El test de los colores para descubrir lo bueno y lo malo del niño

Cómo corregir conductas y comportamiento de tu hijo

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Cuando eres madre y observas jugar en el parque a tu hijo muchas veces te dices a ti misma: "Este niño tiene madera de líder. ¡Va para presidente del gobierno". O, por el contrario, piensas: "Mi pequeño tiene un don especial para las relaciones sociales".

Y puede que no estés equivocada porque estos rasgos de personalidad están vinculados a un determinado color. ¿Quieres sabes qué más información puedes obtener de tu pequeño según la energía que rige sobre él? Te presentamos el test de los colores para descubrir lo bueno y lo malo del niño. 

El test de los colores para descubrir la personalidad de tu hijo 

El test de los colores para descubrir lo bueno y lo malo de tu hijo

Te presentamos una herramienta para que comprendas y conozcas más a tu hijo. Y es que sabiendo qué características tiene, ¡podrás anticiparte a su comportamiento, mejorar la comunicación entre vosotros, identificar sus necesidades, adelantarte y cambiar sus conductas e, incluso, ayudarle a gestionar sus emociones

Para ello nos basamos en el test de los colores, creado por Carl Jung, médico y psiquiatra, que estableció la teoría de los 4 colores. Teniendo en cuenta que cada uno somos distintos y diferentes, todos compartimos algunos rasgos en común. 

Arriba tienes una tabla con las características cada uno de los colores. Solo tienes que leerlas. La casilla donde más adjetivos identifiques a tu hijo, te dirá el color que predominará en su vida a la hora de sentir y de pensar. ¿No te parece que nos da muchas pistas para explorar en el mundo interior del pequeño? 

Niños de color azul 
Se caracterizan por ser muy analíticos y reflexivos. No toman decisiones por impulsos, sino que tienen en cuenta todos los factores. ¡Les gusta tenerlo todo organizado y bien planificado ! Esto será algo que de cara a los estudios les vendrá genial. 

Lo peor de los niños de color azul es que son muy desconfiados, no se fían de nadie, y les encanta la soledad. Si ves jugar a tu hijo solo, ¡forma parte de su personalidad! Pero como ya lo sabes, lo que puedes hacer es intentar trabajar sobre él en este aspecto. 

Niños de color verde
El día a día con los niños de color verde es muy fácil porque son bastante empáticos y tienen una gran facilidad para ponerse en la piel del otro. Si te ve agobiada o estresada, ¡siempre intentará echarte una mano para que estés mejor! ¡Un cielo! 

Y, ¿cuál es su lado oscuro? Son demasiado reservados y callados con sus cosas. Les cuesta hablar de sentimientos y de emociones, con lo que nunca sabrás qué les pasa realmente. Te tocará emplear técnicas como el juego de la rosa y la espina para saber, por ejemplo, cómo les ha ido en el colegio. 

Niños de color amarillo
Son creativos, imaginativos, alegres, extrovertidos y muy muy positivos. Siempre tendrán dibujada en su cara una sonrisa y verán siempre el vaso medio lleno y nunca medio vacío. Dará gusto hacer planes en familia con él/ella porque siempre aceptará encantado, sin poner ni una pega ni expresar una queja. 

Y, como puedes ver en el quesito de arriba, ¡son imprevisibles! Les cuesta controlar sus emociones, y ahí es donde como padre o madre tendrás que trabajar con él. No puede ser lo que él quiera cuando él quiera, tiene que aprender unas rutinas y unas reglas para vivir en sociedad. 

Niños de color rojo
Y llegamos a la última categoría: los niños con energía roja. ¿Qué tienen de bueno y de malo los que se encuentran en este lago del círculo?

Si hay una fase porque la que todos los padres pasamos es por la etapa de los miedos: a los payasos, a estar solos, a la oscuridad... Con los niños de color rojo este problema, si se te da, será mínimo porque se trata de personas muy valientes, decididas y con determinación. ¡Ellos no esconden la cabeza por nada!

Por contra, esa energía que derrochan les puede ocasionar algún que otro contratiempo en sus relaciones con los compañeros de clase, y es que son un poco autoritarios y les encanta liderar cualquier tipo de proyecto. Algunos pueden tacharles de 'sabelotodo'. 

Este test de los colores te descubrirá lo bueno y lo malo de tu hijo, pero lo puedes aplicar también a otros miembros de la familia: tu pareja, tu hermana, tu padres e, incluso, a ti misma. Y es que no hay nada mejor que conocerse a sí mismo con sus virtudes y con sus defectos para trabajar sobre ellos y mejorarlos. ¿Empezamos? 

Puedes leer más artículos similares a El test de los colores para descubrir lo bueno y lo malo del niño, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.