Papilla de kiwi, fresa y plátano

Receta fácil y consejos de cómo introducir las papillas a la alimentación del bebé

Vilma Medina

La variedad en la dieta de un bebé es importante porque, al igual que todos, se pueden aburrir de probar cada día los mismos sabores. Por eso es importante encontrar nuevas combinaciones de frutas, como esta papilla de kiwi, fresa y plátano.

A partir de los doce meses puede empezar a introducirse la fresa en la alimentación de los bebés, siempre que el pediatra lo recomiende y autorice, porque puede provocar alergias alimentarias.

Ingredientes:

  • 1 kiwi
  • 3 fresas
  • 1 plátano
  • 1 naranja
  • Consejos: puedes añadir una galleta sin gluten, desde cuando lo aconseje el pediatra

Cuando puedas incluye la fresa a sus comidas, porque es una de las que más gustan a los niños. Sigue el paso a paso de esta deliciosa receta de papilla:

Preparación de la papilla de kiwi, fresa y plátano 

1. Lavar la fruta, quitar las hojas de la fresa y pelar el kiwi, retirar bien las pepitas. Trocear ambos por la mitad.

2. Poner en un cazo el kiwi y las fresas, añadir un poco de agua y dejar que cuezan durante unos minutos para que las frutas se vaya ablandando.

3. Triturar las frutas con ayuda de la batidora. Pelar y trocear el plátano y añadirlo, seguir batiendo hasta que quede homogéneo. Para eliminar grumos y las pepitas de la fresa, pasar la papilla por un colador.

4. Exprimir la naranja e ir añadiendo el jugo para darle el sabor que se quiera, más o menos dulce. Si la papilla está demasiado líquida, se pueden triturar los gajos y añadir la pulpa, retirando bien las pepitas, o añadir una galleta sin gluten.

Te proponemos más recetas de papillas de frutas. Consulta otras recetas con fresas para niños.