Prepara con los niños una vuelta al colegio sostenible (y económica)

Consejos para que el regreso a las clases de tus hijos sea responsable con el medioambiente

Beatriz Martínez

Con el final del verano llega el momento de los preparativos para el regreso a las clases de los niños: material, uniformes, mochila... ¿Cómo podemos lograr una vuelta al colegio sostenible que beneficie al medio ambiente y también a nuestros bolsillos? Es más sencillo de lo que parece, la clave está en las tres erres: recicla, reduce y reutiliza. Involucrar a tus hijos en la preparación de este regreso a las clases ecológico es una gran idea, ya que les mostrará que hay otra forma de hacer las cosas. ¡Vamos a verlo!

Un vuelta al colegio sostenible y económica es posible

Consejos para una vuelta al colegio sostenible y económica

Te pones a prepararlo todo: Libros, uniformes, lápices, estuches... Y un sinfín más de cosas. Y es entonces que te preguntas: ¿hay alguna forma de gastar menos dinero? ¿Se puede emplear menos recursos y ayudar al medio ambiente? La respuesta es un rotundo sí. Sigue estos consejos y saldrás de dudas.

1. Préstamos o alquiler de libros
Los libros de textos de los niños se llevan la partida grande del presupuesto cuando toca el regreso a la escuela. Pero, además, también un gasto enorme de papel. ¿Cómo podemos reducir uno y otro?

Hay regiones en las que se ha creado un programa de préstamo de libros. A partir de la educación primaria, las autoridades competentes prestan a los alumnos todos los libros que necesitan para el curso escolar. Una vez que finalice el año se devolverán los libros (a excepción de los cuadernillos fungibles) en buen estado para que se vuelvan a prestar el año próximo a otros alumnos. Los peques aprenden a cuidar el material, los padres ahorran dinero y los árboles logran su merecidísimo respiro. ¡Son todo ventajas!

Si en tu ciudad no existe el préstamo de libros, recurre a tu entorno y pide o compra a un menor precio libros que ya han sido utilizados. Tu mismo podrás prestar los que usó tu hijo el curso pasado.

Lograr que el regreso a las clases de los niños no perjudique el medioambiente

2. El material del pasado curso escolar se puede volver a utilizar
Vale que si el bolígrafo se ha gastado se tenga que comprar otro (a no ser que sea recargable), pero seguro que ese lápiz todavía puede tener una segunda vida, o ese cuaderno al que le han quedado unas cuantas páginas, o el estuche que sigue como el primer día.

Esta vez tus hijos serán los encargados de tener listo su material escolar para ir a clase. Hacerles partícipes de una vuelta al colegio sostenible es básico para que lo puedan comprender. Por cierto, si el plástico de forrar los libros ha sobrevivido, se puede reutilizar para la siguiente tanda. ¿Y si utilizas otros materiales más ecofriendly para forrarlos?

[Leer +: Etiquetas caseras para marcar el material escolar]

3. Uniformes escolares: ¿Qué hacer para una vuelta al cole sostenible?
Primero de todo, revisa el uniforme del curso anterior y comprueba si le puede valer haciendo algún que otro arreglo en el bajo o la cintura. Si la respuesta es negativa, pide prestado lo que necesites entre tus amistades o bien recurre a una de las famosas apps de segunda mano.

Si tu hijo o hija no lleva uniforme, también puedes hacer algo para lograr una vuelta al colegio sostenible. Prepara unos conjuntos para que lleve durante la semana que sean cómodos y sencillos, es decir, selecciona ropa que le haga las veces de uniforme. Yo le preparo a mi hijo dos o tres juegos de chándal, de esta forma no tengo el dilema de 'mamá, quiero llevar esto y no lo otro'.

Consejos extra para volver a las clases sin perjudicar al medioambiente

Todavía hay más. Se nos ocurren más cosas para lograr una vuelta sostenible, económica y también ecológica que reduzca la contaminación y contribuya a frenar el cambio climático.

Por ejemplo, ir al colegio andando, en bici o en transporte público y, si no te queda más remedio que ir en coche, que sea compartido. Seguro que cerca de tu casa vive un compañero que también necesite ir en coche.

Otro ejemplo muy válido, reduce o elimina el consumo de plástico en el bocadillo de la merienda y en la botella de agua (las de acero inoxidables son las mejores) y que los cuadernos nuevos sean de papel reciclado.

Ahora ya sabes cómo lograr una vuelta al colegio sostenible, responsable y económica. ¿Listo para empezar?