Actividades fabulosas para promover el juego sostenible entre los niños

Ideas de juegos divertidos que, además, son respetuosos con el medioambiente

Beatriz Martínez

Jugar con juguetes sostenibles que no dañan el medioambiente es posible. Es más, se pueden hacer un montón de actividades 'ecológicas' y muy divertidas para pasar tiempo de calidad en familia y para enseñar a los niños lo importante que es cuidar nuestro mundo. Lo primero es informarse acerca de qué es el juego sostenible y lo segundo dejar volar la imaginación para reciclar y reutilizar lo que ya tenemos en casa.

¿Qué es un juguete sostenible?

Qué es el juego sostenible para los niños

Sostenible, medio ambiente y ecológico son conceptos que están en boca de todos. No es para menos, es tarea de todos cuidar el mundo en el que vivimos. Es por ello que cada vez somos más conscientes de la importancia del reciclaje o de tomar el transporte público en lugar del coche para reducir la contaminación. Pero aún hay más cosas sencillas que podemos y con las que además tendremos un pasatiempo excelente para hacer con los peques: los juegos y juguetes sostenibles que no dañan el medio ambiente.

¿Sabes qué es un juguete ecológico o sostenible? Pues ni más ni menos que aquel que se compone de materiales naturales y biodegradables tales como el corcho, la madera y el papel o el cartón reciclados. A su vez, no contienen cloros ni otras sustancias contaminantes como metales pesados o disolventes químicos. La pintura que se utiliza para diseñar este tipo de juguetes está basada en vegetales.

En cuanto al uso de pilas, lo más acertado es elegir juguetes que no las lleven pues contienen sustancias nocivas para la salud y también para la naturaleza. Si no hay más remedio que hacer uso de las pilas que estas sean recargables con un cargador que use placas solares.

¿Cómo puedo conseguir este tipo de juguetes? Te preguntarás. Basta con leer la etiqueta e informarse un poco acerca de la marca y el fabricante. Existen empresas que crean juguetes para niños de todas las edades que cuentan con un proceso de fabricación artesanal. Es más, son de producción local y siguen las normas de Comercio Justo.

¿Qué otra opción tenemos además de apostar por este tipo de juguetes ecológicos? Pues elegir aquellos que enseñen a los niños cómo cuidar el entorno. Por ejemplo, un kit para hacer papel mediante una pasta o para reciclarlo. Tengo que hacer aquí un pequeño paréntesis para contarte algo: el proyecto de mi hijo en el curso de 4 años fue 'el papel sale de los árboles', utilizaron uno de estos kits para aprender a hacer papel. ¡Le encantó! Volviendo al tema de antes, también puedes optar semilleros para plantar plantas o por los divertidos experimentos con agua o energía solar.

[Leer +: Cómo hacer un huerto sostenible con los niños]

Ideas de juego sostenible al aire libre para niños

¿Se te ocurre algún juego sostenible para hacer con tus hijos? Seguro que sí, solo tienes que pensarlo un poco. Veamos, tenemos que buscar una actividad entretenida, que no dañe el medio ambiente y que podamos hacer en la calle.

1. Organizar un paseo en bicicleta
¿Qué te parece dar un paseo con tus hijos en bici? Además de ser una actividad muy entretenido, os permitirá hacer un poco de ejercicio.

2. Ruta por la ciudad o el campo
Por descontado que también podemos hacer una ruta andando para conocer los rincones desconocidos de la ciudad.

3. Plantar hortalizas
Por qué no acudir al huerto del barrio y plantar unos ricos tomates o ayudar a trabajar la tierra. Se trata de una actividad sostenible que no daña el medio ambiente, cuesta poco dinero y agrada a grandes y pequeños.

Ideas de actividades y juguetes apropiadas para el medioambiente

4. Reduce, reutiliza y recicla también en los juguetes
Puedes comprar juguetes que abracen el consumo responsable y que estén hechos de materiales sostenibles y poco contaminantes, pero también puedes reciclar y reutilizar los que ya tienes en casa. Todo va a depender de cómo sean los juguetes en sí, de la edad de tus niños y de sus gustos, pero por darte unas sencillas ideas te diremos que...

- El estuche de las pinturas que se ha quedado viejo puede ser ahora su nueva hucha para ahorrar unas cuantas monedas.

- Los muñecos pequeños articulados pegados a la pared pueden hacer las veces de perchero.

- Unos cuantos peluches se pueden convertir en un cuadro gigante para adornar la pared de la habitación.

- Los libros que ya se han leído cientos de veces pueden pasar a ser ahora el material de lectura de otros niños más pequeños.

- Una caja vacía de zapatos es el espacio perfecto para guardar todos los dibujos que hacen los peques.

Ahora que ya conoces algunas ideas de juegos y juguetes que no dañan el medio ambiente solo nos queda preguntarte, ¿te apuntas al juego sostenible?