8 gestos de los padres que dan buen ejemplo a los niños sin darnos cuenta

Nuestros hijos aprenden por imitación y los padres somos sus figuras de referencia en la conducta

Adri, recoge tus cosas; Adri, pon la mesa; Adri, hay que hacer las tareas del colegio; Adri... Y así cada dos por tres para enseñar a mi hijo a que sea responsable, cuide sus cosas y tenga buenos hábitos. Lo cierto es que hay unos cuantos ejemplos de los padres que los hijos siguen a pies juntillas sin que haga falta que se lo digamos ni una sola vez. ¡Podemos estar orgullosos de ellos! A continuación hablamos de algunos gestos de los padres que, casi sin darnos cuenta, están dando un buen ejemplo a nuestros hijos.

Buenos ejemplos que das a tus hijos sin darte cuenta

Cuando los padres damos buen ejemplo a los niños

Hay veces, muchas, que nos pasamos el día diciendo a nuestros pequeños esto sí, esto no, por ahí sí, así no se hace y demás cosas... Ahora bien, hay una cosa muy importante que pasa desapercibida: el ejemplo que damos los padres y que nuestros retoños copian, aprenden e imitan como los que más.

1. La amabilidad es algo que no cuesta nada y marca la diferencia
'Por favor' y 'gracias' son palabras mágicas. Tú las incluyes en tu vocabulario diario y tus hijos lo copian y lo integran en el suyo, ¡maravilloso!

2. Esperar para hablar 
Quieres decir algo a alguien pero justo está hablando, así que esperas para hablar tú en lugar de interrumpir. Aunque no te lo parezca todavía, este es otro buen y gran ejemplo que le das a tus hijos.

3. El buen humor
Yo lo pondría como uno de los mejores ejemplos de los padres que siguen los hijos. Si tú sonríes, ellos sonríen, si tú haces alarde de tu buen humor, ellos, tus pequeños harán lo propio. El sentido del humor tiene un papel esencial en la educación y crianza de los niños.

4. Ayudar a los demás 
¿Te has dado cuenta de que tu hijo mayor ayuda muchas veces al pequeño? Así, sin más y sin pedir nada a cambio. Sí, has acertado, eso también es gracias al ejemplo de papá y mamá, ¡tenlo siempre presente!

Tu hijo va a seguir tu buen ejemplo mucho más que tus consejos

Educar en el ejemplo a tus hijos

Los niños aprenden por imitación, ya bien lo sabes. Durante los primeros años de vida, el pequeño observa su entorno para aprender de él, copia las acciones de los mayores y las interioriza como propias.

En los años posteriores, el niño o la niña se va a seguir fijando mucho en las actitudes, acciones y comportamientos de sus figuras de referencia. Papá y mamá, aunque no lo parezca y no nos demos cuenta, mostramos mucho más con el ejemplo y acciones que con los consejos y las palabras. El ejemplo, se convierte, por lo tanto, en una herramienta perfecta de la que no podemos prescindir. Incluso con esos gestos que no nos damos cuenta, estamos procurándoles una enseñanza (que da buen o mal ejemplo).

5. El control de los enfados y la ira
Saber gestionar nuestros enfados, nuestra ira y frustración es algo que todos los mayores debemos hacer. Por nosotros y por nuestros hijos pues van a estar muy atentos a lo que hacemos para imitarnos al detalle.

6. El respeto
Respetamos a los demás, a nosotros mismos y también a las cosas. Si estamos enfadados, lo decimos, por supuesto, pero lo que no podemos hacer es golpear objetos o tratar mal a los que tenemos al lado. ¿A qué es una enseñanza mucho más sencilla de mostrar con los gestos que con palabras?

7. Cariño y afecto
Mostrar cariño y afecto por nuestros seres queridos es algo que a todos los padres y madres del mundo se nos da genial, sobre todo cuando se trata de los más pequeños. Con ello les estamos enseñando a los niños que dar cariño es algo fabuloso que debemos hacer siempre. Además, estaremos asegurándonos de que sus necesidades afectivas están bien cubiertas.

8. El saber no ocupa lugar
¿Qué otro buen ejemplo de los padres siguen los hijos? Pues el de querer saber más, el de sentir curiosidad por aprender y el de descubrir cosas buenas y no rendirse a la primera cuando no obtenemos los resultados esperados. ¡Qué gran lección de vida!

Por qué es tan necesario educar a los niños desde el ejemplo

Los gestos de los padres que son buenos ejemplos

Los padres debemos ser coherentes con lo que hacemos y decimos. No sirve de nada decir 'no se pega' y dar un cachete a la primera de cambio. No vale decirles 'di gracias' y no decirlo nosotros cuando sea oportuno. No es coherente decirles que merienden un plátano porque es bueno mientras nosotros tomamos un bollo. Lo que te quiero decir con esto es que en ese ejemplo, en esa coherencia, en esa constancia, en ese criterio propio y en esos valores, tenemos la clave de la educación de los que serán los adultos el día de mañana.

Según señalan los expertos educadores y pedagogos, dar buen ejemplo a los niños es decisivo para su correcta educación. Seguro que tú quieres, deseas y tienes como objetivo para tus hijos que sean buenas personas, responsables, solidarios, agradecidos, sinceros, trabajadores, buenos estudiantes, curiosos, amables y respetuosos. Para todo eso y mucho más, nada mejor que serlo tú también.

No quiere decir que tengamos que ser siempre y en todo momento padres y madres ideales. Eso sería imposible, ¡somos humanos! Y como tal nos equivocamos, cometemos errores y descubrimos que lo que creíamos era lo mejor resulta en realidad no ser lo más correcto.

Por lo que, aquí viene otro buen ejemplo de los padres que los niños tarde o temprano van a seguir, también debemos saber pedir perdón cuando corresponda y a quien se deba, a los niños incluidos, así como seguir aprendiendo cada día; por algo dicen que nunca te acostarás sin saber una cosa más.

Si educas a tus hijos con el ejemplo, siempre y en todo momento, por descontado que te lo agradecerán enormemente, hoy y el día de mañana.

Puedes leer más artículos similares a 8 gestos de los padres que dan buen ejemplo a los niños sin darnos cuenta, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: