Cuando los niños se comportan distinto con el padre que con la madre

A la edad de 6 años el niño comienza a adquirir cierta autonomía y su conducta cambia

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Hace unos días llegaba a Guiainfantil.com una consulta de una madre con la que me siento muy identificada.  'Mi hijo de 6 años es un amor con su padre, pero conmigo se porta mucho peor, incluso me pega y se enfada mucho. ¿Algún consejo?'.

No sé si también a ti te ha pasado o en estos momentos estás viviendo algo parecido, pero tengo buenas noticias: sabemos por qué los niños se comportan distinto con el padre que con la madre. Hablamos con María González Ariza, psicóloga y orientadora educativa, para conocer cómo actuar ante esta situación.

Por qué los niños se comportan distinto con el padre que con la madre

Por qué los niños se comportan distinto con el padre que con la madre

Podríamos decir que existe una poderosa y única razón que explica y da respuesta a esta pregunta: el vínculo que se crea entre una madre y un hijo es algo indestructible, ¡es muy fuerte! Surge en el mismo instante en el que el pequeño es concebido y va creciendo y creciendo durante los nueves meses (40 semanas) que el bebé permanece dentro de la tripa de mamá.

Cuando sale a este mundo, ¡su madre es su gran referencia! Y a ella se 'pega' para ir poco a poco acomodándose a lo que será su nueva casa y su nuevo hogar. Se ha cortado el cordón umbilical a través del cual el bebé recibía el alimento para desarrollarse, pero no el otro cordón, ese mágico, invisible y especial que lo mantendrá unido a su progenitora toda la vida.

Fuera también está papá, al que ha escuchado y sentido a través de canciones y caricias sobra la barriga de su madre; con él también creará una relación especial, distinta a la que tiene con su mami, pero también muy importante para su desarrollo.

Madre y padre representan dos puntos fijos para el niño, pero también son dos puntos emotivamente en movimiento. Y es que según vaya creciendo el pequeño, poco a poco se irá 'despegando' del radio de su madre para acercarse al del padre. Es un recorrido natural que todos los hijos hacen, aunque en ocasiones se pueden encontrar con ciertos obstáculos en el camino al no conocer o reconocer ellos mismos sus emociones y que está ocurriendo.

Los terribles seis años de los niños

terrible seis años de los niños

Este cambio en el comportamiento del niño hacia todo lo que tiene que ver con su madre se produce, sobre todo, a la edad de 6 años, que es cuando el niño comienza a adquirir cierta autonomía y quiere hacer más cosas solo. Según los psicólogos, a esta etapa se la conoce como crisis de la adolescencia infantil. ¿Qué cambios de comportamiento podemos observar en nuestros hijos en esta fase?

- Podrás ver que es un constante no a todo lo que dices. No es que te quiera llevar la contraria sino que está en la fase de revelarse contra el mundo y, hasta ahora, el mundo había sido su madre y su familia.

- Querrá 'salirse con la suya' e imponer su criterio, así que podrían darse algunas conductas desafiantes.

- Estará más sensible y más vulnerable, y es que emocionalmente será una montaña rusa.

- Se mostrará intranquilo, y es que tendrá la necesidad de hacer un montón de cosas y de estar activo todo el rato.

En el fondo, el niño quiere empezar a volar solo, pero al mismo tiempo quiere que mamá siga ahí para lo que necesite. ¡Es como un querer y no poder! Por lo que muchas veces se enfada con mamá, ya que es su forma particular de llamar su atención. Muchas veces quiere que mamá le ayude y cuando mamá se acerca a él y lo hace con todo su cariño y amor, él se enfada y se enoja.

Cómo mejorar el comportamiento y la relación del niño con la madre

mejor comportamiento del niño con la madre

Ahora que ya conocemos un poco las razones de esta conducta tan dispar entre el papel materno y el paterno, toca saber qué podemos hacer para encauzar esta situación y que nadie sufra con ello. 

- Establecer espacios en los que juguemos todos juntos: papá, mamá y el niño. Así tu retoño verá que sois una familia unida y que juntos los pasáis genial.

- Expresar al niño que le queremos mucho y que estamos muy contentas por todo aquello que va consiguiendo y realizando él solo.

- Fijarnos muy bien en las llamadas de atención que lleve a cabo, y es que es muy posible que esté reclamándonos porque nos de menos. Y, muy importante, hacerlo con todo nuestro cariño.

- Ser conscientes del momento evolutivo en el que se encuentra: la crisis de los seis años.

- Si vemos que la situación nos sobrepasa, siempre podemos buscar ayuda en grupos de crianza y/o con profesionales que nos guíen y ayuden en este sentido.

Y la próxima vez que te preguntes por qué tu hijo se comporta bien con todos menos contigo piensa que es porque tienes el privilegio de ser su madre y estás haciendo un excelente trabajo.

Puedes leer más artículos similares a Cuando los niños se comportan distinto con el padre que con la madre, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.