Obra de teatro La Ratita presumida para los niños

Obra de teatro para 6 personajes de un cuento clásico

Estefanía Esteban

'La Ratita presumida' es un cuento popular, anónimo, que procede de la tradición oral y que ha llegado hasta nosotros a través de diferentes versiones. Es un cuento muy conocido entre los niños, porque además transmite valores relacionados con el narcisismo, la prudencia, la empatía, las astucia o la compasión.

Te ofrecemos una versión de este popular cuento para interpretarlo en una obra teatral. Está pensada para 6 personajes, pero siempre pueden participar algunos más. Disfruta de la obra de teatro La Ratita Presumida para niños.

Obra de teatro La Ratita Presumida para 6 personajes

Obra de teatro la Ratita presumida para niños

Descripción de la obra: Una ratita, muy bella, pero muyyy presumida, nunca se cansa de presumir de su belleza. Tiene diferentes pretendientes, pero trata a todos con desdén, y al final escoge al menos indicado. Sin embargo, un verdadero amigo le ayudará a salvar su vida.

Personajes: La Ratita Presumida, un gallo, un cerdo, un perro, un gato y un ratón.

PRIMER ACTO: 

La Ratita Presumida se encuentra en los escalones de su casa, con un delantal puesto, barriendo. 

Ratita: ¡La la laa!! (canturreando) Barro y barro mi casita, que está también muy rebonitaaa. 

(La Ratita deja de barrer y mira hacia abajo)

Ratita: Pero.. ¿Qué es es eso que brilla tanto? (Se agacha y coge una moneda) ¡¡¡Una moneda!! Uy, se le debió caer a alguien, pero no hay nadie, así que me la quedo. (Se guarda la moneda en el bolsillo del delantal).
La Ratita presumida sigue barriendo, pero se para pensativa...

Ratita: Bueno, si en un rato no viene nadie a reclamarla, me la gastaré... ¿Qué puedo comprar con ella? ¡Ya sé! ¡Unos caramelos! No, no no... unos caramelos no, que luego se me pican los dientes...¡Con lo bonitos que los tengo!  ¡¡Agujas para coser!! Ay, no, que me pincharé... Y si me queda cicatriz, se me estropeará la piel tan bonita que tengo... ¡Ya lo tengo! ¡Un lazo! Me compraré un lazo rojo que vi ayer en la tienda. ¡Voy a estar aún más bella!

Y diciendo esto, la Ratita deja la escoba y sale del escenario. 

SEGUNDO ACTO: (Entra el gallo en escena)

Gallo: ¡Ey, Ratita! ¡Que guapa que estás hoy!
Ratita: Muchas gracias, señor Gallo. 
Gallo: Venía a decirte... Ratita, Ratita... ¿te quieres casar conmigo?

Ratita: Y por las noches, ¿qué harías?

Gallo: Pues... ¡Kikirikiiii!

Ratita: Ay, no, señor Gallo, ¡qué horror! No,no, ¡que me despertarías!
Gallo: Bueno, pues tú te lo pierdes, Ratita...No encontrarás nadie más guapo que yo... (Y el Gallo se va todo estirado y digno... Y entra el cerdo).

Cerdo: ¡¡Que bien que te veo, Ratita!! ¡Que guapa que estás hoy! Venía a decirte: Ratita, ratita, ¿te quieres casar conmigo?

Ratita: Y por la noche, ¿qué harías?

Cerdo: Oiiinggg, Oiiiing

Ratita: ¡Quita, quita, señor Cerdo! De ninguna manera, ¡que me asustaría!

Cerdo: Pues tú te lo pierdes, Ratita, porque no vas a encontrar ningún animal tan servicial como yo. (Y el cerdo se va muy digno también, a la vez que entra el perro). 

Perro: ¡Hola Ratita, qué guapa que estás hoy!

Ratita: ¡Muchas gracias, señor Perro! ¿Necesitas algo?

Perro: En realidad venía a decirte: Ratita, Ratita, ¿te quieres casar conmigo?

Ratita: ¿Y qué harías por la noche?

Perro: Ladraría muy fuerte... ¡Guauuuu! ¡Guauuuu!!

Ratita: Calla, calla, señor perro, que despertarías a todo el mundo. ¡No me casaré contigo!

Perro: Bueno, qué le vamos a hacer (Y el perro se aleja, a la vez que entra un ratón).

Ratón: Ey, Ratoncita...

Ratita: ¡¡Fuera de aquí, que contigo tampoco me voy a casar!

Ratón: Pero si yo solo quería avisarte de...

Ratita: Fuera y fuera.

Ratón: Pero es que viene un...

Ratita: ¡Que te vayas te digo! (Sale el ratón cabizbajo y entra un gato)

Gato: Miauuuu... ¡¡¡Que guapa estás hoy Ratita!!!

Ratita: Muchas gracias, señor Gato. 

Gato: Ratita, Ratita, ¿te quieres casar conmigo?

Ratita: ¿Y qué harás por las noches? 

Gato: Miauuuuu... ronronear suavemente.

Ratita: ¡Que maravilla! ¡Pues contigo, señor gato, me voy a casar!

TERCER ACTO: (La Ratoncita y el gato están en la casa, planeando la boda)

Gato: Bueno, Ratoncita, planeemos toda la boda bien (el gato se acerca más a la Ratoncita)

Ratita: Te acercas mucho, gato...

Gato: Y más cerca aún me acercaré para comer...quiero decir...ejem, ejem..para hablarte...

Ratita: (Hablando solo para el público) Oh, no, señor gato..¡me haengañado! ¡Me quiere comer! Si mi amigo el ratón estuviera aquí...

(El Ratón se pronto llama a la puerta)  

Ratón: Ratoncita, sal, que quiero contarte algo...

Ratita: Voy, voy... Espera aquí, señor Gato, que vengo en un instante...

CUARTO ACTO: (Afuera de la casa)

Ratita: Menos mal que viniste, Ratón... ¡¡El gato me quiere comer!

Ratón: Ya me imaginaba... Por eso vine a avisarte... Tengo un plan. Escóndete allá en esos matorrales y llama al señor Gato. 

(La Ratita se esconde en unos matorrales y grita..)

Ratita: ¡¡Señor Gato, señor Gato! ¡Sal, que quiero contarte una cosa del banquete de bodas!

(Aparece el gato)

Gato: ¡Será tonta esta Ratoncita, que aún no se ha dado cuenta de que el banquete es ella!

(El gato se acerca a los matorrales y entonces, le atrapa una red)

Gato: ¡Eh! ¿Qué pasa? ¡Sacadme de aquí!

Ratita: De eso nada, señor Gato, me querías comer y al fin te hemos atrapado. 

(Sale el Ratón de los matorrales)

Ratita: Muchas gracias, Ratón, ¡me salvaste! ¿No te querrías casar conmigo?

Ratón: ¡Jaja! ¿No te lo tendría que pedir yo a ti?

Ratita: Como quieras.

Ratón: Ratita, Ratita, ¿te quieres casar conmigo?

Ratita: ¿Y qué harás por la noche?

Ratón: Soñar contigo y descansar.

Ratita: ¡Pues contigo me he de casar!

Y Ratoncita y Ratón se dan un gran beso.