Cómo enseñar a los niños a trabajar el amor en Navidad

La mejor forma de explicarles a los niños qué es el amor es predicar con el ejemplo

Andrés París

El amor no es nada, pero a su vez, el amor lo es todo. El amor es solidaridad, el amor es generosidad, el amor es humildad... Por todo ello es tan importante que trabajemos este sentimiento y esta emoción desde pequeños con nuestros hijos. Lo tenemos que hacer a diario, desde que nos levantamos, hasta que nos acostamos, pero si hay una época en la podemos enseñar a los niños a trabajar el amor y esa es la Navidad. 

Los padres somos maestros del amor y debemos predicar con el ejemplo

navidad amor con niños

No sé si a vosotros os pasa, pero es llegar la Navidad (sobre todo las semanas previas) y me invade una alegría que los que me rodean llegan a tacharme de exagerada. Pero, sinceramente, no soy la única, y es que con el encendido de las luces, la puesta del árbol de Navidad y la colocación del nacimiento, todos estamos más sensibles, más felices, más entregados... ¡Todos nos queremos y amamos más! 

Y así es como cogemos nuestro teléfono móvil para mandar el 'típico' whatsapp de felicidades al primo segundo con el que solo hablamos una vez al año; a ese compañero de trabajo que se fue de la empresa hará ya tres años; o a la familia con la que compartimos grandes momentos en nuestras últimas vacaciones en la playa. En Navidad, ¡todo es amor! 

'Esta es la cara bonita y amable que nos ofrece el amor, pero no hay olvidarse que el amor también es frustrarse por algo que se quería con muchas ganas o decepcionarse por una persona. Y son estas dos facetas que nos ofrece el amor lo que lo convierten un sentimiento grande, universal y, sobre todo, muy bonito', explica Andrés París, coach profesional y pedagogo.  

Muchas madres y padres preguntan cómo se puede enseñar a amar a un niño y, aquí, Andrés París, coach educativo, lo tiene claro: 'A amar no se enseña, eso viene con nosotros. Es parte esencial del ser humano. La emoción que lo contiene todo, pero nosotros como padres podemos ser sus mejores maestros del amor, debemos predicar con el ejemplo'. 

Sencillos gestos para hablar y trabajar con los niños el amor en Navidad 

enseñar a los niños el amor en navidad

El amor, como a una flor, hay que cuidarlo, regarlo y mimarlo para que vaya floreciendo y que no se marchite. La mejor forma de hacerlo, según Andrés París, es abrir la caja del amor e ir trabajando cada una de las piezas que lo contienen: la gratitud, la felicidad, la envidia, la generosidad, la humildad. Y así, cuando todas esas partes casen unas con otras aprenderemos a amar de verdad. 'Ser solidario, le va a enseñar a un niño a amor; ser generoso, le va a enseñar a amar; saber ponerse en el lugar del otro, le va a enseñar a amar'. ¿Cómo hacerlo? 

Gratitud
Debemos enseñarles a los niños a dar las gracias, lo podemos hacer de manera oral, después de que, por ejemplo, un compañero le haya ayudado con un ejercicio o a través de un diario. En este, cada noche antes de acostarse, el pequeño debería escribir 'Gracias por... que mi madre me ha venido a buscar al colegio, porque el abuelo me ha preparado mi merienda favorita, porque mi compañero me ha ayudado con los ejercicios'. Deja que sean sus propias palabras las que expresen lo que quiere decir. 

Solidaridad
Durante estas fechas, existen un montón de situaciones para ser solidarios. Por ejemplo, los bancos de alimentos, donde podéis ir toda la familia a entregar productos no perecederos para gente que lo necesita, o también, pasaros por algún mercadillo benéfico. 

Generosidad
¿Cuántos regalos ha escrito tu hijo en su carta a Papá Noel y/o los Reyes Magos? Quizás este año, además de pedir de manera personal, podrías explicarle que puede pedir algo para otros niños que no tienen la misma suerte que él. 

Humildad
Cada niño y cada persona tiene sus virtudes y sus defectos, pero no podemos utilizar ninguna de ellas para reírnos de nadie. Así que si tu hijo aprueba un examen con notaza, pero otro niño lo suspende, tenemos que enseñarle a callar y, en todo caso, a ofrecer su ayuda a su compañero. También hay que explicarles a los niños que, otro gesto de humildad es reconocer que cuando uno se equivoca, toca pedir perdón si es necesario. 

Si conseguimos que el niño conozca y aprenda todas estas emociones primarias, será capaz de construir una parte emocional sólida y, por tanto, será capaz de amor sin reservas. Y si a esto le unimos que nosotros, antes de ser padres hemos sido hijos y hemos conectado con los nuestros, sabremos lo que tenemos que hacer para sintonizar con nuestro hijo desde el amor verdadero y profundo. 

Frases de amor perfecta para Navidad

Los gestos son importantes, pero las palabras también, sobre todo si las decimos con el corazón. Te hemos hecho una pequeña selección de frases de amor para Navidad o para otro momento del año con el objetivo de que este sentimiento no falte en estos días tan especiales y que su fuerza nos acompañe a lo largo de los próximos doce meses: 

- El mejor regalo de Navidad para ti es pasar un amor más a tu lado. 

- Este año a Papá Noel solo le he pedido una cosa: una sonrisa tuya. 

- Tú iluminas mi vida con cada una de las luces que hay puestas en la ciudad en estas fechas. 

- No necesito arbolito de Navidad, ni guirnaldas ni fuegos artificiales, solo necesito de tu mano y saber que puedo contar contigo. Solo necesito de tu amor.

- Eres la historia más bonita que el destino escribió en mi vida. 

- Las personas fuertes no tumban a las otras, las ayudan a levantarse.

- La humildad es la única verdadera sabiduría que nos prepara para todos los posibles cambios de la vida.

- Uno no ha terminado de vivir el día hasta que no haya hecho algo por otro que nunca te lo pagará.