Cómo aliviar a los niños con miedo a la muerte o a morir desde la empatía

Pautas para padres con hijos con miedo a que alguien de su familia o mascota fallezca

La muerte es un tema muy complejo y temeroso para los niños, ya que no pueden entender por qué alguien tiene que irse de este mundo de forma involuntaria. Es una experiencia particularmente difícil para ellos porque relacionan la muerte con el abandono, como que esa persona o mascota los ha dejado por algo que han hecho, en lugar de haber fallecido por alguna enfermedad o accidente. Muchos padres se preguntan qué pueden hacer para aliviar a los niños con miedo a la muerte o con miedo a morir. Ten en cuenta las siguientes consideraciones.

¿Por qué algunos niños tienen miedo a la muerte?

Los niños con miedo a la muerte

Bueno, para ser justos, tanto los niños como los adultos temen a la muerte, por ello el ejercicio de empatía no es complicado de hacer. Sin embargo, mucho de ese miedo se debe a un concepto muy cerrado sobre qué es la vida y qué es la muerte. Entonces, nosotros como adultos al tener una idea preconcebida de la muerte, estamos dando ese mismo ejemplo a los niños. Por lo que es necesario que te tomes un momento y reflexiones, ¿cuál es tu filosofía de muerte y de vida?

Es muy importante que los padres y madres enseñemos a nuestros hijos a amar la vida, aunque esta no sea perfecta. A pesar de estar llena de pérdidas, duelos, fallecimientos y retos, es maravillosa en sí misma, por todos los buenos momentos que nos trae.

Desde esta filosofía, podemos entonces educar a los niños que la muerte no es más que un proceso natural de la vida y que los miedos que tenemos como padres, son nuestros y no deben imitarnos. Si crees que te puede ayudar a reflexionar sobre la muerte y cómo hablar a los niños de ella, te invitamos a leer la guía 'Después que muere un ser querido' de New York Life Foundation.

¿Cómo aliviar a los niños que tienen miedo a morir?

Aliviar a los niños que no quieren morir

Lo principal para acompañar a los niños que tienen miedo a la muerte o a morir, y como ya hemos comentado, es conocer cuál es la filosofía de los padres acerca de la vida y la muerte. Cuando esto se tiene claro, hay que aprovechar a hablar sobre la muerte con los niños en cualquier oportunidad que se tenga.

Una de las formas más ideales es, de hecho, al suceder un evento de muerte cercano. Por ejemplo, cuando una mascota muere, en lugar de reemplazarlo con velocidad para que el niño no lo note, hay que sentarse con él y explicarle sobre lo que significa la vida y la muerte.

Es muy común creer que los niños, solo por ser pequeños, no lo van a entender y por ello no los queremos lastimar. Pero lo que se hace con esto, es que los niños crean su propia creencia errónea, sumada a la imaginación y las cosas que ven en las caricaturas o videojuegos donde los personajes mueren y reviven, cuando esa no es la realidad. Esto puede generarles miedo a la muerte u otros conceptos fantasiosos sobre el fallecimiento.

Si no podemos hablar con los niños sobre la muerte o el hecho de morir por nuestra cuenta, entonces hay que pedir la asistencia de un tanatólogo, un especialista en temas y acompañamiento sobre la muerte, o un psicólogo. De esta forma conseguiremos crear bases sólidas que les servirán para enfrentar las pérdidas que irán teniendo en la vida. Porque, aunque no queremos que nuestros hijos sufran, es indiscutible que, a lo largo de su vida, van a pasar por distintas pérdidas. A veces serán fallecimientos, pero también pueden ser cambios de casa, despidos de un trabajo o pérdida de un amigo.

Recursos para gestionar el temor infantil ante un fallecimiento

Niños con miedo a que un familiar fallezca

Una excelente manera de acercar a los niños al tema de la muerte es a través de cuentos, historias, metáforas, etc., que sean aptos para su edad. Estos serán de mucha ayuda para bajar sus niveles de ansiedad y podemos hacer una invitación a nuestro hijo o hija para que reflexione sobre la muerte.

Otra cosa fundamental para los niños es enseñarles a no tener miedo a la muerte, simplemente porque no es bueno vivir con miedo constante. Además, hay que aclararles que, aunque una persona o una mascota ya no esté con nosotros porque haya fallecido, no significa que nuestro amor hacia ellos se extinga.

Todas las personas se enferman y fallecen, porque el cuerpo humano se deteriora con el tiempo y con ciertas condiciones médicas. Por eso es importante que los niños sepan esto y aprovechen de disfrutar de su vida y de amar sin límites.

Puedes leer más artículos similares a Cómo aliviar a los niños con miedo a la muerte o a morir desde la empatía, en la categoría de Muerte en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: