Saula es especial. Obra de teatro para hablar con los niños de autismo

Guion de una representación teatral de cuatro actos para explicar a tus alumnos qué es el autismo

Beatriz Martínez

Representar obras de teatro cortas es un actividad perfecta para hacer en la escuela o incluso en casa. Es entretenida, los pequeños se lo pasan genial a la vez que dejan volar su imaginación y el público no deja de sorprenderse con las habilidades de los pequeños actores. Si además se escoge un guion que transmita un valor, la obra de teatro tendrá un fin idóneo, que niños y niñas puedan interiorizar dicha enseñanza de una forma práctica y divertida. La representación teatral que en esta ocasión proponemos te servirá para hablar con los niños sobre el autismo.

"Saula es especial" es una de las herramientas a tu disposición para lograr que los niños con autismo se integren entre sus compañeros. Y son muchas las cosas que podemos hacer para que nuestros hijos y nuestros alumnos vean esto como algo normal, sepan relacionarse con ellos y creen amistad como si de cualquier otro compañero se tratara. ¡Es hora de disfrutar de esta obra de teatro! No os olvidéis de aplaudir al final de la representación.

Obra de teatro para representar con niños: Saula es especial

La obra de teatro para hablar con los niños de autismo

Esta obra de teatro está pensada para representar con niños en la escuela o para hacer en casa el fin de semana. Su objetivo es concienciar a grandes y pequeños sobre el autismo, recordarnos que es un trastorno que sufren muchos niños y niñas y que en nuestra mano está hacer que su vida sea más sencilla con apoyo, respeto y entendimiento.

Está pensada para unos pocos personajes pero siempre se puede adaptar para añadir más y que puedan participar cuando más actores mejor. Se podría incluso interpretar con todos los niños de la clase y representar en el teatro del colegio con los padres como espectadores. ¡Qué emocionante!

- Descripción de la obra: Había una vez en una clase de primero de primaria una niña muy especial que se llamaba Saula. ¿Por qué era especial? Pues porque tenía autismo. Sus compañeros la trataban siempre como una más respetando su espacio. Un buen día llegó a la escuela una alumna nueva que no entendía lo que le pasaba a aquella niña que se comportaba de una forma tan extraña...

- Personajes: Saula, Adrián, Marina, Marcos y Carlota. ¡Añade cuantos más personajes quieras para completar la obra!

- Lugar de la acción: una escuela

Primer acto de la obra Saula es especial

Se abre el telón, los niños están en clase de matemáticas.

Adrián: (haciendo las sumas y las restas que ha mandado la profesora) ¡Qué complicada es esta suma! Me tendré que esforzar más para hacerlo bien y poder salir al patio a tiempo.

Marcos: (quien está a su lado y le ha escuchado) No es tan complicada, solo tienes que acordarte de sumar la que te llevas a las unidades.

Marina: (quien también está haciendo las tareas) Yo ya casi he terminado. Daros prisa que así podremos salir al patio todos juntos. ¿Saula tú ya has acabado?

Saula: (mira su hoja con cara preocupada) No, no he acabado y no creo que lo haga a tiempo.

Marina: No te preocupes, entre todos te ayudaremos y te esperaremos a que termines para salir juntos.

Adrián y Marcos: (responden a la vez) ¡Sí! No te preocupes, te acompañamos y salimos a todos juntos al patio.

(Saula termina de hacer sus sumas y restas y salen todos juntos al patio. Todos van a jugar a la pelota menos ella que decide sentarse en un banco con sus lápices de colores).

Se cierra el telón.

Segundo acto de la obra sobre la concienciación del autismo 

Hablar a los niños sobre el autismo

Se abre el telón. Siguen en escena los mismos personajes pero esta vez están en clase de educación física.

Marina: Ha dicho el profesor que tenemos que hacer un equipo para jugar a la pelota. ¿Queréis que juntemos las manos y gritemos todos a una el nombre de nuestro equipo?

Marcos y Adrián: (responden a la vez) Vale, qué buena idea.

Saula: (pone cara seria) Yo no quiero hacer eso, no me siento bien si los demás me cogen de la mano.

Adrián: No te preocupes Saula, no pasa nada. ¿Quieres que juguemos al fútbol o al baloncesto?

Saula: (sigue con cara triste y se va de la clase de educación física). Tampoco me gusta estar mucho rato en el mismo sitio.

Marcos: Vaya, se ha puesto nerviosa. Mejor dejarla su espacio para que se la pase. Vamos a jugar nosotros mientras.

Saula: (al rato regresa a la clase de educación física con sus pinturas en la mano). Me voy a sentar en el banquillo a pintar un rato, no tengo ganas de hablar con nadie. (En lugar de pintar, lanza los lápices por el aire).

(Marcos, Marina y Adrián ven lo que hace su amiga pero no dicen nada).

Se cierra el telón.

Tercer acto de la obra de teatro sobre el autismo

Se abre el telón. Entra en escena Carlota, una alumna nueva. Se ve a los niños en la clase sentados en la sillas.

Carlota: (se pone de pie para saludar a sus nuevos compañeros) Hola a todos, soy Carlota y este es mi primer día de clase. Estoy contenta de estar aquí pero también estoy un poco nerviosa.

Adrián: ¡Bienvenida!

Marcos: ¡Me alegro de que tengamos una amiga nueva!

Saula: (pone cara preocupada). Yo no quiero que estés aquí, no me gusta la gente nueva, prefiero que te vayas. (Tras decir esto sale de la clase).

Carlota: (pone cara triste). No entiendo por qué me ha dicho eso, si ni siquiera me conoce.

Marina: (se levanta de la silla y se acerca a Carlota). No te preocupes, Saula es una buena amiga pero es una niña especial y hay veces que hace estas cosas.

Carlota: ¿Especial por qué?

Marina: Tiene algo que se llama autismo.

Carlota: (quien pone cara de sorpresa). ¿Autismo? ¿Qué es eso?

Adrián: (se levanta también y va al lado de sus compañeras) Pues el autismo es algo que hace que Saula sea especial. Por ejemplo, no le gusta que la abracen, a veces juega en el patio con nosotros y otras quiere estar sola.

Marina: (sigue de pie al lado de sus compañeros). Sí, y además no le gusta la gente nueva, por eso va a tardar un poco en querer conocerte, pero ya verás que en unos días se hace tu amiga.

Carlota: Ahora lo entiendo mejor. La dejaré su espacio.

Se cierra el telón.

Cuarto y último acto de la obra de teatro

Se ve a Saula en el patio dando vueltas en círculos. Carlota y la ve y decide acercarse.

Carlota: ¡Hola! Te llamas Saula, ¿Verdad? Yo me llamo Carlota.

Saula: (la mira pero no dice nada y sigue dando vueltas, esta vez más despacio).

Carlota: ¿Sabes? Estoy un poco asustada, me acabo de cambiar de colegio y aquí no tengo ningún amigo. ¿A ti te gustaría ser mi amiga?

Saula: (deja de dar vueltas y mira a Carlota). Yo ya tengo muchos amigos.

Carlota: Lo sé. ¡Qué suerte tienes!

Saula: Mira, ahora están jugando a la pelota. (Se va hacia ellos y le hace un gesto con la mano a Carlota para que la siga).

Salen de la escena. Se cierra el telón.

Una vez más, los niños nos dan una gran lección sobre la aceptación de las personas especiales como Saula.

¡Fin de la obra!