Trastornos mentales que la preeclampsia puede provocar en el bebé

Cómo afecta esta esta enfermedad del embarazo a la mujer

Carla Estrada

Todas las mujeres deseamos un embarazo sano, feliz y fuera de todo riesgo, pero en algunos casos puede presentarse a partir de las 20 semanas de gestación una complicación llamada preeclampsia que se caracteriza principalmente por presentar la gestante cifras tensionales altas (hipertensión arterial), que puede tener consecuencias graves, hasta mortales, para la madre como para el niño. En este artículo nos centraremos en los trastornos mentales que la preeclampsia puede provocar en el bebé.

Síntomas que hacen sospechar de una preeclampsia

qué es la preeclampsia

La preeclampsia se puede presentar en gestantes que nunca han sufrido de la tensión, pero durante el embarazo comienzan a sufrir de cifras tensionales por encima de lo normal (mayor de 120/80), acompañada de edema de miembros inferiores (pies y piernas hinchados) y retención de líquidos en otras partes del cuerpo. Asimismo, al practicar un examen de orina, se puede observar la presencia de proteínas en la misma, llamada proteinuria, lo cual nos habla de daño a los riñones causado por la misma hipertensión arterial.

La cifra tensional alta también puede afectar su hígado, cerebro y principalmente la placenta, lo que puede llevar a una falta de suministro de oxigeno y nutrientes al feto y si no se corrige a tiempo puede producir un desprendimiento de la placenta (se desprende de la pared del útero), terminando lamentablemente en un parto prematuro o muerte fetal.

Si estás embarazada y comienzas a presentar dolores de cabeza frecuentes o persistentes, fotofobia o intolerancia a la luz, visión borrosa, nauseas, vómitos, cansancio o fatiga, molestia para orinar y, en pequeñas cantidades y retención de líquidos (hinchazón), debes acudir lo más pronto posible a tu control con el ginecólogo.

Si el diagnóstico es una preeclampsia, porque además tienes la tensión arterial elevada, se te indicará un tratamiento médico oral o endovenoso, dieta hiposódica (baja en sal), reposo y seguimiento continuo, el cual debes cumplir al pie de la letra. 

Cómo la preeclampsia puede provocar trastornos mentales en el bebé

preeclampsia en el bebé

Si la madre supera la preeclampsia y logra tener a su bebé, puede haber un 66% de probabilidades que esté afectada la salud mental de su hijo, lo cual fue comprobado en un estudio realizado por la Universidad de Helsinki (Finlandia).

El estudio hecho por esta Universidad fue publicado en la revista 'Hypertension' y se basó en el seguimiento de 4.743 parejas de madres e hijos donde se observó una asociación de madres que sufrieron problemas de hipertensión arterial gestacional crónica, preclampsia o eclampsia (con convulsiones) y un trastorno de déficit de atención e hiperactividad en sus hijos, más conocido con las siglas TDAH. También la preeclampsia se relaciona con otros trastornos mentales como el trastorno del espectro autista (TEA) y la esquizofrenia.

En el estudio también concluyeron que cuando la preeclampsia evoluciona a una eclampsia, que es como explican desde la Asociación Española de Pediatría en su informe Preeclampsia, eclampsia y síndrome de Hellp, 'cuando la embarazada tiene una tensión arterial muy alta no controlada y puede llegar a convulsionar', las probabilidades de sufrir el bebé estos trastornos mentales se duplican. Igualmente, dentro del estudio de investigación, observaron que patologías como la diabetes gestacional y la obesidad, también influyen en la aparición de trastornos mentales en los bebés.

Uno de los investigadores, participante en el estudio, Marius Lathi-Pelkinen, declaró que estos efectos predisponentes se pueden extender a cualquier patología o trastorno de tipo psicológico que pueda tener el futuro bebé.

Y la conclusión del estudio, basado en los resultados obtenidos, lleva a los investigadores a ratificar que si se toman las medidas preventivas o se cumplen los tratamientos necesarios para que la embarazada no desarrolle ninguna de estas patologías (hipertensión arterial, obesidad y diabetes), se podrá mejorar el bienestar tanto de la madre como la del hijo y así evitar los trastornos mentales que lo pueden llegar a afectar.

Consecuencias en la madre de sufrir hipertensión arterial en el embarazo 

qué es la hipertensión arterial en el embarazo

A grandes rasgos, la preeclampsia puede producir en la mujer lesión renal, lesión hepática, lesión cerebral (ACV), trastornos de coagulación, edema pulmonar, convulsiones (eclampsia) y hasta la muerte. Todo va a depender el tipo de preeclampsia que sufra la embarazada. 

En los casos más leves o sin complicaciones, los índices de presión alterial altos se verán reducidos a las seis meses de dar a luz y, durante este tiempo, es necesario que se lleve un control por parte de la matrona, ginecólogo o médico de cabeza.

Habrá que controlar también el riego sanguíneo ya que pueden tener más tendencia a cardiopatías isquémicas y, en consecuencia, ataques cardiacos o accidentes cerebrovasculares. A su vez, el médico revisará todos los órganos que pudieran estar afectados como riñones, pulmones o hígado.

Puedes leer más artículos similares a Trastornos mentales que la preeclampsia puede provocar en el bebé, en la categoría de Enfermedades - molestias en Guiainfantil.com.