La alimentación en el posparto

Alimentos más beneficiosos tras el parto

Carlota ReviriegoNutricionista

Es probable que la alimentación sea una de las últimas prioridades de la mujer durante las primeras semanas tras la maternidad, con todos los cambios que se han producido y se están aún asimilando. Ciertos alimentos pueden ayudar a mantener los niveles de energía apropiados para llevar a cabo las tareas de la recién estrenada mama, y también controlar los cambios de humor que el torrente hormonal puede causarle.

Por otra parte, un apropiado aporte de líquidos es primordial para disminuir la retención de líquidos que puede arrastrarse desde el final del embarazo, y ayudar a la madre a deshacerse de pequeños edemas que puedan haber aparecido. El alcohol y las bebidas con cafeína no ayudan en esta labor, así que conviene disminuir su ingesta o eliminarlas de la dieta. 

Qué alimentos son más recomendables en el posparto

Madre come con bebé al lado

- Alimentos ricos en Omega3: Algunos estudios recientes relacionan la ingesta de alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 con una menor incidencia en depresiones postparto. Aunque el mecanismo no está del todo claro, si está probado que los ácidos grasos omega 3 favorecen el correcto funcionamiento del cerebro, y esto podría, de algún modo, prevenir la depresión. El pescado y los frutos secos serán los principales aliados para garantizar el aporte de estos ácidos. Si, además, la madre esta amamantando a su bebe, el pescado y el marisco proporcionan un extra de yodo, el único micronutriente que puede ser necesario suplementar en las madres lactantes. Un puñado de frutos secos y una botellita de agua, se perfilan como un snack muy saludable para reponer fuerzas durante las tomas. 

- Los productos lácteos: La serotonina es un neurotransmisor implicado directamente en los cambios de humor y otros procesos emocionales que tienen lugar en el cerebro. Mantener unos niveles de serotonina suficientemente elevados en la reciente mama, puede disminuir la posibilidad de depresión postparto. Este aporte se consigue con alimentos como la leche y los productos lácteos, los carbohidratos de absorción lenta y algunos alimentos de origen animal, en general, carne, pescado y pollo. Además, estos últimos favorecen también un buen aporte de proteínas, que es muy importante para la madre lactante, ya que las necesidades nutricionales de la mujer, en términos de proteínas, se ven incrementadas durante el periodo de lactancia. 

- Alimentos ricos en hierro: Por otra parte, y dada la pérdida de sangre durante el parto, y más aún si se ha producido una cesárea, es recomendable consumir alimentos ricos en hierro durante las primeras semanas. La carne roja facilita el hierro de mejor calidad para el organismo, mientras que en la opción vegetariana, las legumbres y las verduras de hoja verde serán la mejor opción. No conviene olvidar que,  acompañar estos alimentos de origen vegetal de algún alimento rico en vitamina C, como la naranja, facilita la absorción del hierro.

Otras recomendaciones de alimentación en el posparto

Mantener el nivel de azúcar en sangre debe hacerse mediante carbohidratos de absorción lenta, como el arroz o los cereales, preferiblemente integrales, ya que aportan una mayor dosis de vitaminas, por lo que se incrementa su valor nutricional con respecto al producto refinado. Los carbohidratos de absorción lenta ayudan a controlar la ingesta calórica proporcionando energía que se ira liberando lentamente. 

Sin embargo, resulta frecuente la necesidad o el deseo por consumir dulces, poco saludables y generalmente más calóricos. En estas situaciones, una onza de chocolate, preferiblemente negro, puede resultar hasta beneficiosa, ya que además de aplacar esa necesidad de dulce, disminuye la ansiedad que podría producir la negación, aumentando así los niveles de serotonina. 

Dentro de los carbohidratos de absorción rápida, las frutas son la mejor opción, aunque ocasionalmente puede intercambiarse por un zumo de fruta.