Las frutas que producen más alergia

Melocotón, melón y kiwi son los alimentos que más alergia producen en los niños

El melocotón, el melón y el kiwi son los alimentos de origen vegetal que provocan más alergias en los niños. En concreto, cerca del 8 por ciento de los menores de 4 años y el 2 por ciento de los adultos, en España, sufre alguna reacción alérgica a estas frutas, según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEIC).

La alergia alimentaria y el polen

Niño come melocotón

Los expertos aseguran que la alergia a los alimentos es la causa más frecuente de asistencia por anafilaxia en los servicios de Urgencias de los hospitales. Provoca además una clara disminución de la calidad de vida del paciente y un incremento tanto de los gastos sanitarios como del absentismo laboral o escolar.

La alergia alimentaria está estrechamente ligada a la sensibilización a ciertos pólenes, ya que comparten alérgenos comunes. Es lo que se denomina reacción cruzada. Seis de cada diez alérgicos al polen pueden presentar síntomas secundarios tras la ingesta de alimentos asociados.

Nuevos tratamientos para superar la alergia alimentaria

Los alérgicos a alimentos de origen vegetal suelen tener un síndrome de alergia oral, con hinchazón de los labios y picor de garganta y oídos, aunque en algunos casos se pueden dar reacciones, que pueden derivar en un shock anafiláctico. Aunque durante años, el único tratamiento de la alergia alimentaria consistía en evitar el alimento causante de la reacción, actualmente es posible superarla gracias a los nuevos tratamientos de desensibilización, que se realizan en algunos hospitales, y que consisten en ofrecer al niño pequeñas dosis del alérgeno en cuestión, en este caso del alimento que le produce alergia, para que su organismo se vaya haciendo tolerante al mismo.

Este tratamiento está consiguiendo resultados positivos en el 90 por ciento de los niños tratados y, desde hace unos pocos años, se viene aplicando en un número creciente de centros hospitalarios españoles. Su aplicación es personalizada y debe llevarse a cabo por un equipo médico especializado.