Cuando me dijeron que mi hijo iba a tener un compañero con autismo

Cuando me dijeron que mi hijo iba a tener un compañero con autismo

Beatriz Martínez

Mi hijo, que ahora cursa segundo curso de primaria, tiene un compañero en la clase del al lado que ha sido diagnosticado de autismo. Este año ha venido un niño nuevo a su misma clase que también tiene autismo en un grado mucho mayor que el pequeño de la otra clase. ¿Qué pretendo contarte con esto? Pues nada más que hablar contigo, contarte mi experiencia cuando me dijeron que mi iba a tener un compañero con autismo y cuál fue muy reacción. Además, te explico qué hago para lograr la inclusión desde casa y en clase. ¿Cuál es tu experiencia sobre estos temas? ¡Juntas se aprende mucho más!

Mi hijo tiene un compañero con autismo en clase

Mi hijo tiene un compañero con autismo en el colegio

Como te decía antes, mi hijo va a la clase A, en la cual hay un niño diagnosticado con TEA, tanto es así que debe tener un profesor particular a su lado la mayor parte del tiempo. En la clase B del mismo curso hay otro niño que también tiene dicho trastorno psicológico, a este pequeño ya le conocíamos pues empezaron juntos en clase desde pequeños.

¿Qué fue lo primero que hice yo cuando supe que mi hijo iba a tener un compañero nuevo con autismo? Quizás lo mismo que harías tú si estuvieras en mi lugar, buscar información acerca del autismo. Esto fue lo que encontré.

El autismo, en su abreviatura TEA, es un trastorno caracterizado por una intensa concentración de la persona que lo padece en su mundo interior, lo que le lleva, poco a poco, a la pérdida de contacto con el mundo que le rodea. Los principales rasgos que presentan niños y niñas con esta patología son:


- Aislamiento social.

- Dificultades para comunicarse.

- Problemas de lenguaje y de concentración.

- Dificultad para expresas sus sentimientos.

- Trabas para entablar relaciones sociales.

¿Por qué me puse a buscar esta información? Te preguntarás, pues lo hice con el objetivo de saber un poco más, de poder hablar con mi hijo acerca de ello y de responder a sus preguntas y también para trabajar en casa sobre cómo podemos relacionarnos con el pequeño para que se sienta bien, piensa que era nuevo en el colegio, ya sabes todo lo que eso supone.

Trabajar la inclusión en casa y en el colegio

El autismo infantil en la escuela y en casa

Lo segundo que hice al saber que mi hijo iba a tener un compañero de clase con autismo fue empezar a trabajar en casa la inclusión igual que hacen ellos en el colegio.

En la escuela han hecho ya varias cosas maravillosas para intentar que el nuevo compañero sea uno más. Por ejemplo, en el día del autismo celebraron una fiesta, hicieron talleres y trabajaron en una hoja en la que detallaron las características del TEA, también hicieron otra cosa ideal, desmontaron los mitos que hay entorno a esta patología. A mí me fue de gran utilidad leer ese papel cuando mi peque lo trajo a casa.

[Leer +: Obra de teatro para explicar el autismo a los niños]

En otra ocasión, decidieron entre toda la clase el nombre de la sala en la que su compañero iba a pasar unas horas al día al lado de la especialista. Cuando mi peque llegó a casa me dijo: 'mamá, hoy hemos ayudado a nuestro amigo para que se sienta mejor'. Por cierto, el nombre que le pusieron al aula TEA fue 'la clase de los soles'. ¡Qué bonito!

Por dónde iba... ¡Ah sí! Por la inclusión en casa. Lo único que se me ocurrió fue normalizar la situación, seguir la línea de las actividades que hacen en la clase y hablar del nuevo compañero igual que hago del resto. Créeme, son pequeñas cosas que dan grandes resultados.

¿Y tú? ¿Cómo tratas estos temas en casa? Cuéntame tu punto de vista como madre.

Puedes leer más artículos similares a Cuando me dijeron que mi hijo iba a tener un compañero con autismo, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.