Por qué algunos niños con autismo tienen fobia a los fuegos artificiales

El miedo a los ruidos de los niños con autismo

Alejandro Écija
Alejandro Écija Maestro en audición y lenguaje

Las personas con autismo tienen en su mayoría una gran sensibilidad, tanto por exceso como por defecto, a ruidos, olores, sabores y, en definitiva, todo aquello que pueda entrar por cualquier canal sensitivo al cuerpo por ejemplo: una aparente indiferencia al dolor o la temperatura, una respuesta adversa a sonidos y texturas específicas, oler o tocar excesivamente objetos, fascinación visual con luces o movimientos...

Si bien esta característica puede resultar bastante frecuente en las personas con autismo, en muchas ocasiones no tiene porque presentarse de forma que moleste o impida el discurrir del día a día de la persona o de la familia. Mientras, que en otras, otras, acaba limitando totalmente la vida diaria de estas personas y aquellos que le rodean.

Te contamos por qué algunos niños con autismo tienen fobia a los fuegos artificiales.

La fobia a los fuegos artificiales en los niños con autismo 

Fobia a los fuegos artificiales de los niños con autismo

En muchas ocasiones me han preguntado por qué algunas personas con discapacidad o con autismo sufren un gran miedo a los fuegos artificiales. En este caso, este miedo es llamado ligirofobia, y se trata de un miedo y pánico irracional a los ruidos fuertes, agudos y normalmente repentinos como las explosiones típicas de globos, fuegos artificiales o tormentas.

Entonces ¿cómo podríamos justificar que es frecuente que las personas con autismo tengan miedo a estos ruidos y, en concreto, a los fuegos artificiales?

En primer lugar, como ya hemos dicho, las personas con autismo suelen tener una sensibilidad especial a una gran cantidad de sonidos, sabores, y texturas entre otros. Puede ser que les encante ver como giran las cosas, o simplemente que entren en pánico con el color rojo de algunos alimentos. Sus sentidos están alterados y no acaban siendo regulados y controlados de forma ordenada por el sistema vestibular. De esta manera, es aconsejable que las madres y padres de los niños que sufren de este tipo de alteraciones piensen y analicen la situación más de cerca junto a profesionales de estos ámbitos como pueden ser los terapeutas ocupacionales que suelen trabajar más de cerca con la integración sensorial.

Por otra parte hemos de recordar que las personas con autismo suelen tener dificultades para poder anticipar aquello que va a ocurrir. Cuanto más desconocido sea y menos explicación hayan tenido al respecto, más grande podrá ser el desconocimiento sobre lo que ocurre, y por lo tanto, la reacción puede ser adversa. En algunas ocasiones estos niños y niñas tendrán grandes dificultades para poder entender lo que pasa, cuánto va a tardar en qué pase y por qué se hace, debido a una discapacidad intelectual asociada que a nivel cognitivo les dificulte la comprensión de la situación. Es por ello que resulta recomendable simplemente no exponerlos.

Aquí os doy algunas pautas sencillas a tener en cuenta si nos encontramos con alguien dentro de la familia, escuela o vecindario con autismo o discapacidad, con fobia a los ruidos fuertes o, en especial, a los fuegos artificiales. Para ello pondremos algunos ejemplos sencillos con otros elementos cotidianos para que podamos ver cómo aplicarlo a otras áreas.

- Anticipar con pictogramas o una imagen que se va a usar el “secador”.

- Planificar una actividad reforzante después del uso del elemento.

- Aumentar progresivamente el tiempo de exposición a cualquier tipo de “secador” como por ejemplo en un vestuario o en la peluquería.

- Dejar que el niño juegue con el aspirador, a ser posible realizar algunos juegos simbólicos con material educativo.

Junto a estas sugerencias podemos optar por seguir un programa de desensibilización sistemática, muy sugerido en este tipo de niños con hipo o hiper sensibilidades, y no olvidar nunca ponerse en manos de profesionales que nos puedan acompañar como familia. Todos tenemos derecho a que nos guste o no algunas cosas concretas, y que esto incluye a las personas con cualquier tipo de trastorno o discapacidad.