Cómo transmitir el valor de la humildad a los niños en Navidad

Las mejores frases de humildad para enseñarles a los niños

Andrés París

La Navidad es un momento maravilloso para transmitir el valor de la humildad a los niños, pero también para educarles en la generosidad y/o la solidaridad, valores imprescindibles para enseñar desde la infancia. Una de las herramientas más importantes para incentivar estos valores es el ejemplo de los padres, porque nuestros hijos aprenden por observación.

El ejemplo de los padres, la mejor forma de enseñar humildad

Cómo transmitir el valor de la humildad a los niños en Navidad

'La humildad es el hecho de saber servir a los demás, pero la humildad es, también, conocer nuestros límites y nuestras debilidades, es decir, cuánto más te conozcas, ¡más humilde serás! Para ello, lo que tenemos que hacer como padres es conocernos y reconocernos para que, después, nuestros hijos también sean capaces de hacer este ejercicio', explica Andrés París, coach educativo y pedagogo. 

Y es que los hijos aprenden más por lo que ven en nosotros que por lo que les decimos. Hagamos una actitud solidaria, de generosidad, de gratuidad, de humildad y ellos también lo harán, repetirán nuestro comportamiento. Empezarán con pequeñas en su entorno (colegio, amigos, barrio), pero se iniciarán en el aprendizaje de estos valores tan necesarios para el ser humano. 

La educación no es algo estático, es algo dinámico, un proceso donde debemos empezar a poner nuestro semilla desde muy pronto para en un futuro recoger sus frutos: que nos vean humildes, que nos vean compartiendo las emociones, que nos vean generosos... Y eso les quedará a ellos. 

La humildad como valor lo tenemos que educar a lo largo de todo el año y no solo en Navidad porque tiene un componente muy importante, pero sí que es cierto en estas fechas el consumismo se dispara y a los padres se nos presentan un montón de ocasiones para, por un lado, dar ejemplo a nuestros hijos, y por el otro, enseñarles y mostrarles lo que la humildad es y les puede aportar.

Además, la humildad es un valor que está muy relacionado con la generosidad, el hecho de dar algo si recibir nada, y con la gratuidad, incorporar a nuestro vocabulario la palabra gracias. ¡Unámoslos todo y este año hagamos a nuestros hijos el mejor regalo: valores!

Las mejores frases de humildad para niños

Los gestos se quedan en nuestro memoria, pero las palabras no llegan hasta el corazón. Por eso, desde Guíainfantil.com te damos las mejores frases de humildad para que los más pequeños de la casa reflexionen sobre ellas y las apliquen en su día a día

1. 'Para ser grande en la vida, solo necesitas ser humilde de corazón'. 

2. 'No es la altura, ni el peso, ni los músculos, ni la belleza que te hacen ser mejor persona. Es el corazón y la humildad'. 

3. 'Humildad no es sinónimo de pobreza. Humildad es sinónimo de calidad de persona'. 

4. 'Cada vez que subas un escalón de triunfo, sube dos de humildad'. 

5. 'Nunca mires hacia abajo a nadie a menos que les estés ayudando a levantarse. La humildad engrandece a las personas'.

6. 'Quien es de verdad sabio, admite no saber nada'. 

7. 'Solo es grande en la vida, quien sabe ser pequeño'. 

8. 'Para ser grande, primero tienes que aprender a ser pequeño'. 

Cómo trabajar otros valores como la solidaridad todos los días del año 

enseñar humildad

Con las fechas navideñas todos estamos más sensibles y, por qué no decirlo también, más solidarios. Además, existen un montón de opciones en las que los niños, los padres o toda la familia en conjunto pueden realizar un acto solidario: desde acudir a un banco de alimentos, hasta asistir a un rastrillo benéfico, presenciar una obra de teatro en la que todo lo recaudado va destinado a una ONG o, también, pedir en la carta de los Reyes Magos presentes que colaboren con alguna causa. 

Pero hay que enseñarles a los niños que hay que ser solidarios los 365 días del año y ahí está el gran reto al que nos enfrentemos los padres y las madres de hoy en día. 'Aquí no existen fórmulas mágicas, porque en la educación no existen trucos', explica Andrés París, que añade: 'Ser padres y ser madres exige una responsabilidad que va más allá de que a tus hijos no les falta comida, ropa o material escolar, es decir, que tengan los factores ambientes cubiertos, es necesario que también tengan los emocionales y, para ello, tenemos que ser el espejo donde se miren. ¡No proyectemos en nuestros hijos lo que nosotros no somos! 

Y este coach educativo nos pone un ejemplo muy claro: 'Muchos días veo a padres con un cigarro en la mano y con una cerveza que se acercan a mí a preguntarme qué pueden hacer para que sus hijos practiquen más deporte. Yo les contesto que está muy bien que lo piensen, que lo digan y que se lo planteen, pero sería mejor aún que lo hicieran ellos porque entonces así saldría solo del chaval el querer hacer alguna actividad deportiva' ¡Seguiría su ejemplo!

Está claro que los niños aprenden por observación, son los mejores observadores que tenemos. Fijan todo, registran todo y almacenan toda esa información en su cerebro. Lo que vean hacer en sus padres es lo que rápidamente les va a llegar.

Puedes leer más artículos similares a Cómo transmitir el valor de la humildad a los niños en Navidad, en la categoría de Familia - planes en Guiainfantil.com.