El rincón de amor para que los niños acepten la muerte de un familiar

De qué forma podemos hablar a los niños sobre un fallecimiento de un ser querido y cómo acompañarles en el duelo

La muerte es un tema del que no todos quieren hablar, en especial los adultos, ya que se trata de algo poco agradable y sensible. Ante el fallecimiento de una persona cercana, tus hijos iniciarán un proceso de duelo en el que necesitarán tu acompañamiento. A continuación te hablamos de la técnica del rincón de amor, que ayudará a los niños a aceptar la muerte de un familiar y a conectar emocionalmente con la persona fallecida.

Técnica del rincón de amor para niños ante una muerte cercana

La técnica del rincón de amor para niños y la muerte

Los niños, sobre todo los más pequeños, tienen dificultad para entender conceptos tan complejos como lo son la enfermedad terminal o la muerte de alguien (o de una mascota) debido a su inmadurez mental. Sí pueden tener una aproximación emocional sobre todos los acontecimientos funerarios que acontecen a su alrededor, por lo que debemos informarles (y nunca mentirles) cuando ocurre la muerte de un familiar.

A la hora de hablar de la muerte a los niños, siempre debemos adecuarnos a su edad y experiencias previas, pero es importante que les platiquemos desde la naturalidad. En este sentido, podemos optar por usar distintos recursos educativos como son, por ejemplo los cuentos o las películas, pero existen otras alternativas como la que a continuación te proponemos.

Para ayudar a los niños a que aprendan a aceptar el fallecimiento de un familiar o amigo y a comenzar con el duelo de una manera más llevadera, te proponemos la técnica del rincón de amor.

Se trata de usar un lugar específico de nuestro hogar (o de algún lugar que resulte familiar y confortable para los niños) para plantear un espacio que nos recuerde a la persona fallecida. En este rincón, colocaremos todo aquello que nos haga pensar en ese familiar: ropa, cartas que le hemos escrito, fotos juntos, etc. No se trata de hacer un altar (ni siquiera tiene que estar relacionado con la religión, si es que no somos una familia creyente), sino de dedicar una esquina a recordar y sentirnos más cerca de quien ha fallecido.

El rincón de amor es un pequeño homenaje que ayudará a los niños a desahogarse, ya que nos servirá para expresar el dolor, pero también para ser más conscientes de los recuerdos felices. Esto hará que los niños tengan una conexión especial con esa persona fallecida y que luego puedan entender que siempre llevarán ese amor y ese recuerdo consigo para cualquier parte, incluso una vez que esa persona ha partido.

El rincón del amor ayudará a los niños a aceptar la pérdida del familiar, lo que puede ser de gran ayuda a la hora de transmitir por el duelo.

¿A partir de qué edad hablar con los niños sobre la muerte?

Cuándo y cómo hablar de la muerte con los niños

Muchos padres se preguntan a partir de qué edad pueden hablar con sus hijos sobre la muerte y, llegado el caso de la pérdida de un familiar, cuándo pueden usar el rincón del amor.

Tratar sobre la muerte con los niños debería ser parte de la educación infantil, ya que esto se convierte eventualmente en una herramienta para su futuro. Todos pasamos por alguna pérdida en cualquier momento de nuestra vida (no solo hacemos referencia al fallecimiento de alguien, sino a la pérdida de un trabajo, de un amor, de una mascota, de la mudanza de un amigo, etc.), cosas comunes que suceden de manera inevitable con la edad.

Por ello, hablar de la muerte en la infancia puede verse como una herramienta preventiva que permita anticipar una respuesta ante un escenario de pérdida que afecte emocionalmente a los niños.

Debemos aprovechar la curiosidad de los niños, cuando nos pregunten sobre algo relacionado con la muerte, para empezar a platicarles sobre qué significa fallecer. Antes de que llegue este momento, es importante que los padres reflexionemos sobre nuestra filosofía de vida y muerte, para evitar transmitir miedos a nuestros hijos.

Por otro lado, como te comentábamos anteriormente, hay que hablar con honestidad y claridad sobre la condición inevitable de la muerte. Hay que hacerlo en el tono adecuado según la etapa infantil de cada niño, para no causar alguna angustia.

¿Cómo explicar a los niños pequeños que un familiar ha fallecido?

El duelo infantil ante un fallecimiento

Los niños muy pequeños (menores de 5 años) tienen problemas para entender lo que significa que alguien haya muerto, ya que poseen un pensamiento concreto y se toman todo de manera literal. Así que hay que utilizar de ejemplo algún hecho que haya sucedido en la vida real, para evitar confusiones que generan miedos o inquietudes.

Es necesario buscar ejemplos prácticos y bastante claros de qué es la muerte, como hacer una diferenciación entre los personajes animados (los cuales pueden revivir casi sin problemas) y la realidad: cuando alguien muere, su cuerpo deja de responder, lo que significa que ya no se puede caminar, ni comer, ni respirar y que no volverá a despertar nunca más.

Puede ser fuerte utilizar este tipo de ejemplos, pero es la manera correcta en que los niños más pequeños pueden entender la muerte y su proceso. Otra cosa que puedes recalcar es que la muerte, afecta solo al cuerpo de la persona y eso no significa que dejemos de quererla, porque su recuerdo estará en nuestros corazones. Esto es algo que puede ayudar a tus hijos al momento de fallecer alguien cercano a ellos.

¿Cómo hablar sobre la muerte con niños mayores de 5 años?

Hablar de que un familiar muere con los niños

A esta edad (más de 5 años), los niños comienzan a cuestionarse más cosas y cada vez que aprenden algo quieren ahondar profundo en ello, hasta estar satisfechos. Por lo que, aunque entiendan que la muerte es permanente, comienzan a asociar el impacto del deceso con respecto a su propia vida. Por ejemplo, si la muerte duele, si las personas muertas nos escuchan, si va a haber un cambio importante, etc.

Por ello, hay que tener mucha paciencia y responder de forma directa a cada pregunta, sin utilizar frases confusas que solo generan más dudas en los niños. Ejemplos de estas frases: esa persona 'se ha dormido', 'está en un viaje muy largo' o 'lo necesitaban en el cielo'.

Es importante aclarar que en esta etapa, a partir de los 5 años, debemos escuchar atentamente a los niños pues son ellos los que nos informan sobre lo que necesitan entender, en lugar de dar información que los vaya a agobiar.

Hacer sentir seguros a los niños durante la muerte de una persona es de suma importancia. Esto es porque cuando experimentan una muerte cercana, los niños comienzan a temer sobre su propia mortalidad o la de sus padres, hermanos y amigos. Esto hace que manifiesten su malestar con malas actitudes, problemas en la escuela, malhumor o dificultades para dormir.

Puedes leer más artículos similares a El rincón de amor para que los niños acepten la muerte de un familiar, en la categoría de Muerte en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: