Los niños y el Día Mundial del Agua

Año Internacional de la cooperación en la esfera del agua

El Día Mundial del Agua en el año 2015 pretende llamar la atención internacional sobre el agua y el desarrollo sostenible. Y es que los recursos hídricos, y la gama de servicios que prestan, juegan un papel clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental.

Según la ONU, "El agua propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida de miles de millones de personas, al incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, la salud humana y al medio ambiente."

Día Mundial del Agua se celebra el 22 de marzo

Los niños y el Dia Mundial del Agua

Esta misma fuente indica que hoy en día hay 7.000 millones de personas que alimentar en el planeta y se prevé que habrá otros 2.000  millones para el año 2050. Las estadísticas indican que todas las personas beben de 2 a 4 litros de agua a diario, y sin embargo, la mayor parte del agua que bebemos está incorporada en los alimentos que consumimos: producir 1 kilo de carne de vacuno, por ejemplo, consume 15.000 litros de agua, y 1 kilo de trigo se bebe 1.500 litros.

De este modo, desde ahora hasta el 2050, el agua dulce del mundo va a tener que mantener los sistemas agrícolas que servirán para alimentar y proporcionar un medio de vida a 2.700 millones de personas más. Hay que tener en cuenta que producir el alimento diario de una persona supone entre 2.000 y 5.000 litros de agua. También hay que considerar, según la UNESCO, que la irrigación aumenta la productividad de las cosechas entre un 100 y un 400 por ciento.

Los cambios en la dieta, tendentes a un mayor consumo de carne en los países desarrollados, influyen también en el consumo de agua para la alimentación. Así, mientras que para producir 1 kg de grano se pueden consumir entre 500 y 3.000 litros de agua, para producir 1 kg de carne de ganado alimentado con grano puede llegar a consumirse hasta 15.000 litros.

¿Cómo ahorrar agua con los niños?

En todas las etapas de la cadena de suministro, desde los productores hasta los consumidores, es posible tomar medidas para ahorrar agua y asegurar que haya alimentos para todos. Educar a los niños para ahorrar agua en el día a día es fundamental, sobre todo, en periodos de sequía. Para garantizar el acceso a alimentos nutritivos para todos, es preciso que nos concienciemos uno a uno de la exigencia de una serie de medidas a las que todos, niños y adultos, podemos contribuir:

1. Consumir productos que hagan un uso menos intensivo de agua
2. Reducir el escandaloso desperdicio de alimentos; nunca se consume el 30% de los alimentos producidos en todo el mundo y el agua utilizada para producirlos se pierde definitivamente
3. Producir más alimentos, de mejor calidad, con menos agua
4. Llevar una alimentación saludable