7 cosas que una madre no quiere que otros digan a sus hijos

Nunca le digas a los niños que los sueños no se hacen realidad porque es mentira

Beatriz Martínez

Si tú también eres mamá, coincidirás conmigo que esto de la educación es todo un mundo. Y es que por muy sencillo que se vea desde fuera, criar a los peques tiene su aquel. Mi hijo, ya te lo he dicho en alguna ocasión, tiene 7 años y mi hija 2. Desde que nacieron he escuchado muchas frases que no me terminan de convencer. Sé que casi todas, por no decir todas, se dicen con la mejor de las intenciones, pero es que sigo sin encontrarle sentido alguno. Hagamos una cosa, yo anoto aquí esas cosas que yo, como madre, no quiero que nadie le diga a mis hijos y tú terminas el listado con las tuyas. ¡Vamos allá!

7 frases que nadie debería decir a los niños

7 cosas que una madre no quiere que otros digan a sus hijos

Me he puesto a pensar en todas esas cosas que familia, amigos o gente que te cruzas por la calle y 'pretende ser amable' le dice a los niños, a mis hijos. Y me he puesto a pensar también en que casi ninguna de ellas me parece acertada. ¿Será solo mi pensamiento? Léelas todas y dime si tú también compartes este sentimiento.

1. No quiero que le digas a mi hija que es un niño porque lleva un abrigo azul
Mis hijos nacieron en septiembre, con 5 años de diferencia, así que, como ya te imaginarás, mucha de la ropa que llevaba mi hijo en su día es ahora la que usa mi bebé. El otro día iba de paseo con ella, llevaba el abrigo azul marino de su hermano, y un niño que pasó a su lado le dijo a su abuela: 'Mira qué niña tan guapa'. A lo que la abuela contestó: 'Sí, pero es un niño, lleva un abrigo azul'. Por favor, no les digas frases como esta a mis hijos, ni a los tuyos, ni a tus nietos, ni a tus sobrinos... ¡Los colores son solo colores! Ni que decir tiene que tampoco quiero que les digas que el color rosa es de niñas, o que las muñecas son juegos para ellas y los coches para ellos. Es hora de cambiar estas ideas, ¿no crees?

2. No quiero que me digas a mí '¿Por qué no le pones pendientes a la niña?'
A lo que te venía contando en el punto anterior, añado esto otro. Más de una vez han llamado a mi bebé 'niño' por no llevar pendientes. Por supuesto que no me importa que piensen que es niño o niña, lo mismo da, lo que no comparto, ni quiero que compartan los niños, es que las niñas sí deberían llevar pendientes les guste o no.

3. Nunca les digas a los niños que no pueden ser princesas
Tampoco me gustaría oír frases como que las niñas no pueden jugar a ser súper héroes, o monstruos, o cualquier otra cosa que pase por su increíble imaginación. Si empezamos nosotros, los adultos responsables, a cortar sus alas ya de bien pequeños, acabaremos por romper la ilusión que tanto caracteriza a los más peques de la casa.

4. No quiero que les preguntes sin son buenos o malos
Desde que nacieron mis hijos he oído estas preguntas cada dos por tres: '¿Se porta bien?', '¿Es bueno?' Así que, como mi hijo mayor también las oye y entiende, me dice de vez en cuando: 'Mamá, ¿hoy me he portado bien?'. Es que aún no comprendo qué es eso de portarse bien o mal, ¿será que si un niño hace una trastada propia de su edad ya es malo? Yo prefiero decir en casa que debemos respetar a los demás y aprender a ser responsables de nuestras cosas, el resto carece de importancia, ¿no crees?

5. No quiero que le digas a mi hijo que no debe llorar
Aún recuerdo cuando yo era una niña y algún compañero de mi clase se hacía daño. Lloraba como haría cualquiera en su lugar con la diferencia que siempre se oía a alguien decir 'llorar es de niñas'. Claro, así enseñamos a los niños a mostrar sus sentimientos. ¡Otro concepto que la sociedad de hoy en día debe cambiar!

6. Si alguien les pega, no les digas que no pasa nada
Por supuesto que no debemos exagerar las cosas ni sacarlas de contexto cuando un niño pega o trata mal a otro, pero tampoco es lo correcto mirar para otro lado y hacer como si no hubiera pasado nada. Mejor apostar por el diálogo y animar a los pequeños a que cuenten lo ocurrido y cómo se sienten al respecto.

7. Y, por supuesto, no quiero que les digas que los sueños no se hacen realidad
No se lo digas a ningún niño y tampoco pronuncies esas palabras en voz alta, ¿por qué? Pues porque para nada son ciertas. Mejor cambia tu pensamiento y di la frase que escribió la profesora de mi hijo como dedicatoria de fin de curso: 'En el mundo de la fantasía todo es posible, nunca dejes de soñar'.

¿Y tú? ¿Qué más cosas que no quieres que les digan a tus hijos añadirías a la lista?

Puedes leer más artículos similares a 7 cosas que una madre no quiere que otros digan a sus hijos, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.