Pobre caballito. Poesía latinoamericana para niños

Poesía del poeta Javier Villafañe para recitar a los niños como una nana

Estefanía Esteban

Javier Villafañe fue un poeta, escritor y titiritero argentino que también dedicó lindos versos a los niños. A parte de escribir poemas infantiles, recorrió diferentes países con una simple carreta repleta de títeres y unas fabulosas historias. 

En esta ocasión te ofrecemos la poesía 'Pobre caballito', un poema que podría ser también una canción de cuna. Esta preciosa nana en forma de versos, lleva al niño a imaginar un caballito de peluche que intenta dormir y tener dulces sueños.

Pobre caballito, poema latinoamericano para niños

Pobre caballito

Pobre caballito, caballito blanco.

Colita rabona, barriga de trapo.

Pobre caballito que está fatigado

de andar todo el día siguiendo los pasos

de este niño mío que se ha desvelado.

Pobre caballito, caballito blanco.

Ojitos de vidrio, patitas de palo.

¡Mira cómo quiere dormir en tus brazos!

¡Cómo pide el pobre caballito blanco que tengas, mi niño,

los ojos cerrados!

Colita rabona, barriga de trapo.

Duerme, que ya el pobre caballito blanco

buscó por almohada tu pecho rosado.

No te muevas, hijo, vas a despertarlo.

Ojitos de vidrio, patitas de palo.

(Javier Villafañe)

Preguntas de comprensión lectora para niños

Ayuda a tu hijo a entender este poema, repleto de lindas metáforas. Incentiva y potencia en él la comprensión lectora haciéndole preguntas al terminar la lectura como estas:

  1. ¿De qué color es el caballito de la historia?
  2. ¿De qué material está hecho el caballito?
  3. ¿Por qué está cansado el caballito?
  4. ¿De qué material son los ojos del caballito?
  5. ¿Consiguió dormirse el caballito?