Tabla de introducción de alimentos para bebés

Alimentación complementaria para el bebé mes a mes

Durante los primeros meses de vida, el único y más sano alimento que puede recibir el bebé es la leche materna. Pediatras y agencias sanitarias recomiendan que la lactancia se realice en exclusiva hasta los 6 meses de edad. 

A partir de ese momento, ya sea que el bebé haya sido alimentado con leche materna o de fórmula, llega el momento de iniciar la alimentación complementaria, siempre manteniendo el pecho para poder asegurar el mínimo diario en aquellos casos que las mamás quieran y puedan alargar la lactancia hasta el año o los dos años, tal y como recomienda la OMS.

Cuando se inicia la alimentación complementaria a los padres y madres les surgen un montón de dudas, preguntas y cuestiones que pueden quedar aclarados con esta tabla de introducción de alimentos para bebés que recoge la información aportada por la Asociación Española de Pediatría.

Calendario de introducción de alimentos para bebés 

Tabla de introducción de alimentos para bebés. Alimentación complementaria 

La tabla de introducción de alimentos para bebés nos indica que la alimentación complementaria puede iniciarse entre los 5 y 6 meses, según indique el pediatra, que además será quién indique el orden más adecuado para tu bebé.

En general y, si no hay otra complicación, los pediatras recomiendan comenzar con: 

- Papillas de cereales: ya sea mezclada con agua, leche materna o artificial. El bebé ha de comenzar tomando cereales sin glúten para después ir introduciendo en pequeñas cantidades cereales con gluten, ya sea en biberón o en una papilla. 

- Frutas: será también de los primeros alimentos que tomará el bebé, no importa tanto el tipo de fruta como que esté madura. Sí conviene evitar plátano o manzana si el bebé está estreñido. El bebé debe tomar a diario fruta.

- Carnes, pescados, verduras y hortalizas: conviene comenzar con pollo y pavo y dejar para más adelante cordero o ternera. El pescado siempre será blanco hasta el año, cuando introduciremos el pescado azul. No se debe ofrecer carne y pescado intentando que en un mismo día para evitar un exceso de proteínas.

- Legumbres: no conviene introducirlas hasta los 10 o 12 meses, y se recomienda comenzar por legumbres sin piel (pueden comprarse ya peladas)

- Huevo: no debe tomar huevo hasta los 8 o 9 meses y ha de tomar sólo la yema cocida en un primer momento para descartar posibles alergias.

- Yogur y quesos: ha de ser fabricado con leche de continuación o ser yogures con bífidus o lactobactilus.

Hasta el año el bebé puede realizar las siguientes tomas: papilla de cereales para desayunar, puré para comer, papilla de fruta para merendar y leche con cereales para cenar. La lactancia materna siempre que la madre quiera y pueda será prioritaria frente a las papillas de cereales. 

A partir del año de vida, los niños pueden tomar la misma alimentación que los padres evitando siempre bebidas azucaradas y frutos secos por riesgo de alergias y atragantamiento.