Alimentos que no deben tomar los niños con sobrepeso

Dieta no recomendada para niños con sobrepeso

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

Los padres debemos tomar conciencia y buscar lo que es la dieta más saludable y equilibrada para nuestros hijos. Lamentablemente, aunque la obesidad es un problema de salud muy serio, sus implicaciones no suelen observarse hasta la edad adulta, pero es en la infancia en el momento en que estos problemas comienzan a forjarse. Estos son los alimentos que no deben tomar los niños con sobrepeso.

5 tipos de alimentos no recomendados para niños con sobrepeso

Alimentos no recomendados para niños con sobrepeso

Los padres no debemos culpabilizarnos de los desórdenes alimenticios o de la obesidad en nuestros hijos, sin embargo, como las personas más cercanas y que más fácilmente pueden influir en los hábitos alimenticios y de vida de los pequeños, tenemos cierto control y debemos usarlo a nuestro favor, inculcando el ejercicio físico, el orden en las comidas y la dieta saludable como base de la educación de nuestros hijos.

Dicho esto, si estamos en la situación en que el problema de sobrepeso ya es evidente, debemos tomar medidas para que no se convierta en un problema crónico, o lo que es lo mismo, que no se convierta en obesidad. ¿Qué alimentos debemos eliminar de la dieta de un niño con sobrepeso?

  • Bebidas azucaradas. La mayor parte del azúcar que los niños consumen proviene de las bebidas: batidos, zumos, bebidas carbonatadas… todas aportan una cantidad de azúcar que, además de innecesaria -ya que son calorías vacías, que no aportan nada-, es muy poco saludable. Las únicas bebidas que debe incluir la dieta de un niño con sobrepeso son el agua y, con cautela, la leche.
  • Pan de molde. No es necesario eliminar el pan de la dieta del niño, pero si eliminar aquel que contiene añadidos indeseables, como grasas, y ese es el pan de molde. El pan más básico es el mejor para no añadir calorías extra, y mejor aún si es integral o con semillas.
  • Dulces y bollos. Lo mismo da que sean industriales que caseros, la bollería debe descartarse de la dieta del niño. Ocasionalmente, en fiestas o celebraciones, pueden consumirse, pero siempre con mesura.
  • Galletas y cereales de desayuno. Su contenido en azucares es muy elevado, y deben evitarse a toda costa. Existen opciones mucho más sanas para el desayuno de nuestros hijos, incluyendo la tradicional tostada con aceite o tomate, o cereales básicos, como los copos de avena, que con unos arándanos o unas fresas son un desayuno perfecto.
  • Fritos. Cualquier tipo de alimento, frito, es muy poco recomendable en la dieta del niño con sobrepeso. Croquetas, calamares, empanadillas o rebozados, si queremos incluirlos en su dieta, debemos encontrar otra manera de cocinarlos, como por ejemplo, en el horno.

Además de evitar estos alimentos, debemos controlar las porciones que nuestros hijos consumen y fomentar el ejercicio al aire libre, y es fácil que con un poco de control, el sobrepeso deje de ser un problema.