verde

Cómo influyen los colores en la personalidad y el carácter de tu hijo

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

Hoy toca ver el mundo de colores. Y con ellos, vamos a averiguar qué color (azul, verde, rojo o amarillo) representa a nuestro bebé. Y no, no estamos hablando de darle el azul a los niños y el rosa a las niñas, sino de acercarnos a definir algunos rasgos de comportamiento de nuestro pequeño a través de los colores y saber si tiene alma de jefe en un futuro o cómo serán sus relaciones con los demás. 

¿Quieres saber, por ejemplo, qué características definen a los niños en los que predomina el verde? ¿estará tu hijo en este color? Conocer estos detalles, te ayudará a descubrir su yo interior y a trabajar con él muchos aspectos. 

El test de los colores para conocer la personalidad de tu hijo

test de los colores

Para ello vamos a descubriros la teoría psicológica de Carl Jung y el modelo Insight. Este nos habla de que existen cuatro tipos fundamentales de energías, cada una asociada a un color (azul, rojo, amarillo y verde), como aproximación para la identificación de los diferentes tipos de personalidades (mira el gráfico de arriba) 

Todos los niños son diferentes y especiales, pero todos comparten muchos rasgos en común. Y es que, todos tenemos algo de los cuatro colores con mayor o menor tinte, de las cuatro energías, pero algunos de ellos son más dominantes que los otros y marcan más nuestro carácter y nuestro comportamiento. ¿Quieres averiguar qué color predomina en tu bebé? 

Características que definen a los niños de color verde 

rasgos que definen niños color verde

Desde Guíainfantil.com te descubrimos hoy el color verde. Como era de esperar, el verde está asociado a la naturaleza, a la Madre Tierra.

En general son niños sociales y empáticos, que perciben el mundo a través de sus sentidos para construir sus propios valores y crear su imaginario e espiritualidad. Los pequeños con energía verde tienen en su personalidad los siguientes rasgos:


1. Son niños pacientes y tolerantes
Estos pequeños transmiten calma y serenidad. Las prisas no son lo suyo. Caminan despacio, pero seguro. Con ellos la armonía siempre reinará en la familia. El autocontrol acabará siendo una de sus señas de identidad. Y es que, no conseguiréis sacarle fácilmente de sus casillas.


2. Son niños espirituales
Estos retoños buscan la armonía y el equilibrio en su vida. En ellos verás la lealtad y, además, crearán relaciones profundas y estables. No en vano les gusta la cercanía de las personas. Y siempre consiguen están bien rodeados, ya que son muy vitalistas y optimistas, aunque sean introvertidos.


3. Son niños democráticos
El respeto le definirá como persona. Les encanta escuchar y tener en cuenta la opinión de los demás. Y es que, prefieren el trabajo en equipo y las decisiones democráticas que facilitan la unión del grupo. No obstante, defenderán sus valores con determinación y con persistencia, pero siempre sin buscar la confrontación.


4 Son niños persistentes y constantes
Si en tu niño predomina la energía verde tendrás en casa a un buen trabajador. No les asusta el trabajo duro ni la rutina. Poco a poco y despacito acaban siempre por llegar a la meta. Se entretienen en los detalles y nunca tiran la toalla hasta cumplir con su objetivo con eficacia.


5. Son niños con poca creatividad
Estos benjamines serán obedientes. Y es que prefieren que les manden y les digan lo que tienen que hacer que pensar y crear ellos por sí mismos. Se decantan por el trabajo mecánico y tratan de escaquearse de aquel que sea liberal o creativo. La energía verde les convierte en personas prácticas y realistas. Vamos, pocos pájaros hay en sus cabecitas.


6. Son niños a los que no les gusta los cambios
Les va la estabilidad y como color de naturaleza que es, a estos pequeños les gusta tener los pies en la tierra y las situaciones bajo control. Buscan siempre minimizar los riesgos, lo que les hace ser cautelosos. En
su huída de los cambios y de la innovación, suelen poner su apuesta en lo tradicional.

“Verde que te quiero verde”, nos dejó escrito Federico García Lorca en su Romancero Gitano. Esta energía, gracias a la Madre Tierra, siempre nos envuelve y seguro que hay algo de ella en tu hijo. ¿Reconoces ya la parte más verde de tu hijo?