Los niños necesitan jugar TODOS los días - Etapas del juego infantil

Los bebés, niños y adolescentes aprenden a través del juego y las actividades lúdicas

Sara García Iglesias
Sara García Iglesias Maestra de Infantil

¿Cuántas horas al día juegan tus hijos? Seguro que antes muchas más que ahora. Y es que, cuando son pequeños, tienen todo el tiempo del mundo para jugar pero, según se van haciendo mayores, el rato de ocio tiene que competir con los deberes o las pequeñas responsabilidades diarias como hacer la mochila, recoger su ropa o poner la mesa. Pero lo cierto es que los niños necesitan jugar todos los días. A continuación te ayudamos a saber por qué hablándote sobre las distintas etapas del juego infantil según Piaget.

Todos los niños tienen que jugar todos los días (¡así aprenden!)

Los niños tienen que jugar todos los días

¿Sabías que los niños aprenden mientras juegan? Así lo explican investigaciones como 'Aprendizaje a través del juego' de Unicef. Resulta que donde los adultos, que también fuimos niños pero ya se nos ha olvidado, solo vemos juegos, los pequeños de la casa ven una maravillosa oportunidad para investigar, conocer, descubrir, crear, innovar. Es decir, mediante el juego libre no dirigido los niños tienen todo lo que necesitan para su desarrollo y aprendizaje. Por eso, necesitan jugar todos los días, sin excepción alguna.

Todos los expertos coinciden en que el juego es algo muy serio, ¿por qué? Pues porque se trata de la actividad principal de niños y niñas, para aprender, descubrir el mundo, a ellos mismos y conocer diferentes materias relacionadas con sus estudios. De ahí, la importancia de que tanto los padres como los maestros favorezcamos el juego infantil.

El juego está presente en todas partes, ¿te habías dado cuenta de ello? Para los niños todo es susceptible de convertirse en un juego o un juguete. No solo les vale el coche, la comba o los bloques de construcciones; también juegan con un palo y una piedra de camino a hacer la compra con papá o mamá, juegan a las adivinanzas, con un plato y una cuchara, se divierten con todo, cualquier objeto cotidiano les sirve para descubrir el mundo, ¡y eso es algo maravilloso!

Las etapas del juego infantil por edades según la teoría de Piaget

Estas son las etapas del juego infantil según Piaget

¿Has oído hablar alguna vez de la teoría de la evolución del juego de Piaget? Se podría resumir de forma general en una frase suya: 'los niños no juegan para aprender, pero aprenden porque juegan'. ¡Exacto! Tus hijos aprenden rutinas en el colegio, los colores, a sumar, a leer, ¡y todo lo hacen mediante el juego! Y es que, las actividades lúdicas son de las mejores que se pueden llevar a cabo durante toda la infancia y, si me lo permiten, también en la vida adulta.

Veamos qué dice la teoría de la evolución del juego en niños y niñas:

De 0 a 2 años, el juego se hace por imitación

Durante esta primera etapa (conocida como fase sensimotora), de cero a dos años más o menos, el juego se hace en su mayor medida por imitación, para explorar el entorno y para que los más pequeños puedan descubrir su propio yo, es decir, que son personas independientes de mamá y papá.

El juego se convierte como una forma de conocer el mundo, pero también conocerse a uno mismo. Por ejemplo, a través del juego de 'cucu-tras' los bebés descubren sus manos, sus pies... El juego es una forma de estimular a los más pequeños y que vayan desarrollando nuevas habilidades.

De los 2 a los 6 años, etapa preoperacional

Recuerda que las edades en las que se divide esta teoría son orientativas pues cada niño o niña tiene su propio ritmo de desarrollo continuo. En cualquier caso, esta siguiente etapa de los 2 a los 7 años se denomina preoperacional pues empiezan a utilizar el lenguaje para jugar; piensan y se expresan de forma más simbólica.

Si tu hijo se encuentra en esta fase es muy probable que ya le hayas visto jugar a los profesores, a papás o mamás, a las cocinitas como si fuera un gran chef, a los oficinistas ¡incluso hace que habla por teléfono! Anima a tu niño a que juegue en esta línea todo lo que pueda, él o ella solo, con sus amigos o contigo; cuanto más desarrolle su mente más crecerá su creatividad.

Los niños aprenden jugando

De los 6 a los 12 años, la fase de las operaciones concretas

¿En qué se basan los juegos de los niños de 8 o más años? De los 6 a los 12 años, Piaget habla de la fase de las operaciones concretas. A menudo, las actividades lúdicas a partir de esta edad se centran en la lógica (los juegos se piensan y se comentan antes de empezar) y también se basan en los juegos reglados. Juegos de mesa como el parchís o ludo, la oca, las cartas, las damas, la sopa de letra, los crucigramas o incluso el ajedrez están entre sus favoritos.

¿Qué tal una tarde de juegos en familia? No hay nada que potencie más la mente de los niños que jugar a lo que les gusta y hacerlo al lado de sus padres o hermanos.

A partir de los 12 años, los adolescentes siguen jugando

Piaget habla de la etapa de las operaciones formales a partir de los 12 años. A menudo, en este caso, el juego sirve para reforzar una capacidad ya conseguida: la resolución de conflictos abstractos usando siempre la lógica y el razonamiento. No podemos pasar por alto que el pensamiento de los niños cada vez es más científico.

Los padres también necesitamos jugar para ser felices

Bebés, padres y adolescentes también necesitan jugar

Y no me quedo ahí, no hago el corte en una edad 'porque cuando se hacen mayores ya no juegan', ¡de eso nada! Niños y adolescentes necesitan jugar siempre, a diario. De hecho, si vemos al hermano mayor que de repente juega con algo de su hermano pequeño, da igual que este sea un bebé, no debemos decirle frases como 'hijo, con lo mayor que eres ya...'.

Los niños tienen que jugar, es necesario para su desarrollo, para estar felices, para descansar la mente cuando tienen muchas cosas que estudiar...

Y, yendo un paso más adelante, diré que hasta los adultos tenemos que jugar. Vale que no nos parezca tan interesante jugar a lo mismo que los niños pero, si te paras a pensarlo verás que tengo razón. Todos necesitamos momentos de distensión, de ocio: echar una partida de cartas, salir a dar un paseo, leer un libro que nos guste... No es un juego como tal pero en el cerebro tiene el mismo efecto.

Puedes leer más artículos similares a Los niños necesitan jugar TODOS los días - Etapas del juego infantil, en la categoría de Juegos en Guiainfantil.com.