Técnica de las palabras clave para que tu hijo comience el colegio con ilusión

Un profesor propone comenzar el colegio con palabras positivas para ilusionar a los niños

Estefanía Esteban
Estefanía Esteban Responsable Multimedia

Muchas veces solo necesitamos una palabra de aliento. Tal vez dos. 'Tú puedes!'. ¿No te ha sucedido que ante un momento de desánimo escuchas unas palabras motivadoras de la persona indicada y te sientes inexplicablemente poderoso o poderosa? Imagina lo que supone para un niño oír a sus padres (referencia básica para él) ese: 'Puedes lograrlo'.

Palabras clave para que el niño empiece el colegio con ilusión

Técnica de las palabras clave para que tu hijo comience el colegio con ilusión

Con esta idea, unos profesores han lanzado una fantástica idea para el comienzo del colegio: motivar a sus hijos mediante las palabras (que a menudo es el mejor alimento para la autoestima de los niños). Descubre en qué consiste la maravillosa técnica de las palabras clave para que tu hijo comience el colegio con ilusión... ¡y mucha energía!

Bastó una imagen en las redes sociales para descubrir una de las técnicas más eficaces y sencillas para ilusionar y motivar a los niños a comenzar el colegio. Una simple imagen: la de unos lapiceros con mensaje. Unos lapiceros con palabras 'mágicas'. Sí, mágicas porque consiguen efectos maravillosos en los niños. 

La imagen comenzó a circular entre padres y profesores. ¿Cómo no se nos había ocurrido esto antes? ¡Es una idea fabulosa! Solo necesitas unas palabras clave para que tu hijo comience el colegio con ilusión. 

La técnica es muy sencilla: cuando prepares el material escolar para la vuelta al colegio, después de forrar los libros y escribir el nombre de tu hijo en cuadernos y ropa... llega lo más importante: las palabras clave. Puedes hacer una lista con frases motivadoras y dejar las palabras escritas en los lapiceros de tu hijo, en un post-it dentro de los libros o en los cuadernos... en la goma de borrar... ¡donde se te ocurra!

Aquí tienes algunas frases que puedes utilizar. Quizás te sirvan como guía a la hora de apuntar tus palabras motivadoras en el material escolar de tu hijo: 

1. '¡Eres único!'

2. '¡Puedes hacerlo!'

3. '¡Tú puedes con todo!'

4. 'Eres inteligente'

5. 'Mamá te quiere'

6. 'Papá te quiere'

7. 'Eres brillante'

8. 'Eres importante'

9. 'Confío en ti: vas a conseguirlo'

10. 'El esfuerzo tendrá su recompensa... ¡seguro!'

Evidentemente, puedes añadir todas las frases motivadoras que se te ocurran, como 'eres un ganador', 'lo importante no es cómo se empieza, sino cómo se termina...', 'Persevera y triunfarás', 'hoy será un gran día'... Piensa en esas palabras que pueden ilusionar y hacer sonreír a tu hijo y que generarán en él una gran dosis de pensamiento positivo desde su primer día de clase. 

Cómo motivar al niño para el nuevo curso escolar

Después de una largas vacaciones, en donde prima la diversión y la relajación, vuelven las rutinas, el trabajo, los madrugones... Para un niño supone un esfuerzo, un esfuerzo grande. Por eso, es normal que al principio los niños se sientan algo reacios a comenzar el curso escolar. El miedo, la incertidumbre, el cambio de compañeros o/y de profesor... Todo supone un reto para ellos. Por eso, necesitan más que nunca la motivación, necesitan algo que les ilusione. 

La motivación es clave en el aprendizaje. Un niño sin motivación, se negará a atender en clase. Buscará distracciones de cualquier tipo, o intentará llamar la atención mediante un comportamiento no deseado. Un niño motivado, sin embargo, se mostrará ilusionado por aprender y tendrá muchísimas más posibilidades de terminar el curso con un excelente resultado. 

Existen muchas otras técnicas para motivar a un niño y para generar en él pensamiento positivo: 'la técnica del bote de la felicidad para generar pensamiento positivo', 'la técnica del post-it para motivar a los niños', 'la máquina de las sonrisas'... El objetivo de todos ellos es el mismo: mejorar la confianza del niño en sí mismo. Ni imaginas lo poderoso que es alguien que confía en sí mismo.

Lo resumiré con la frase que Carolina Marín, campeona de tres mundiales seguidos de Bádminton utiliza para explicar sus triunfos: 'Puedo porque pienso que puedo'. Esa es la actitud que debes contagiar a tu hijo no solo al comienzo, sino durante todo el curso escolar. Y verás los resultados.