La importancia de las siestas de los niños en verano 

Consejos para que las vacaciones no afecten al descanso del bebé

Olga Sesé
Olga Sesé Coach del sueño infantil

Con la llegada de las vacaciones (sobre todo las de verano), los padres nos preguntamos qué vamos a hacer con los horarios y rutinas de nuestros hijos que, en ocasiones, tanto nos ha costado establecer. Y así surgen dudas como '¿Tengo que mantener los mismos horarios de comidas?' o '¿Hay que respetar las siestas de los niños en verano?'. A continuación vamos a desvelarte el misterio y darte una pautas para que todo podáis disfrutar de este gran momento tan esperado por todos los miembros de la familia.

Siestas de los niños en verano, ¿sí o no?

importancia de las sietas

Es cierto que puede ser complicado seguir el mismo esquema de horarios y siestas cuando tenemos por delante un viaje o cuando hay programadas comidas con amigos o hay organizado un evento familiar, ¿verdad?

Dependiendo de la personalidad y el temperamento de tu hijo, puede que lleve bien que un día puntual nos saltemos las normas, pero es posible que ese día esté demasiado cansado y tenga una noche de sueño un poco dura, aunque también probablemente se vuelva a encarrilar todo al día siguiente. En cambio, a otros niños puede que les cueste un poco de tiempo más, unos días, volver a la normalidad.

Si tu hijo duerme siestas, ya sean 3, 2 o 1 en función de la edad que tenga, obviamente es necesario que las mantenga, ya que de lo contrario puedes encontrarte al final de la tarde con un peque sobrecansado e irritable, y difícilmente conciliará el sueño.

Consejos para que el niño se eche la siesta en verano

siesta en verano

Lo que sí podemos hacer de cara al verano sin que afecte mucho al descanso del bebé y, por tanto, al nuestro, es variar el lugar dónde las duerma, pero siempre intentando mantener los horarios. Lo más importante es que el pequeño duerma para que esté tranquilo. Pero no es el único consejo, ¡toma nota de las siguientes medidas que puedes adoptar! 

1. Si tu hijo está en un momento de transición de siestas, trata de cumplir con la rutina o programa la mayor cantidad de tiempo posible. Las primeras semanas en las que está 'configurando' su nuevo horario suelen ser las más importantes.

2. Si hace dos siestas y tienes que elegir entre una de las dos, opta por perder la siesta de la tarde y lo acuestas más temprano en el momento de ir a dormir por la noche. La siesta de la mañana normalmente crea el ambiente y el estado emocional de tu hijo para el resto del día. Un bebé cansado por la mañana, por lo general, puede estar irritable el resto del día y la noche.

3. Si tu hijo se duerme fácilmente en el coche, puedes hacer coincidir las horas de viaje con las horas de siesta.

4. Y si se duerme de vuelta por la noche, puedes pasarlo de la silla del coche directamente a su cama. Si se despierta, no lo trates como una siesta. Su cuerpo todavía esperará dormir, así que haz una pequeña rutina para acostarlo. Trata de mantener la habitación oscura mientras haces la rutina para que no se despierte y se desvele. 

5. Si no duerme la siesta en el coche, intenta conducir después de la primera siesta del día con el objetivo de comenzar bien y día y luego intenta una siesta cuando llegues al destino.

Disfrutad de las vacaciones, pasad tiempo al sol y al aire libre, y es que el sol es un buen aliado para el descanso de vuestros hijos.

** Todas estas recomendaciones son extraídas de los libros de los expertos en sueño infantil: Tracy Hogg, Elisabeth Pantley, Kim West, National Sleep Fundation y algunos más.

Puedes leer más artículos similares a La importancia de las siestas de los niños en verano , en la categoría de Sueño infantil en Guiainfantil.com.