Manchas blancas en la piel de los niños en verano

Tratamientos específicos para este tipo de lesiones cutáneas infantiles

Carla Estrada

El verano es una estación que todos esperamos con ansias, pero la exposición al sol sobretodo en los bebés, puede producir innumerables lesiones cutáneas y entre ellas, hay unas lesiones o manchas blancas en la piel de los niños llamadas pitiriasis alba o dartros y la pitiriasis versicolor. 

Por qué se producen las manchas blancas en la piel de los niños en verano 

manchas blancas en la piel de los niños en verano

Pueden aparecer a cualquier edad, pero son más frecuentes en niños y adolescentes que lucen muy bronceados y son causa de consulta frecuente con el pediatra y hasta en las farmacias, lo cual no es lo más adecuado, ya que no se debe automedicar.

Qué son las pitiriasis alba o dartros
Son lesiones de piel, que se manifiestan como manchas rojas, escamosas y muy pruriginosas, que al curarse dejan manchas hipopigmentadas (blancas) muy tenues. Son de bordes mal definidos y tamaño irregular.

El origen de estas manchas aún no se conoce con precisión, muchos piensan que se trata de infecciones por hongos, pero en realidad no es así. Se han relacionado más que todo con la dermatitis atópica o producidas por una escasa hidratación de la piel, debido a la exposición al sol que deshidrata la misma y cuando la piel está muy bronceada, estas manchas blancas se hacen más visibles.

Son lesiones benignas, no cancerosas y tampoco contagiosas, considerándose más un problema estético que de salud. Se aprecian en edades comprendidas entre 3 y 16 años y cuando aparecen en la niñez, suelen desaparecer en la adolescencia. Estas manchas se localizan más frecuentemente en el rostro, pero también se pueden extender al cuello, los hombros, los brazos y también se pueden encontrar en las piernas.

¿Cuál debe ser el tratamiento de la pitiriasis alba?
Como la mayoría de estas manchas desaparecen solas, muchas veces se dejan sin tratamiento, pero hay casos en donde el prurito (picor) es intenso o la mancha es muy despigmentada (muy blanca), por lo que se acude al pediatra o dermatólogo en busca de tratamiento adecuado. Y como pediatra recomendaría el siguiente tratamiento para la pitiriasis alba:

- Cremas hidratantes de uso frecuente.

- Cremas con corticoides a baja concentración.

- Cremas no esteroideas, tipo elidel, sobretodo para mejorar el prurito.

- No automedicar.

- Y la prevención, que es lo más importante, el uso de protectores solares con factor de protección mayor de 50 y aplicado frecuentemente cada vez que el niño se bañe. Y el uso de ropa clara, delgada, con sombreros, gorros y estar bajo sombra el mayor tiempo posible.

Qué es la pitiriasis versicolor
Son lesiones de piel, producidas por el crecimiento y proliferación de un hongo llamado malassezzia furfur, que habita normalmente a nivel de la capa superficial y, por este motivo, no se considera una enfermedad de tipo infecciosa, o sea, que no es contagiosa.

Se caracteriza por manchas de tamaño irregular, que al principio lucen de color marrón claro, descamativas y que luego se transforman en unas manchas blancas que se notan sobretodo en las pieles bronceadas del verano.

La pitiriasis versicolor puede afectar a cualquier grupo etario, pero es más frecuente entre niños y adolescentes. Prefiere los ambientes cálidos y húmedos, por lo que durante el verano la proliferación de este hongo es muy frecuente. Las manchas se localizan sobretodo a nivel del tronco superior, cuello y brazos.

Cuando me llegan a la consulta pediátrica estos casos, por lo general los remito a un dermatólogo pediatra para su diagnóstico, el cual se basa en la clínica del paciente (características de las manchas) y en la observación al microscopio de imágenes características, llamada 'spaguettis and meat', procedentes de la descamación de las lesiones de piel.

Recomendaciones para tratar la pitiriasis versicolor
El tratamiento se basa en la aplicación tópica de cremas antifúngicas a nivel de las lesiones, durante unas 3 a 4 semanas. El tratamiento por vía oral puede considerarse cuando no hay una rápida mejoría de las lesiones o cuando hay recidivas, las cuales son frecuentes, ya que es un hongo que vive normalmente en la piel (comensal). Y para estos casos aconsejo: 

- Evitar mantener la piel húmeda, por lo que al salir de la playa o piscina secar bien la piel.

- Mantener la ropa seca.

- Hidratarse con suficientes líquidos, preferiblemente agua.

- Evitar la transpiración excesiva, resguardándose en lugares sombreados y frescos.

- No automedicarse.

Puedes leer más artículos similares a Manchas blancas en la piel de los niños en verano, en la categoría de Cuidados de la Piel en Guiainfantil.com.