Claros y sin mentir, así hay que hablar a los niños sobre reproducción y embarazo

Olvida frases como 'Los bebés los trae la cigüeña' o 'Papá pone una semillita en mamá'

Paula Cajide
Paula Cajide Psicóloga-sexóloga

Los niños son curiosos por naturaleza. Según van creciendo, comprenden y entienden el mundo que les rodea, aunque otras muchas veces que tienen un montón de dudas y recurren a papá y a mamá para solventarlas. Una de la cuestiones que se preguntan - y a la que a muchos padres les cuesta dar respuesta- es el tema del embarazo. ¿Cómo hablar con los niños sobre reproducción?  

Sencillos y prácticos consejos para hablar a los niños de reproducción

hablar de embarazo y reproducción con los niños

En torno a los 3-4 años de edad, es habitual que los niños y niñas empiecen a hacer preguntas del tipo: "¿De dónde vienen los bebés?". Esto es debido, fundamentalmente, a que es en esas edades cuando empiezan a fijarse que algún amiguito va a tener un hermanito o son ellos mismos los que van a tener un hermano o hermana.

¿Qué podemos responder a esto? Lo primero y más importante es tranquilizar y dejar claro que no vamos a traumatizar a nuestro hijo por contarle la forma en la que las personas se reproducen, pero lo más probable es  que si le damos demasiada información, ellos mismos sean los que pierden el interés y nos dejan con la palabra en la boca.

Por eso, primero, vamos a vamos a desmontar algunas historias “habituales” sobre reproducción que están vinculadas, de forma más o menos implícita con el machismo, y después aprendamos a hablar con los niños sobre reproducción y embarazo. 

- Los bebés los trae la cigüeña
Este es un cuento que, a día de hoy, ya no se le cuenta a los niños, pero antiguamente era la forma en la que muchos padres y madres salvaban como podían la pregunta.

- ¿Por qué una cigüeña?
Dentro del reino animal, la cigüeña está considerada la "super mamá", porque es monógama y prepara el nido con mucha dedicación durante años. ¿Y el papá? ¿Empezamos ya aquí a excluirlo? Por suerte, en la actualidad, hay muchos super papás además de super mamás que también preparan el nido con mucho esmero.

- Papá pone una semillita en mamá 
Podríamos decir que este cuento se acerca algo más a la realidad, pero es falsa, ya que mamá también tiene “una semillita” igual de necesaria que la de papá para la reproducción y este es un detalle que no podemos olvidar.

Para hablar sobre reproducción a nuestros hijos e hijas, al igual que para hablarle de cualquier otra cosa, lo principal es adaptar un lenguaje en el que nosotros nos sintamos cómodos, a la edad de nuestros hijos e hijas, sin mentir, pero sobre todo que vean que, al igual que con otros temas, estamos para responder sus dudas, o por lo menos para intentarlo.

Si pretendemos hablar a nuestros hijos e hijas sobre reproducción, pero de una forma en la que todas las personas tengan cabida, tendremos que contarle también que hay diferentes tipos de familias y que por esta razón hay familias en las que no hay un papá y una mamá, sino que puede haber dos papás, dos mamás o un papá solo o una mamá sola, y que en estos casos tienen que buscar una ayuda, ya que para tener un bebé siempre necesitamos “dos semillas diferentes”.

En función de la edad de nuestro hijo o hija, sobre todo en edades tempranas, es importante contarle que además de semillas hay cariños, besos, abrazos, deseos...

Algunas personas, para explicar la reproducción, cuentan que “cuando papá y mamá se dan un abrazo fuerte, nace un bebé”. Esta explicación puede llevar al niño o niña a un error y generar más confusión, puesto que además de un abrazo tiene que haber algo más.

Una pregunta inicial que recibe su respuesta es probable que haga surgir otra pregunta, y otra y otra… Siempre que podamos, y sepamos, lo más importante es contestar a lo que nos preguntan.

Puedes leer más artículos similares a Claros y sin mentir, así hay que hablar a los niños sobre reproducción y embarazo, en la categoría de Sexualidad en Guiainfantil.com.